Obama y Jintao, a debate económico

EU y China anunciaron acuerdos de exportación por 45,000 millones de dólares; las divisas y el comercio son parte de los temas que ambos mandatarios discuten en su reunión.
Hu y Obama  (Foto: CNN)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo chino, Hu Jintao, se comprometieron este miércoles a trabajar para hallar un terreno común, luego de que ambos países anunciaran acuerdos de exportación por 45,000 millones de dólares.

Con el fin de exhibir los beneficios de las relaciones económicas, ambos países alcanzaron acuerdos sobre exportaciones que incluyen la compra de China de 200 aviones Boeing, dijo un alto funcionario estadounidense poco antes de que partiera la cumbre.

Barack Obama, recibió este miércoles a su homólogo chino, Hu Jintao, en medio de la pompa de una visita de estado formal en la que discutirán temas complejos como los desequilibrios económicos bilaterales.

Después de un año de tensiones entre la mayor superpotencia del mundo y su principal rival asiática, ambos líderes iniciaron una cumbre en Washington en la que el centro estará en las divergentes agendas de cada país sobre temas como las divisas, el comercio, la seguridad global y los derechos humanos.

Hu fue bienvenido en la Casa Blanca con un saludo de 21 salvas, honores de la guardia y la entonación de los himnos de ambos países, en una ceremonia cuidadosamente preparada como reconocimiento de la creciente estatura internacional de China.

Pero pese a las sonrisas y saludos, no se espera que la visita de Hu deje como resultado grandes avances en disputas clave para los dos países, aunque Estados Unidos y China planean anunciar un acuerdo para mejorar la cooperación sobre seguridad nuclear, dijo el miércoles un funcionario estadounidense.

Ambos presidentes han prometido que habrá una cooperación más estrecha entre las dos mayores economías del mundo, en un esfuerzo por superar las diferencias del último año en torno a los derechos humanos, Taiwán, Tíbet y elcreciente déficit comercial de Estados Unidos con China.

No obstante, reportar grandes progresos para estrechar las diferencias permitirá demostrar la profundidad de sus compromisos.

Algunos en Washington y Beijing están tratando a la cumbre como una prueba de cuán bien pueden trabajar ambas potencias juntas, mientras las ambiciones de China crecen al ritmo de su rápida expansión económica.

En un adelanto del encuentro, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, instó a China a una mayor cooperación para enfrentar el programa nuclear de Corea del Norte y "su comportamiento provocador", y señaló que el Gobierno presionaría a Pekín "muy fuerte" para que cumpla con las sanciones de Naciones Unidas contra Irán.

"Nosotros cargamos con responsabilidades por ser la primera y segunda economías más grandes del mundo. Cargamos con responsabilidades especiales por la amenaza a la estabilidad del mundo representada por los programas nucleares de Corea del Norte e Irán", dijo Clinton a la televisión china.

"Por lo tanto, esta es una coyuntura crítica para determinar qué tan bien puede avanzar esta relación de cooperación entre nuestros dos países", agregó Clinton.

Hu ha sido reacio a ceder terreno a las demandas estadounidenses para que intensifique la presión sobre Corea del Norte, aliado de China, a fin de que abandone su programa nuclear, luego de que el régimen de Pyongyang alarmó a la región al bombardear una isla surcoreana y divulgó avances en el enriquecimiento de uranio.

Beijing tampoco ha hecho caso a las demandas para unaapreciación más rápida del yuan, que podría encarecer relativamente los productos chinos y ayudaría a reducir el superávit comercial de China con Estados Unidos, que Washington estima en 270,000 millones de dólares.

Los legisladores estadounidenses están impacientes esperando resultados sobre este tema, y si las discusiones arrojan magros resultados, podrían incrementar la presión sobre China para castigarla por manipular su moneda.

"Es crítico que el Congreso, y el resto del mundo, vea resultados durante la cumbre entre el presidente chino Hu Jintao y el presidente Obama, particularmente en lo que respecta a Corea del Norte y temas económicos", escribió Rick Larsen, copresidente del Grupo de Trabajo EU-China de la Cámara de Representantes, en un comunicado enviado por correo electrónico.

Hu posiblemente plantee sus propias preocupaciones sobre las políticas económicas y de seguridad de Estados Unidos, incluyendo las ventas de armas a Taiwán.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

China ha buscado suavizar el disgusto de Estados Unidos por la pérdida de puestos de trabajo y el déficit comercial con acuerdos empresariales que podrían alcanzar los 8,500 millones de dólares en la víspera de la visita de Hu.

Con esperanzas de concretar más acuerdos, varios empresarios estadounidenses y chinos se reunirán el miércoles en la Casa Blanca. Obama y Hu tienen programado participar de la reunión.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×