La guerra por el gasto en EU

Estados Unidos busca medidas importantes para reducir su déficit fiscal en los próximos años; la lucha incluye buscar elevar el límite de deuda de 14.294 billones de dólares.
obama  (Foto: AP)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

Quizás nos convenga comprar una aspiradora nueva, porque se soltará mucho polvo fiscal cuando el 112º Congreso comience a trabajar el miércoles. Una serie de polémicos asuntos fiscales y de gastos forman parte de los archivos, y grupos dentro de ambos partidos están listos para luchar.

La lucha por el gasto podría tomar fuerza en marzo, cuando caduque el financiamiento temporal por parte del Gobierno y cuando la carga de la deuda de Estados Unidos esté muy cerca de superar el límite legal de deuda. 

Los presupuestos 2011 y 2012 

El presidente Barack Obama dijo que anticipa "fuertes luchas en el futuro" y prometió que su propuesta presupuestal para el año fiscal 2012 implicaría un reto para los legisladores que "hablan de déficits y deuda", pues él los "pondrá en evidencia". 

Obama podría hablar de su propuesta en su discurso del Estado de la Unión antes de presentarla ante el Congreso alrededor del 14 de febrero.

Pero los expertos en políticas fiscales que contactó CNNMoney no esperan que el presidente liquide sus acciones con sus propuestas de reducción de déficit, sino que predicen que pedirá una reforma general de ayuda social, pero ofrecerá pocas especificaciones para atender los mayores generadores de deuda a largo plazo: costos del cuidado a la salud yel envejecimiento de la generación del baby boom.

También creen que propondrá algunas medidas importantes para la reducción del déficit, pero éstas serán modestas, como un congelamiento de varios años en el gasto discrecional, que representa un tercio del presupuesto federal.

"Espero que su propuesta haga más por controlar los déficits presupuestales futuros. No estoy seguro si eso constituirá el ponerlos en evidencia", dijo Donald Marron, ex director de la Oficina Presupuestal del Congreso. 

¿Qué hay de ti, Congreso?

Incluso si las propuestas presupuestales del presidente sorprenden positivamente a los halcones del déficit, no hay garantía de que el Congreso las vaya a adoptar, o que incluso vaya a aprobar un presupuesto para el año fiscal 2012.

Vean el año fiscal 2011, que comenzó hace tres meses.

Sin lograr estar de acuerdo en un presupuesto para un año entero, el Congreso aprobó cuatro medidas para frenar brechas y así mantener al gobierno financiado temporalmente. La cuarta caduca el 4 de marzo.

Esto significa que además de descifrar lo que quieren para el presupuesto en 2012, los legisladores quemarán tiempo y energía legislativa descifrando qué tipo de plan de gasto quieren para los siete meses restantes del año fiscal 2011.

La promesa republicana 

Los republicanos prometieron recortar el gasto federal a los niveles de 2008, pero aún no han dicho cómo planean hacerlo.

Los expertos en presupuesto dijeron a CNNMoney que dudan que los republicanos logren ese objetivo.

"Ni siquiera estoy seguro de que sepan qué quieren decir con eso", dijo Robert Bixby, director ejecutivo de la Coalición Concord, un grupo de vigilancia del déficit. "Necesitaremos mirar muy de cerca las letras chiquitas para ver si la retórica tiene fundamentos".

Incluso si los republicanos logran aprobar una propuesta de ley que regrese el gasto a los niveles de 2008, dada la frágil recuperación económica algunos expertos de presupuesto dudan que el presidente firme recortes tan pronunciados si estos entran en vigor de inmediato.

El límite de la deuda 

Quizás lo que se incube en la lucha presupuestal será el voto por elevarel límite de deuda de Estados Unidos, que actualmente es de 14.294 billones de dólares.La última vez que se elevó fue en febrero de 2010.

Si se supera el límite, el país entraría efectivamente en una moratoria, lo que afectaría los bonos, el dólar y los portafolios de los acreedores.

Los legisladores fiscalmente conservadores podrían aprovechar la oportunidad del próximo voto por el límite de la deuda para exigir recortes en el gasto a cambio de su apoyo.

Los expertos en presupuesto contactados por CNNMoney estaban divididos por qué tan "significativos" serían los recortes de gasto en las retribuciones. Muchos creen que un acuerdo incluiría reformas de procesos presupuestales junto con límites en el gasto discrecional o un congelamiento en el gasto.

A otros les preocupa que el malestar público por este asunto pueda espantar a los mercados.

"Creo que el debate sobre el límite de la deuda será una guerra declarada", dijo Len Burman, profesor de la Facultad Maxwell en la Universidad Syracuse. 

Reforma fiscal y reducción de deuda 

Ninguno de los expertos contactados por CNNMoney espera una revisión del código de impuestos por ingresos federal en 2011, pues creen que la promulgación será más probable en 2013.

Pero todos esperan que se debata una revisión fiscal en 2011, dado que el presidente, la comisión de deuda del presidente, el presidente de la Reserva Federal, un grupo bipartidista de 18 senadores y el nuevo presidente del comité de redacción fiscal de la Cámara lo han estado pidiendo.

Los defensores de la reforma fiscal parecen estar de acuerdo en que las tasas de ingresos podrían reducirse sustancialmente si los cientos de exenciones fiscales en el código se racionalizan. Algunas podrían reducirse en valor y muchas podrían eliminarse por completo. 

Los defensores discutirán sobre qué tan bajas deberían ser esas tasas, qué exenciones fiscales deberían ser corregidas o eliminadas, y si las reformas fiscales deberían pretender recaudar más ingresos que el sistema actual o si deberían conservar la misma cantidad.

El grupo bipartidista de senadores que pide una reforma fiscal quiere que sea parte de un paquete de reducción de deuda comprehensivo. Quieren que el Senado apruebe dicho paquete a finales de 2011. Los líderes del grupo dijeron que propondrán el plan de la comisión de deuda como legislación para dar inicio a las conversaciones. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mientras tanto, en la Cámara, el presidente entrante del Comité de Presupuesto, Paul Ryan, fue miembro de esa comisión, pero votó en contra del plan. Aún así, dijo que planea incorporar el 85% del plan en el presupuesto 2012 que propuso su comité.

El primer round de la pelea comienza el 5 de enero.

Ahora ve
Trump quiere un muro con paneles solares en la frontera con México
No te pierdas
ç
×