El panorama para bonos, incierto en 2011

A pesar de la apreciación del peso las tasas de los bonos van en aumento, dicen economistas; esto refleja un cambio en las expectativas del mercado: mayor crecimiento y más inflación, agregan.
Maíz, elote, alimentos, grano, cosecha, cultivo, campo  (Foto: Photos to go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El retorno de laspreocupaciones inflacionariasen muchos de los bancos centrales del mundo está cambiando las perspectivas para las tasas de interés, y el panorama para los bonos mexicanos en 2011 es incierto, coinciden economistas de grupos financieros.

A pesar de la apreciación que sigue mostrando elpeso respecto al dólar, que ayer lunes finalizó en 12.007uno de sus niveles más bajos de los dos últimos años, no se ha reflejado en una  reducción de los rendimientos de los bonos, dice Manuel Galván, economista de MetAnálisis.

Por el contrario, prácticamente toda la curva registró alzas lo que se hizo más evidentes en los plazos más cortos al subir siete puntos base en promedio, mientras que en los plazos más largos el incremento fue de cinco puntos base en promedio.

Esta alza puede estar reflejando un cambio en las expectativas del mercado, tanto del crecimiento económico a niveles de 4.5%, contra 3.5% que esperaba el consenso en la última encuesta del Banco de México (Banxico) y, por consecuencia, implicaría más presiones inflacionarias y una alza en las tasas de interés, destaca en su reporte semanal.

El panorama en 2011 para los bonos mexicanos es incierto, resalta Erick Urtuzuástegui, economista en jefe de Prognosis Consultores. Por el lado constructivo, la tasa de referencia seguirá anclada y los flujos de inversión de carry trade (especulación con divisas a través de tasas de interés) se mantendrán.

Por el lado negativo, se esperan tasas en EU superiores a las registradas en 2010 y que aumenten las expectativas de inflación de mediano plazo. El rango de operación del bono M24 en 2011 podría ubicarse entre 6.50% y 8.50% y proyecta un rendimiento promedio en el año de 7.40%, superior al del 2010.

"No estamos constructivos para el mercado de deuda, porque cambió el entorno, sólo para estrategias defensivas  en la parte de largo plazo. Hay una fuente de presión considerable con los commodities en alimentos, que hace prever que compañías relacionadas con este sector suban precios, pero en la inflación ayudaría laestabilidad del peso. Aunque no vemos un aumento inminente en la tasa de referencia, la probabilidad de que Banxico suba antes de lo pensado (inicios o mediados de 2012) se incrementa", indica.

Se prevé que la inflación no sea tan positiva en México, sobre todo porque puede haber presiones por el lado de commodities por parte de extranjeros y, por otro, se espera que tanto en EU como en México se empiece abandonar, -hacia finales de 2011 o inicios de 2012-, la laxitud monetaria y estos elementos le estarían poniendo pisos fuertes a los bonos, agrega Eduardo Ávila, subdirector de Análisis Económico de Monex Grupo Financiero.

"Sin embargo, muy buena parte  de 2011 vamos a ver que el exceso de liquidez pueden beneficiar a los instrumentos de riesgo como los bonos. La primera parte del año puede ser benéfica para los bonos, pero de cara hacia el cierre pueden empezar las presiones sobre la parte alta de la curva y estaría generando algunas pérdidas".

A pesar del fortalecimiento del peso y del riesgo país estable, la entrada de inversión extranjera a México se ha moderado y es normal porque desde la inclusión de losbonos al índice de Citi (WGBI)la participación de los extranjeros se ha estancado.

"Las tasas siguen teniendo buena perspectiva de mediano plazo, pero de corto plazo no, están teniendo un piso bastante fuerte sobre todo porque el bono de EU está muy estable, al parece en 3.30%, y como las tasas en ese país no están bajando, el apetito por riesgo por parte de extranjeros todavía no se detona de manera suficiente en México", resalta Ávila.

Cada vez se hace más probable el abandono de las posturas monetarias hiper-expansivas durante el presente año, generándose aumentos en las tasas, subraya Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank.

Aunado a ello, los riesgos de que estalle unacrisis de deuda públicaen alguno de los países con una postura fiscal débil se traducirían en una presión adicional sobre las tasas de interés, lo que limitaría las posibilidades de crecimiento de estos países y generaría una tensión adicional sobre el sistema financiero occidental. El potencial para que se genere volatilidad alta en los mercados financieros internacionales parece elevado, menciona en su reporte semanal.

Para México, las perspectivas también están cambiando. Las cifras recientes deactividad económicasugieren un mayor dinamismo en la producción y una mayor fortaleza en la demanda interna. El tipo de cambio se anticipa más estable y la inflación seguramente se verá afectada por las presiones de los aumentos en los precios internacionales de los alimentos, energéticos y "commodities", pero no se contempla, por lo pronto, un brote inflacionario suficientemente fuerte como para cambiar la postura monetaria.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mientras, un reporte de Banamex apunta que para la primera reunión de política monetaria de 2011, por el lado de la inflación se espera que Banxico otorgue más importancia a los riesgos latentes sobre la inflación derivados de los precios internacionales de los commodities.

Así, aunque Banxico podría adoptar un tono de mayores preocupaciones por los riesgos inflacionarios, no prevén cambios significativos en su postura de cautela.

Ahora ve
Raúl Cervantes renuncia al puesto de procurador General de la República
No te pierdas
×