Barack Obama, comienza la batalla

El mandatario y la oposición republicana se enfrentarán en una lucha por la reducción del déficit; Barack Obama propuso el congelamiento de gastos que reducirán 400,000 mdd del salgo presupuestario.
Barack Obama  (Foto: CNN)
WASHINGTON (CNN) -

El presidente estadounidense, Barack Obama, y la oposición republicana se aprestan a librar una dura lucha por la reducción del déficit fiscal y los recortes de gastos, pese a un conciliador discurso del Estado de la Unión que fijó el tono del inminente debate.

Obama, con la mirada puesta en su reelección del 2012, usó su alocución del martes para promover un movimiento hacia el centro político al que fue obligado luego de que los republicanos vencieran a los demócratas en los comicios legislativos de noviembre.

El mandatario ofreció algunas propuestas eventualmente atractivas para los republicanos: un recorte de impuesto corporativo, una actualización del código tributario y poner fin a los proyectos de gastos "mascotas" o predilectos de los legisladores.

En un intento por mostrar que tiene disciplina fiscal, propuso un congelamiento de cinco años en algunos gastos domésticos, que según dijo reducirían 400,000 millones de dólares del déficit presupuestario en una década, una medida aplaudida por el mercado de deuda y de acciones.

Al llamado republicano de recortes aún más profundos, Obama afirmó: "déjenme estar seguro de que lo que estamos recortando es realmente el exceso de peso".

Los republicanos, que pretenden recortes por 100,000 millones de dólares este año, calificaron el plan de Obama como demasiado pequeño y tardío.

"Un congelamiento parcial es inadecuado en momentos en que estamos pidiendo prestados 41 centavos por cada dólar que gastamos, y el Gobierno está mendigando otro incremento en el límite de endeudamiento", afirmó el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner.

Obama intentó con su discurso tranquilizar a los estadounidenses, preocupados por la persistentemente alta tasa de desempleo del 9.4%, temerosos de la creciente deuda, hastiados de la retórica política y afectados de que su país se esté quedando atrás frente a potencias como China e India.

"Lo que está en juego es si los nuevos empleos y las industrias se quedan en este país o se van a otro lugar. Es si el trabajo duro e industrial de nuestra gente es recompensado. Es si mantenemos el liderazgo que ha hecho de Estados Unidos no sólo un lugar en el mapa sino una luz para el mundo", afirmó Obama.

El mandatario dijo que la economía está creciendo de nuevo, pero se necesita más. Llamó a la creación de empleo en lo que llamó un "momento Sputnik" alimentado por nueva inversión en investigación y educación como cuando se desató la carrera espacial en la década de 1950, cuando los soviéticos lanzaron el satélite Sputnik.

"Sí, el mundo ha cambiado. La competencia por los empleos es real. Pero esto no debe desalentarnos. Debe ser un desafío para nosotros", agregó.

El presidente viajará al estado de Wisconsin el miércoles para aterrizar su mensaje sobre innovación y creación de empleo, al visitar una planta de tecnología de energías renovables.

El desafío será cómo Obama financia proyectos de inversión para el crecimiento futuro al tiempo que promete un panorama fiscal más estricto. Sobre esto Obama no dio pistas, dejando los detalles de su presupuesto para febrero.

No será una tarea fácil. El congelamiento presupuestario no hará mucho por alterar el ritmo fiscal del país, un déficit de 1.4 billones de dólares este año y la deuda nacional de 14 billones de dólares que los republicanos prometieron rebajar drásticamente.

Más aún, el congelamiento no se aplicará a los grandes programas sociales -como la Seguridad Social y el plan de salud Medicare-, que están en el centro del problema de déficit del país.

Aún así, los analistas elogiaron el cauteloso comienzo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Robert Tipp, estratega jefe de inversión en Prudential Fixed Income, lo calificó como un importante giro hacia la restricción fiscal que los mercados de deuda necesitaban ver.

"Es algo muy positivo, aunque sean pasos de bebé en esa dirección. Al menos, está asumiendo estos problemas", agregó.

Ahora ve
Teomirn, el primer profesor de piano que enseña con realidad aumentada
No te pierdas
ç
×