¿Allen Stanford finge una enfermedad?

Dos psiquiatras argumentan que el acusado no puede afrontar su juicio por un fraude de 7,000 mdd; los fiscales dicen que el financiero podría simular un padecimiento mental para retrasar su proceso.
STANFORD INCAPACITADO APRA ENFRENTAR JUICIO  (Foto: CNN)
HOUSTON (AP) -

El ex financiero texano R. Allen Stanford, quien debía enfrentar un juicio a finales de este mes, carece de las facultades mentales que lo harían competente para ser procesado, testificaron el jueves dos psiquiatras. Los psiquiatras testificaron sobre sus conclusiones durante una audiencia en una corte federal donde se analiza si se debe posponer el inicio del proceso de Stanford agendado para el 24 de enero.

Stanford está acusado de estafa por 7,000 millones de dólares a los inversionistas de su grupo financiero, mediante un gigantesco esquema de "pirámide".

Los abogados del acusado dicen que su cliente no es capaz de ayudarlos a preparar el juicio debido auna lesión cerebral sufrida durante una pelea en la cárcel en septiembre del 2009y porque los medicamentos que está tomando para tratar su depresión lo tienen adormecido y fuera de concentración, deteriorando su lucidez.

Los fiscales sugirieron que el financiero podría estar fingiendo una enfermedad mental para salir de prisión estando pendiente su juicio. El acusado ha estado encarcelado desde que se le abrió proceso en junio del 2009 y ha intentado varias veces, sin éxito, obtener su libertad bajo fianza.

Los abogados de Stanford han pedido posponer el inicio del juicio al menos dos años. La fiscalía está dispuesta a un retraso, pero señaló que este período es un plazo excesivo.

Durante la audiencia, los psiquiatras Víctor Scarano y Steven Rosenblatt dijeron al juez federal de distrito David Hittner que el acusado sufre una depresión aguda, pero que es medicado excesivamente con antidepresivos y ansiolíticos para tratar su enfermedad. Agregaron que los medicamentos y la lesión cerebral hacen que el detenido sea incompetente para enfrentar un juicio.

"De ninguna manera es capaz de trabajar de una manera racional para ayudar a sus asesores jurídicos", dijo Scarano, quien fue contratado por la defensa. Rosenblatt, designado por los fiscales para evaluar al detenido, estuvo de acuerdo con tal conclusión.

R. Allen y tres ex ejecutivos de su ahora desaparecido Stanford Financial Group, con sede en Houston, están acusados de organizar unsistema colosal de fraude tipo piramidal, al asesorar a clientes de 113 paísespara que invirtieran un total de más de 7,000 millones de dólares en certificados de depósito del Stanford International Bank en la isla caribeña de Antigua, prometiéndoles ganancias enormes.

Además de operar en Estados Unidos, el Stanford Financial Group, con sede en Antigua y ahora desaparecido, operó sucursalesen varias naciones como Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela.

 

Ahora ve
Ildefonso Guajardo habló de los puntos álgidos de la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×