La batalla contra lavado, un reto mayor

Un indicador es que el mercado de la cocaína en EU no se ha afectado, dice investigador del CIDE; programas contra lavado de dinero van en sentido correcto, falta coordinación interinstitucional.
droga narco lavado dinero cocaina polvo blanco  (Foto: Photos to go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las restricciones para evitar la entrada de dólares a México procedentes de actividades ilícitas, no están funcionando como se esperaba, consideró Juan Salgado, profesor de la División de Estudios Jurídicos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

"En el momento en que veamos que está subiendo el precio de la cocaína en las calles de Estados Unidos, significa que estamos teniendo acciones contundentes contra la delincuencia organizada en México", aseguró el también director del Programa de Estudios de Seguridad Pública y Estado de Derecho (PESED) del CIDE.

La Asociación de Bancos de México (ABM) informó que el monto de los depósitos con dólares en efectivo en cuentas bancarias de las empresas cayó 57.3% comoconsecuencia de las restricciones que aplican desde junio pasadopara evitar la entrada de dólares procedentes de actividades ilícitas.

El presidente del organismo, Ignacio Deschamps, precisó que antes de la medida las empresas depositaban, en promedio, 200 millones de dólares (mdd) en efectivo en sus cuentas bancarias a la semana. En noviembre pasado el promedio semanal fue de 86 mdd.

Salgado Ibarra dijo que si las restricciones para evitar la entrada de dólares "estuviera teniendo un efecto serio en la delincuencia organizada, veríamos un incremento en el precio de la cocaína porque es un negocio, hay un mercado, y en el momento en que ellos (narcotraficantes) vean afectados sus insumos van a tener que aumentar el precio, pero si éste no sube es que algo no está funcionando".

Actualmente, el precio de la cocaína en calles de EU se ha mantenido con variaciones muy pequeñas, que son cambios de oferta y demanda y "no tienen que ver con un problema de mercado,  que es inelástico; en ese sentido, se reflejaría muy inmediatamente".

En este momento, los indicadores son el decomiso de drogas y atrapar, o matar, a capos de la delincuencia organizada y "si esto no está incidiendo en aumentar el precio de la cocaína significa que ellos lo asumen como costo de oportunidad y no está afectando seriamente el mercado. Si vemos que sube el precio, entonces significa que estas acciones están teniendo un efecto contundente y esto va aunado a los dólares".

No obstante, destacó que los  programas para combatir el lavado de dinero, que está implementando la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP), van en el sentido correcto, pero falta coordinación interinstitucional.

"Hace falta ver qué va a sacar el Legislativo de la iniciativa contra el lavado de dinero que presentó en septiembre el Presidente, pero creo que más que eso necesitamos un programa de inteligencia financiera que es un aspecto mucho más integral que tiene que ver con la prevención del uso de recursos en instituciones legales".

Consideró que para cortar el brazo financiero al crimen organizado, es necesario que efectivamente exista una coordinación entre la Secretaria de Seguridad Pública con la SHCP. "Se tiene que generar un sistema de inteligencia civil que permita que todas estas transacciones financieras se puedan identificar ‘focos rojos', de dónde se está lavando todo este dinero.

Y por organizaciones o inteligencia civil "me refiero al Ejecutivo Federal y a las instituciones judiciales, que ya una vez que se tenga la información que llegue al poder judicial y se procese. A esta iniciativa de lavado de dinero le falta una instancia coordinadora.  Por ejemplo, en Holanda hay una unidad que funciona principalmente para terrorismo, porque tienen otros problemas, pero es una unidad tripartita que funciona con banqueros y funcionarios de la iniciativa privada, funcionarios del gobierno y a policías" en esta misma unidad.

Lo que permite es coordinar estas instancias de tal manera que certifican a las empresas y a las instituciones bancarias periódicamente, y tiene credibilidad porque están todas las partes: banqueros, policías y agentes del Gobierno. "Esto podría ayudar a destrabar un poco esto, una instancia tripartita que pudiera ayudar y que legitimara un proceso institucional".

El catedrático del CIDE comentó que ante una situación como la que vive México, "creo que se tardó demasiado en reaccionar.La reacción inicial estuvo muy relacionada a combatir a los narcotraficantes, una cacería de narcotraficantes".

Sin embargo, el especialista en temas relacionados con la delincuencia, consideró que se debe trabajar más en la inteligencia financiera, en materia de lavado de dinero y que exista mayor coordinación entre la Unidad que ve las operaciones de lavado de dinero de la Secretaria de Hacienda con la Secretaria de Seguridad Pública Federal.

"En el momento en que comencemos a ver que se judicialicen casos por lavado de dinero, en el que se responsabilice a empresarios, a banqueros, a funcionarios públicos por permitir este tipo de operaciones ilícitas se estará avanzando. La literatura internacional lo dice muy claramente que este nivel de delincuencia organizada que tenemos en México funcione sin colaboración de empresarios, sin colaboración de funcionarios públicos y creo que ahí es donde hay muy poca responsabilidad todavía".

Sobre la violencia, el académico mencionó quesí hay un impacto en el PIB,sobre todo en turismo, en sectores económicos que están muy alineados con la incidencia delictiva, aunque reconoció que es difícil establecer caída del crecimiento económico e incremento en la violencia, porque es multifactorial la incidencia delictiva.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Creo que ya hay suficientes diagnósticos sobre los puntos en los que debemos actuar. Lo que se necesita ahora es priorizar los recursos hacia prevención del delito y hay dos tipos de prevención: situacional y la social. La primera nos lleva a identificar factores de riesgo y tener claridad sobre cuáles son estos factores e inhibir la violencia y la conducta delictiva en cada uno de ellos".

"La prevención social es lo que conocemos como programas de desarrollo, que tienen un periodo mucho más largo de implementación para evitar que haya situaciones de falta de oportunidades y de exclusión que inciden en la conducta delictiva".

Ahora ve
Donald Trump otorga su primer perdón presidencial… a un pavo
No te pierdas
×