México, en ‘recesión democrática’

El temor que provocan violencia y condiciones económicas explican este fenómeno, dice una encuesta; como consecuencia de la crisis económica, en ‘satisfacción con la democracia’ hay un mal desempeño.
calderon-mexico-elecciones-AP.jpg  (Foto: AP)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A una década de la alternancia en el poder, México parece ser más sensible a una "recesión democrática", por el ambiente de incertidumbre generado tanto por la situación económica como por el temor a la violencia del crimen organizado, revelan los resultados del "Barómetro de las Américas México 2010".

La encuesta, elaborada por Data Opinión Pública y el ITAM, con apoyo de la Universidad de Vanderbilt de EU, y el CIDE, muestra que desde 2004 la percepción sobre la inseguridad en el país se ha mantenido constante, con calificaciones promedio que fluctúan entre 39.6 y 44.5 puntos, en una escala de 0 a 100, donde 100 indica el mayor nivel de inseguridad posible.

La encuesta refleja que si bien el nivel de inseguridad se ha mantenido constante desde 2004, con calificaciones promedio que fluctúan entre 38.6 y 44.5 puntos, en una escala de 0 a 100 (en este caso 100 indica el mayor nivel de inseguridad posible), el indicador de victimización por delincuencia presenta un incremento significativo, ya que un cuarto de la población reportó ser víctima de un crimen, a diferencia de encuestas anteriores en las que un quinto reportaba haber sido víctima.

La encuesta muestra que el apoyo a la democracia es bajo (México ocupa el lugar 20 de 26), aunque se ha mantenido estable en el tiempo, con niveles promedio de 67 puntos.

En materia de corrupción, México ocupa el segundo sitio sólo por debajo de Haití. En satisfacción con la democracia México ocupa el sitio 24 de 26 países de la región y esta es una consecuencia importante de la crisis económica, agrega Pablo Parás, de Data Opinión Pública.

Los niveles de satisfacción con la democracia tienen peor desempeño, México ocupa el sitio 24, sólo por encima de Haití y Guyana y el indicador cayó 44.9 puntos en 2010 después de mostrar algo de estabilidad.

La delincuencia sí ha tenido un efecto negativo sobre el crecimiento, dice con John Bailey profesor de Gobierno y Servicio Exterior, de la Universidad de Georgetown, EU; aunque reconoce que no es posible precisar el impacto sobre el PIB.

Sin embargo, ante la posibilidad de si un recrudecimiento de la violencia el crecimiento de la economía mexicana será menor, el catedrático asegura que esa es una implicación. El PIB de México va a repuntar tras la caída de 6.5% que registró en 2009 y "el debate se centra en qué tanto está afectando la inseguridad al crecimiento de este año".

Si la gente empieza a conectar los efectos de la violencia a la economía y llega a la conclusión que la conexión es negativa "afectará el debate sobre los programas del Presidente en contra de la delincuencia organizada. Otra dimensión es que si la conexión que hace la gente entre violencia y crecimiento económico, se va a traducir en el nivel de respaldo que tienen hacia un régimen democrático".

Hasta ahora, agrega, no "hemos tenido evidencias de que la percepción de inseguridad mina el nivel de confianza en el régimen democrático. Lo que sí vemos, es que hay una correlación entre la aceptación de un régimen militar, a causa de demasiada delincuencia o violencia".

En este sentido, la encuesta muestra que en el rubro de Confianza Institucional, la Iglesia había ocupado el primer lugar en las encuestas de 2004, 2006 y 2008, mientras que el Ejército se había mantenido ligeramente abajo. En la de 2010, ahora pasó a ocupar el primer sitio, mientras que la policía y los partidos políticos ocupan los últimos lugares en Confianza.

"Una de las variables que encontramos en otros países, es que la gente realmente prefiere la democracia, pero cuando se le da la opción de que ante una alta delincuencia o demasiada corrupción estaría de acuerdo en un golpe militar, encontramos que en varias naciones de América Latina la población está dispuesta a respaldar un gobierno militar y esa respuesta es algo que preocupa mucho", indica el catedrático de la Universidad de Georgetown.

Si hay la percepción de que el régimen democrático no puede ni con la delincuencia ni con la corrupción, abre un espacio en que la opinión pública puede empezar a creer en otro tipo de régimen, como por ejemplo un gobierno militar.

"Lo que justifica un golpe militar no son razones económicas, sino demasiada corrupción y demasiada delincuencia y México no es diferente a otros países, este caso lo encontramos en Brasil, Chile y otras naciones de la región".

En su personal interpretación, John Bailey considera que hacia las elecciones de 2012 "la delincuencia, el crimen organizado, cuestiones de violencia, van a jugar una variable importante en el debate público. Una posibilidad es que los candidatos deberán tener una idea más o menos entendible, concreta, de cómo van a proceder a implementar programas efectivos en ese ámbito".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En el caso de México se verá un crecimiento en la importancia de esas variable violencia y crimen organizado. Los candidatos nada más pueden operar a nivel de simbolismos, andar en la nube de una retórica completamente vacía. Hasta cierto punto pueden andar en las ambigüedades y en la retorica, pero tarde o temprano tendrán que dar alguna idea de cómo van a proceder, porque la gente les va a exigir".

En México se entrevistaron a 1,562 personas de la población adulta del país. Entre el 25 de enero y 19 de febrero de 2010, y el margen de error teórico de la encuesta fue de +/-2.5%, con un nivel de confianza estadístico de 95%.

Ahora ve
Naufragio en la represa de Guatapé, en Colombia, ha dejado seis muertos
No te pierdas
ç
×