China se encarece y México gana

El alza de salarios a trabajadores asiáticos provoca que empresas se trasladen a tierras mexicanas; la escasez de empleados jóvenes y la inflación generan problemas a la competitividad china.
China, chinos, fábrica, planta,  (Foto: Photos to go)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La economía mexicana está recibiendo ayuda de aliados poco probables: los trabajadores de China, cuyos salarios en aumento están llevando a más compañías a construir sus plantas en México.

Meco Corporation, un fabricante estadounidense de sillas plegables y asadores, está cambiando su producción desde China hasta México, luego que los salarios de sus fábricas en el gigante asiático se han más que duplicado desde el 2007.

"Hicimos números y tomamos la decisión de mover nuestro equipo a México, con la decisión basada realmente en tratar de darle precios más estables a nuestros clientes", dijo el presidente de Meco, Harrell Ward.

El fabricante de productos de piel Coach también sacó cuentas esta semana y decidió bajar drásticamente su producción en China, por los crecientes costos laborales.

Meco, una empresa familiar de Greeneville, Tennessee, hace cuentas en millones de dólares, no en miles de millones.

Pero su plan de invertir 10 millones de dólares en una planta en el norte de México es buena noticia para un país que ha estado a la sombra de China durante los últimos siete años en términos de participación en el mercado estadounidense.

Por primera vez desde que China se unió en el 2001 a la Organización Mundial de Comercio (OMC), México mostró en los primeros 11 meses del 2010 un crecimiento mayor al del gigante asiático en términos de su participación en el mercado de Estados Unidos.

México posiblemente culminó el 2010 con un poco más del 12% del mercado de importación estadounidense, su mayor participación en la historia.

Los salarios en las fábricas mexicanas son actualmente cerca de 14% más altos que los de China, según estimaciones de la secretaría de Hacienda.

Según cálculos de funcionarios, en el 2002 los salarios eran 240 veces más altos que los de China, lo que cancelaba la ventaja natural de la cercanía mexicana a Estados Unidos.

La ventaja también ha sido apoyada por un incremento de los combustibles de transporte a sus niveles más elevados en dos años, lo que ha hecho menos atractivo el envío de bienes a través del Pacífico.

La menor brecha salarial hace posible que México logre ganar una participación aún mayor en el mercado estadounidense en los próximos años, dijo Sergio Luna, subdirector de estudios económicos de Banamex, unidad en México de Citigroup.

Las manufacturas representan una quinta parte de la economía mexicana y un 80% de sus exportaciones van a Estados Unidos. Las buenas noticias para México también muestran cómo los mercados laborales podrían estar ayudando a corregir el problema de los llamados desequilibrios mundiales.

Muchos países, entre ellos México, dicen que China ha mantenido su moneda artificialmente débil en respaldo a su industria exportadora.

Economistas dicen que el enfoque de China en las exportaciones, junto con la dependencia estadounidense de las importaciones, ha desbalanceado a la economía global e incrementado el riesgo de inestabilidad financiera.

Pero en China están empezando a escasear los trabajadores jóvenes, lo que está impulsado mayores salarios.

Se espera que los crecientes precios de los alimentos al inicio del 2011 impulsen la inflación -tras una baja en diciembre- lo que presionará aún más al alza los salarios.

Las fábricas mexicanas están viendo más posibilidades de competir tras años de perder participación ante competidores chinos, lo que llevó la participación del país en el mercado de importación estadounidense a un 10% en el 2005.

"Tarde o temprano las aguas tenían que regresar a su nivel", dijo Salomón Pressburger, jefe de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) de México, quien es propietario de una fábrica de chamarras cerca de Ciudad de México.

Beneficio para EU

La inversión extranjera en México está creciendo, al igual que en países como Malasia y Vietnam, y el país estima unos 19,000 millones de dólares en esa inversión directa este año.

Establecerse en México puede ser bueno para las empresas estadounidenses dado que las mexicanas tienden a comprar más componentes hechos en Estados Unidos que en China. En general, México compra casi el doble de las exportaciones estadounidenses que China, y cualquier cosa que cree mayor demanda por bienes estadounidenses reduce los desequilibrios.

"Si una empresa necesita moverse fuera del país, es de interés estratégico para Estados Unidos que lo haga a México o a Canadá, nuestros mayores clientes", dijo Barry Lawrence, quien estudia industria y comercio en la Universidad Texas A&M.

En los últimos dos años, Jabil Circuit ha contratado unos 7,000 trabajadores en la ciudad mexicana de Guadalajara, donde produce bienes electrónicos, incluyendo teléfonos BlackBerry para la firma canadiense Research in Motion, dijo César Castro, un gerente de Jabil.

"En costos laborales, estamos prácticamente nivelados con China", agregó.

Collectron, un proveedor estadounidense de servicios a fábricas, recientemente llevó a México inversiones para la fabricación de dispositivos médicos que pocos años atrás se habrían destinado a China, dijo la presidenta de la empresa, María Elena Rigoli.

Pero la tendencia no ha cambiado del todo. China sigue teniendo una enorme participación del 19% en el mercado de Estados Unidos. La mayor parte de las empresas que han abandonado México posiblemente no volverán pronto, dado que a algunos inversionistas les preocupa la seguridad en un país golpeado por la violencia del narcotráfico.

AlixPartners pone a México como el país más competitivo para producir varios bienes manufacturados, pero un cliente de la consultora recientemente canceló planes para mudarse a México por la seguridad, dijo el director gerente Stephen Maurer.

Más de 34,000 personas han muerto desde que el presidente Felipe Calderón declaró la guerra a los cárteles del narcotráfico

a finales del 2006, aunque algunas regiones han sido más golpeadas que otras.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La nueva planta de Meco está abriendo en Saltillo, una ciudad de menos de un millón de habitantes que hasta el momento no ha sido muy golpeada por la violencia de los narcos. Estadísticas oficiales muestran 45 muertes relacionadas al narco desde finales del 2006, contra 260 en Morelia, una ciudad de tamaño similar.

Ward maneja el riesgo al permitirle a sus empleados de visita en México que viajen de noche. Incluso está considerando construir una segunda fábrica en Saltillo, que trabajaría en tándem con sus líneas de ensamblaje en Estados Unidos.

Ahora ve
La justicia estadounidense frena el tercer decreto migratorio de Donald Trump
No te pierdas
×