La inflación de la zona euro se acelera

Los precios subieron más de lo esperado, por encima de la meta del Banco Central Europeo; pese al dato, los analistas ven poco probable que la entidad decida subir las tasas de interés.
BRUSELAS (CNN) -

La inflación en la zona euro se aceleró más de lo esperado en enero, avanzando muy por encima de la meta del Banco Central Europeo (BCE), pero pese al dato es más probable que, por ahora, el banco aumente su retórica antes de subir sus tasas de interés.

La oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, estimó este lunes que los precios al consumidor en los 17 países que usan el euro subieron 2.4% a tasa anual en enero tras un avance del 2.2% en diciembre.

Los economistas consultados por Reuters esperaban un alza del 2.3%.

El BCE quiere que la inflación se mantenga cercana pero por debajo del 2%.

"Aunque el BCE no estará muy feliz de ver mayores avances de la inflación en la zona euro por sobre su meta como (...) un alza del 2.4% en enero, aún es poco probable que esto impulse al banco a tomar medidas en su encuentro de política monetaria de febrero del jueves", dijo Howard Archer, economista de IHS Global Insight.

"Probablemente el banco aumente su retórica contra la inflación y destaque que está preparado para subir las tasas de interés", agregó.

La oficina de estadísticas no suministró razones ni una cifra mensual o el desglose anual, pero los economistas atribuyen el alza de la inflación principalmente a los costos más altos de la energía y los alimentos.

Un reporte completo sobre la inflación de enero será publicado el 28 de febrero, dijo Eurostat.

El BCE ha dicho que espera que los precios suban con mayor intensidad que sus objetivos en los próximos meses, alcanzando 2.4% en marzo para luego desacelerarse.

El miembro del consejo de Gobierno del BCE Ewald Nowotny dijo el martes pasado que no esperaba una decisión para subir las tasas de interés en el primer semestre del año.

Pero los economistas creen que las decisiones de política monetaria del banco se estaban haciendo más difíciles debido a las diferencias en las tasas de crecimiento, y por tanto las presiones inflacionarias, entre países como Alemania y Grecia, Irlanda, Portugal o España.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Claramente establecer una política monetaria común para economías divergentes no será una tarea fácil para el BCE", dijo Clemente de Lucia, economista de BNP Paribas.

"Los denominados países periféricos de la zona euro están enfrentando serios riesgos deflacionarios. En contraste, la brecha de producción se está cerrando en Alemania, donde la tasa de desempleo ya se ubica por debajo de los niveles previos a la crisis", agregó.

Ahora ve
Los mexicanos desconfían cada vez más en sus autoridades, revela un estudio
No te pierdas
×