Alza en materias primas, riesgo mundial

Economistas advierten que los altos precios tendrían un impacto negativo en la economía mexicana; sin embargo descartan que el Banco de México ajuste sus tasas de interés en lo que resta del año.
maiz-granos-jupiter  (Foto: Jupiter Images)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si los precios de las materias primas se mantienen elevados por un tiempo prolongado o se percibe que es un efecto permanente, el crecimiento global podría verse restringido y, además, daría lugar a un ciclo indiscriminado de condiciones monetarias más restrictivas, asegura Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody´s Analytics.

Esta situación de permanentes altos precios de materias primas, debe tener al menos dos lecturas. La primera es de presiones al alza en la inflación y, la segunda, detendrá la capacidad de generar crecimiento económico, sobre todo en países donde no se ha dado esta expansión más claramente, como es el caso de la Unión Europea, dice José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) del Estado de México.

"México, al igual que los otros emergentes, también se verá afectado por el precio internacional de las materias primas, de tal manera que la inflación también tendrá un componente importado, el cual no debería generar ninguna reacción del Banco de México (Banxico), aunque si seguirá acrecentando el pánico inflacionario en los mercados y entre analistas financieros", advierte Coutiño.

Una inflación de 4% en 20011, después de 4.4% en 2010, no representa ni un problema ni un riesgo para la estabilidad futura, ya que la estructura de la economía mexicana es perfectamente consistente con una inflación estructural de 4%, por lo que cualquier desviación podría atribuirse a la inflación importada del exterior.

"En este sentido, es posible esperar que la política monetaria se mantenga sin cambio a lo largo de todo el año, e inclusive con posibilidad de que pudiera bajar las tasas un poco más para desestimular la entrada de capitales y con ello disminuir la velocidad de apreciación del peso", resalta el experto. 

De hecho, quienes afirman y esperan aumentos en las tasas para 2011 "están contagiados de una inflación-fobia, ya que las raíces en el crecimiento de los precios no tienen naturaleza monetaria; es decir, no se deben a presiones de demanda interna, por lo cual el alza de tasas no tendría efecto en ese tipo de inflación".

Este efecto de alza en los precios de las materias primas, puede tener un efecto sobre la economía real, agrega De la Cruz. Sin embargo, también estará ligado a un factor de especulación por el hecho de que "es interesante plantear cómo han subido los precios de materias primas, al mismo tiempo en que pareciera que el crecimiento económico no es tan sólido sobre todo en economías desarrolladas".

Hay elemento de especulación en estos precios que pueden generar presiones en el sector real de las economías y burbujas en el sistema financiero, por lo que el catedrático del ITESM advierte que es necesario tener mucho cuidado en cómo se maneja la evolución de estas materias primas.

Para México el efecto directo en elevados precios del petróleo ayuda al Gobierno federal a tener más ingresos, aunque tiene vertientes negativas por ser fuertemente dependientes de la compra de insumos, incluyendo derivados del crudo como la gasolina y prácticamente de cada 10 dólares que entran al país por petróleo cerca de la mitad se va a pagar gasolina.

"Si preocupa que el resto de las materias primas mantenga precios elevados, porque puede presionar a los precios y frenar el crecimiento económico por una mayor restricción monetaria y puede generar presiones directas sobre productores", dice el catedrático.

Esta situación plantearía un escenario en donde el Banxico debiera intervenir si esta burbuja de altos precios excede el primer trimestre. Si esto sucede, existiría el escenario de mayor restricción monetaria hacia el tercer trimestre de 2011.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Coutiño agrega que dado que se prevé una recuperación global mejor a lo esperado este año, los precios de las materias primas seguirán altos y podrían subir aún por encima de los niveles alcanzados durante el ciclo previo.

Este choque externo seguirá imponiendo presiones sobre la inflación en todo el mundo, especialmente sobre las economías que dependen en gran medida de las importaciones de alimentos y energía. Por lo cual, las inflaciones en cada país no solo tendrán un alto componente importado, sino que también serán mayormente causadas por un choque de oferta.

Ahora ve
Rebecca Burger, una estrella de Instagram, murió preparando crema chantilly
No te pierdas
ç
×