Un encuentro sin grandes expectativas

Se plantearán iniciativas para que el G-20 logre acuerdos que eviten crisis globales: académicos; la crisis dejó un mundo complejo, en donde la estrategia de un país tendrá implicaciones para otro.
wef 1  (Foto: Cortesía: World Economic Forum)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

 La edición 41 del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) inicia sin muchas expectativas de alcanzar acuerdos en temas macroeconómicos relevantes, y que mantienen a las principales economías del mundo en vilo.

Aun cuando el mundo supera la crisis que inició en 2008 y se acrecentó en 2009, elevados déficit fiscales, débiles finanzas de algunas economías que pueden caer en incumplimientos de pagos, inflación en ascenso, guerra cambiaria y la búsqueda de un crecimiento sostenible, serán temas que saldrán a relucir en el WEF, aunque tampoco se esperan grandes acuerdos, coinciden investigadores del Tecnológico de Monterrey Campus, Estado de México y de la Universidad Panamericana.

"La edición 41 del WEF puede ser la antesala a la reunión que tendrá más adelante el Grupo de los 20 (G20), en donde puede haber acuerdos; porque si de lo que se trata es de llegar a una normatividad común en el aspecto económico y financiero para evitar crisis sistemáticas, porque muchos países aún enfrentan riesgos, los acuerdos no saldrán en Davos, sino que esta reunión simplemente pondrá las bases para trabajar sobre la agenda del G-20", dice Juan Sherwell, director de la Escuela de Graduados en  Administración del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México.

Con la crisis de 2008 y 2009, "vivimos un mundo complejo y muy globalizado, en donde la estrategia de uno tuvo implicaciones para otro; en donde la quiebra de un país afectó a otras naciones y no como sucedía antes, que sólo impactaba a sus vecinos o sus principales socios comerciales.  Con esta crisis financiera, la primera de gran magnitud en cuanto a los países involucrados, vimos que la interrelación es prácticamente mundial", indica el académico.

El 15 de septiembre de 2008, el mundo se sacudió con la quiebra de Lehman Brothers, marcando el inicio de una crisis sin precedente en la historia moderna. La debacle generó la desaparición de bancos, millones de empleos y la transformación del sistema financiero internacional que provocó que la economía mundial decreciera 0.8% en 2009, según el Fondo Monetario Internacional.

Al ser temas de carácter económico, cada país ve por sus propios intereses, opina Sherwell. "No es el foro en donde los gobiernos o ministros de Hacienda y presidentes de bancos centrales  lleguen a acuerdos concretos, simplemente veremos discursos y fotos, aunque no deja de ser un foro relevante".

Seguramente se tocarán temas como la reducción de la pobreza, cambio climático, "pero de los cuatro pilares que se están proponiendo para el WEF (responder a una nueva realidad, redefinir las políticas de crecimiento económico incluyentes, apoyar la agenda del G-20 y construir una red de respuesta al riesgo), la parte económica está predominando".

Si bien en algunos otros foros del WEF se ha intentado determinar el cuidado del agua o la situación del cambio climático, por ejemplo, hoy en día se está analizando cuál es el papel que debe tener el Estado ante la determinación de las políticas fiscales, Iren Castillo Saldaña, profesor de la Escuela de Economía de la Universidad Panamericana.

"Aunque el WEF está comentando que en el ámbito mundial no hay posibilidad de resistir una nueva crisis, porque parece efecto dominó, en particular la economía de Estados Unidos, China y algunas otras como Alemania -que son las principales del mundo- empiezan a crecer, todas las demás empiezan a caer, independientemente de las políticas fiscales y monetarias que se tengan.

El periodo de recuperación pareciera ser que ya está sobrepasado y que ahora los mercados van a empezar a crecer. De hecho, se están haciendo estimaciones prácticamente en todos los países de que habrá crecimiento económico; sin embargo, "hay que ver si efectivamente  está habiendo desarrollo económico que es lo que finalmente nos interesa; en este sentido, a pesar de que los mercados se han recuperado, todavía podemos observar ciertos problemas en términos de pobreza, incremento del crimen, narcotráfico, entre otros, que se han generado a partir de los problemas que se determinaron por las crisis económicas", indica el catedrático de la UP.

De hecho, en este foro se analizan algunos problemas que de antemano se han observado desde hace algunos años incluso como política, que no se dice, fundamental en México. Por ejemplo el ataque al crimen organizado, el análisis de la corrupción y, de alguna manera, el estudio del comercio ilícito, que es algo que -como país- se debe de analizar de manera importante.

Estima que en el WEF sí habrá algunos pronunciamientos acerca de esta situación, sobre todo lo que se está analizando, que es el asunto de corrupción, que "en México lo vivimos desde hace ya muchos años y el crimen organizado. De alguna manera se está determinando que estos dos factores están generando los ciclos de pobreza e inestabilidad que pueden existir en los países y creo que tratarán de poner algunos candados, o hacer algunas propuestas, para todavía ser más duros, más estrictos en este sentido, con las personas que están generando este problema".

La política fiscal también podría ser un tema relevante que se toque en esta edición del WEF, así como la inflación que se ha estado observando por el incremento en el crecimiento demográfico en algunos países y, por otro, disminución de la mano de obra productiva en algunos otros; otros temas podrían ser crecimiento de la población adulta y el sistema de pensiones.

"Para México, la reunión será importante en el sentido de que se podrá tener alguna comparación en términos de competitividad y de políticas que se están aplicando en otros países para el combate de estas situaciones (como corrupción y delincuencia)".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

No somos los únicos que padecemos este tipo de problemas, que hay otros países en peor situación y a lo mejor hay otros que apenas inician con ese proceso. Tal vez recabar algunas ‘anécdotas' y en términos formales políticas o acciones que se han tomado para combatir este tipo de situaciones, apunta.

No obstante, destaca que "como todos los años, pareciera que todo mundo está esperando las decisiones que se toman en este foro. Desafortunadamente hay que tener claro que el foro es únicamente para analizar los principales problemas que se están generando en el ámbito mundial y no para solucionarlos; obviamente la realidad económica, de alguna manera, va determinada por las decisiones que se toman en el foro que cuenta con más 2,500 personas involucradas a nivel de líderes empresariales, políticos y grandes intelectuales".

Ahora ve
Hallan gigantesca área de contaminación oceánica del tamaño de México
No te pierdas
×