México, ‘atrapado’ por el efecto crisis

La CEPAL señala que el país aún no alcanza los niveles de empleo que había antes de la crisis; en América Latina, Brasil fue la nación que más plazas laborales tuvo este año, con 740,000.
moneda recuperacion economia grafica divisa mundo  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A pesar de que México ha tenido una recuperación del empleo en 2010, "aún no logra alcanzar los niveles que se registraron previo a la crisis", aseguró Alicia Bárcena, secretara ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Al hacer un balance preliminar de las economías de la región Latinoamérica (LA) y Caribe, dijo que "en México el impacto de la crisis no fue tan fuerte, pero la recuperación ha sido más pausada dada la relación estrecha con la economía de Estados Unidos (EU)"

Puntualizó que en la región de Latinoamérica y el Caribe se observó una disminución en la tasa de desempleo al pasar de 8.2% en 2009, a 7.6% en 2010, lo cual se debe a la reactivación económica y las políticas anticíclicas orientadas ha conservar el empleo.

El país que lideró la generación de nuevas fuentes de trabajo fue Brasil, con cerca de 740,000 empleos. 

Destacó que en 2010 la economía mexicana registró una importante recuperación, considerando la caída que tuvo en 2009 que"nosotros estimamos en 6.9% aún cuando el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) marca un 6.1%". Este año, México crecerá 5.3%, y 3.5% para 2011.

Las perspectivas del empleo para 2011 se ven afectadas por la incertidumbre que implica el contexto de la economía global para el desempeño económico de la región "en vista de la reducción de la tasa de crecimiento proyectada para este año, se estima que la generación de empleo se desacelerará moderadamente y se ubicará en el rango de 7.1 a 7.3% en la región". 

"Hay un crecimiento en la manufactura, comercio, transporte, entre otros sectores que explican la recuperación en este año, pero la actividad económica no ha logrado alcanzar el nivel que tenía antes de la debacle, sobretodo en las remesas", añadió.

Bárcena, dijo que hay aires de recuperación en México, como la inversión extranjera directa (IED), que para 2011 estimó llegará a 11,900 millones de dólares (mdd), mientras que de enero a septiembre de 2010 la estimó en 14,400 mdd, es mucho mejor a la de 2009 pero aún no llega a los niveles precrisis, de 20,000 mdd. 

"Dada la gran relación que existe con el sector manufacturero de EU, la desaceleración económica en México se da casi de manera paralela a la de su principal socio comercial; sin embargo, continuará en expansión y hay una serie de inversiones interesantes de empresas que adquieren activos mexicanos como fue el caso de la cerveceraHeineken y su compra de FEMSA Cerveza."

Por otra parte, la secretaria ejecutiva de la CEPAL sostuvo que a pesar del crecimiento de los ingresos tributarios no petroleros, como resultado de la mayor actividad económica y de la reforma fiscal se observa una caída, en México, de poco más de 2 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) en los ingresos fiscales totales, como resultado de una retracción considerable de los ingresos no tributarios en 2010.   

Tras el deterioro fiscal observado en 2009, los países de la región lentamente están recomponiendo su espacio fiscal, pero para aumentarlo deberán aplicar tareas que serán diferentes en cada país, dependiendo de su situación macroeconómica, la elasticidad producto y precio de los ingresos fiscales y las reformas implementadas, en el caso de México, deberá centrar su esfuerzo en incrementar el ingreso fiscal, comentó Alicia Bárcena.  

Economías golpeadas por fuerzas naturales

En 2010, la región de América Latina y el Caribe enfrentó 98 desastres naturales, dejando 223,000 muertos y pérdidas por 49,400 mdd, aseveró Alicia Bárcena. 

"Los países más afectados por esta situación en AL y el Caribe fueron Chile, Haití, México, Brasil, Guatemala y Colombia. A pesar de estas vicisitudes, la región tuvo un crecimiento importante con un factor de gran relevancia ya que se impulsó una mejoría en la generación de empleos", agregó.

Precisó que los desastres naturales de tipo geofísico (terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas), causaron el mayor número de muertes y arrojaron costos financieros elevados, sin embargo, el mayor número de eventos fue de origen climático (tormentas tropicales e inundaciones de gran magnitud en amplios territorios que cubren desde México hasta America del Sur), los cuales sumaron 79 desastres, generando 1,380 muertes con un impacto económico de 9,840 mdd. 

En los casi 12 meses se registraron 6 eventos de tipo geofísico cuyo impacto monetario fue de 38,783 mdd los cuales se añadieron unos 13 desastres de tipo epidemiológicos.  

Ahora ve
La vida y la muerte de la princesa Diana sacudieron a la realeza británica
No te pierdas
×