La fortaleza del peso, ¿un espejismo?

Una mayor apreciación afectaría a las exportaciones, que son el motor de la recuperación económica; analistas señalan que la fortaleza del peso aumenta la posibilidad de una intervención de Banxico.
pesos  (Foto: Cortesía SXC)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La notoria apreciación del peso mexicano hasta máximos de más de dos años podría ser un engañoso espejismo capaz de dañar al verdadero motor de la recuperación económica: las exportaciones del país.

Cuando perforó la semana pasada el piso de 12 unidades por dólar en dos jornadas, por primera vez desde octubre del 2008, se generaron más críticas que aplausos entre expertos que piensan que esto amenaza la competitividad exportadora y activaría la alarma sobre una mayor intervención oficial en el mercado.

Una combinación de abundante liquidez en los mercados, mejores perspectivas para la economía local y ausencia de controles de capital han ido empujando más ganancias para el peso, en una carrera que se espera continúe durante el año.

La moneda mexicana se apreció casi un 6.0% en el 2010 y aunque a paso lento, comparado con sus pares de la región, ha acumulado una ganancia del 29.4% desde su peor nivel histórico, en marzo del 2009.

"Percibo que el Banco Central está preocupado por los riesgos para el crecimiento, especialmente por el entorno global. Y en ese entorno, un tipo de cambio más fuerte encarece nuestras exportaciones que es uno de los motores importantes del crecimiento", comentó Mario Correa, director de análisis económico de Scotiabank.

Si bien México tiene atractivos para los inversores - como su saludable perfil fiscal y la perspectiva de recuperación de Estados Unidos-, la avidez por pesos mexicanos tendría más que ver con la coyuntura que afecta a los mercados globales.

A la extraordinaria laxitud monetaria vigente en el mundo desarrollado, se sumó en los últimos meses la llamada "guerra de divisas", que llevó a las economías más calientes del bloque emergente a desplegar un arsenal de controles de capital para proteger a sus activos de una apreciación excesiva.

En este contexto, y con un mínimo nivel de intervención -solo orientado a acumular reservas-, México se ubica en la esquina opuesta de Brasil, Chile o Perú. La pregunta del millón es: ¿hasta cuándo podrá mantenerse en este punto?.

"Si (el peso) se está apreciando porque todos los países ponen intervenciones y México es el único que no pone intervenciones, ahí se puede estar generando una distorsión que dañe la competitividad", dijo Jimena Zúñiga, economista de Barclays Capital en Nueva York.

Según economistas, no se puede determinar con exactitud un punto a partir del cual el valor de la moneda empieza a ser perjudicial para los ingresos del país. Como referencia, algunos citan el rango de 11 a 11.50 por dólar, muy cerca del nivel previo al estallido de la última gran crisis financiera.

¿Intervenir o no hacerlo?

Más allá de estimaciones, la división persiste pues otros expertos e inclusive actores importantes del sector parecen poco preocupados por la evolución reciente del tipo de cambio.

Para José Armendáriz, presidente del Consejo de la Industria Maquiladora de Ciudad Juárez, es claro que este factor no debe impactar "significativamente" su actividad.

"Esta estabilidad y fortaleza del peso, por el contrario, nos da una certeza para mantener las posibilidades de, inclusive, ver un mayor crecimiento", afirmó.

Las maquiladoras representan buena parte del sector manufacturero mexicano, que equivale a una quinta parte de la economía y está altamente orientado a la exportación.

En la misma dirección, firmas como Bank of America-Merryll Lynch (BofAML) y Banamex -el segundo mayor banco del país- coinciden en que el peso sigue rezagado frente a la revaluación de otras monedas y que su competitividad no ha sido afectada, lo que reduciría un escenario de mayor intervención.

Más aún, BofAML advierte que la membresía de México en el importante índice de Bonos Gubernamentales del Mundo de Citi (WGBI) limita sus opciones, ya que el país podría arriesgarse a ser retirado del índice si implementara controles de capital.

"Dudamos que las autoridades mexicanas deseen arriesgarlo, considerando que (...) ha llevado flujos en bonos superiores a los 10,000 millones de dólares en 2010 y que los extranjeros representan más del 30% del total de los tenedores", precisó el banco en un reporte.

El propio Banco Central mexicano, en su más reciente comunicado de política monetaria, hizo hincapié en el hecho de que un peso fuerte gana poder de compra y atenúa presiones inflacionarias, en momentos en que la mayoría de economías ve con preocupación el alza de los precios de las materias primas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, estos vaivenes del tipo de cambio recuerdan también que México tiene una deuda pendiente con la eficiencia de su economía, pues su capacidad productiva avanza lentamente.

"En el largo plazo, el incremento en la participación de los productos mexicanos peligra, pues el peso ha venido apreciándose (...) y el camino de la competitividad estructural no se ha retomado", indicó el grupo financiero Ixe.

Ahora ve
Este es el mensaje de los Dallas Cowboys para México y Puerto Rico
No te pierdas
×