Obama y Jintao, a debate económico

Los mandatarios de EU y China se reúnen la semana próxima para lograr acuerdos en materia económica; el superávit comercial de China, los bonos del Tesoro y el valor del yuan serían los temas a...
OBAMA HU  (Foto: CNN)
Paul R. La Monica

Ahora que el superávit comercial de China se ha reducido a 13,100 millones de dólares frente a Estados Unidos, ¿crees que lospresidentesHu JintaoyBarack Obamaconversarán sobre temas más banales en la próxima reunión que tendrán en la Casa Blanca?  No exactamente. Elenorme superávit comercial,y el hecho de que EU sigue considerando que la divisa china se mantiene artificialmente baja, seguramente dominarán las conversaciones entre ambos mandatarios el 19 de enero. 

Obama podría señalar, con toda razón, que los fabricantes estadounidenses están en injusta desventaja competitiva frente a China en la medida en que el yuan no se negocie libremente. Un yuan depreciado hace que los bienes exportados por el país asiático sean más baratos. 

Pero a su vez, Hu podría replicar que el crecimiento económico de China está ralentizándose y que la brecha comercial ya no es tan significativa. El mandatario podría apuntar, con ironía, que el programa de compra de activos implementado porla Reserva Federal estadounidense (Fed)tampoco contribuye a la apreciación del dólar a largo plazo.

Con eso en mente, los expertos no creen que el panorama cambie en un futuro cercano. Incluso el presidente de la Fed de Dallas, Richard Fisher, me comentó que dudaba que China actuara para permitir que el yuan fluctuara con mayor libertad. 

Fisher, quien vivió en China siendo funcionario de las administraciones de Carter y de Clinton, dijo que el Gobierno de Pekín en el fondo aún no confía plenamente en EU y no quiere someterse a las demandas del extranjero. "No quieren ser embaucados. China se tomará su tiempo para dejar que su moneda se aprecie. No cederán a menos de que sea para aliviar presiones políticas", indicó.

Esa opinión es compartida por otros. Y preocupa, dado que EU todavía lucha contra una alta tasa de desempleo a la vez que crece el temor de que el país norteamericano se quede rezagado ante los mercados emergentes en la carrera económica global.   

Jeffrey Bergstrand, profesor de finanzas en la Universidad de Notre Dame, advierte que la reducción del superávit comercial de China no es necesariamente el inicio de una tendencia. Para el académico, China ha tomado algunas medidas para permitir que el yuan se negocie con más libertad pero aún debería hacer más para ajustar el tipo de cambio, el valor de la divisa debería subir entre 5 y 10% al año. 

"En el futuro cercano el yuan seguirá depreciado y eso es más problemático para EU que para China. Estamos en una coyuntura histórica donde el poder económico está cambiando hacia los mercados en desarrollo", indica Bergstrand.

Es verdad, por ello resultará interesante ver qué postura tomará Obama y su administración con respecto a China. Lo que es cierto también es que EU ha de ser cauteloso sobre las relaciones económicas con China. Pese a la molestia que provoca la depreciación del yuan, Obama y Geithner harían mal en irritar demasiado al gigante asiático. No pueden ignorar que China es el principal acreedor extranjero de EU. De acuerdo al Departamento del Tesoro, para octubre de 2010 China poseía 906,800 millones de dólares en títulos de deuda estadounidense.

El Tesoro divulgará los últimos datos sobre inversión extranjera el 18 de enero, un día antes de la visita del presidente Hu a la Casa Blanca. Hay que estar atentos a esa cifra, pues será la oportunidad para ver cómo reaccionó China ante el anuncio oficial de la compra de activos por parte de la Fed (la llamada QE2 o segunda ronda de flexibilización cuantitativa).

Desde luego, China no estará encantada con el hecho de que la compra de activos amenacecon devaluar sus bonos del Tesoro.Pero hasta ahora no ha decidido deshacerse de esos títulos como forma de protesta. Tampoco hay muchas opciones atractivas; como apunta Milton Ezrati, economista de la firma de inversión Lord Abbet, China quizás no tenga más alternativa que seguir invirtiendo en deuda estadounidense mientras el yuan siga barato frente al dólar y mientras la crisis de deuda europea no se disipe.  

Pero si los datos sobre inversión extranjera muestran que China ha reducido de forma importante su participación de bonos del Tesoro, entonces Hu podría estar mejor posicionado que Obama en cualquier conversación sobre manipulación de divisas y comercio. 

"Washington está resuelto a presionar a China sobre el yuan. Obama tiene que mencionar el asunto, pero posiblemente la administración tenga que suavizar un poco su retórica", anticipa Ezrati.

 

 

Ahora ve
Trump busca reforzar el cerco económico a Corea del Norte con nuevas sanciones
No te pierdas
×