México, al rescate del comercio mundial

El Gobierno propone un mecanismo para concretar el acuerdo de liberalización comercial de Doha; medidas a favor del medio ambiente y estabilizar las tarifas al agro son algunas de las iniciativas.
manos-mundo-planeta-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
GINEBRA (CNN) -

Mientras las potencias comerciales se embarcan en una nueva ofensiva para impulsar la Ronda de Doha, México presentó una amplia propuesta para intentar romper el prolongado estancamiento de las negociaciones.

Los ministros de Comercio se comprometieron la semana pasada a alcanzar un principio de acuerdo para julio y a instruir a sus negociadores en Ginebra a hacer las concesiones necesarias.

La propuesta de México enfrenta la que hasta ahora es la principal diferencia en las negociaciones: el llamado de los países ricos a un acuerdo de mayor alcance, frente a la demanda de las economías pobres de llegar a un pacto que promueva el desarrollo.

Estados Unidos y la Unión Europea quieren que los países emergentes abran sus mercados en una magnitud mayor de lo que hasta ahora han ofrecido, mientras que las economías en desarrollo quieren que el mundo rico realice una contribución mayor en pos de un acuerdo.

Dado que ya está claro que los países más pobres del mundo no tendrían que hacer concesiones, las diferencias giran en torno a los países ricos y a los emergentes de rápido crecimiento, como Brasil, China, India, Sudáfrica y Tailandia.

La iniciativa mexicana, a la que tuvo acceso Reuters, requeriría que los países ricos hicieran más para abrir sus mercados que las economías en desarrollo.

La propuesta busca abrir un amplio rango de mercados, que va desde la agricultura y los bienes industriales hasta los servicios, permitiendo a los negociadores hacer concesiones.

Por ejemplo, un país podría estar dispuesto a efectuar recortes más profundos de los aranceles industriales si ve que su socio puede hacer concesiones en los impuestos a las importaciones de productos agropecuarios.

"En las áreas de acceso al mercado los avances han sido bastante limitados", dijo el ministro mexicano de Economía, Bruno Ferrari, a ministros de Comercio durante el Foro de Davos a fines de enero, según un participante del encuentro.

"Por lo tanto, la pregunta es si vamos a poder crear atajos hacia una solución simultánea para todas las cuestiones de acceso a los mercados", dijo según una reproducción de sus declaraciones.

Los siguientes son los principales puntos de la propuesta:

Bienes industriales

La propuesta mexicana aborda asuntos que hundieron el último intento de acuerdo en el 2008: el pedido de los países ricos para ir más allá de una reducción general en los aranceles y lograr que grupos de países acuerden más reducciones o eliminen todos sus aranceles en algunos sectores industriales, como los químicos y la electrónica.

México sostiene que sólo los países en desarrollo más avanzados, o economías emergentes, podrían tomar parte en un máximo de dos sectores y estarían en condiciones de proponer excepciones a los recortes dentro de esos segmentos de productos específicos. Los países ricos tendrían que participar en cada sector que patrocinen y deberían aplicar mayores recortes arancelarios.

Bienes que protegen el medio ambiente

Las conversaciones de Doha buscan liberalizar el comercio para bienes que protegen el medioambiente, que van desde los biocombustibles hasta los molinos de viento, para ayudar a mitigar el cambio climático. Los países desarrollados tendrían que hacer mayores rebajas en los aranceles y en un rango más amplio de productos que los países en desarrollo.

Servicios

Este sector representa el grueso de la economía mundial, pero se considera que se encuentra rezagado en las negociaciones, detrás de la agricultura y las manufacturas.

Según la propuesta de México, todos los grandes actores comerciales tendrían que comprometerse a mantener los mercados para el sector de servicios, como la banca, abiertos a los niveles actuales, sobre la base de su régimen regulatorio actual.

Los países podrían hacer excepciones, con un mayor número de excepciones permitidas para los países en desarrollo.

Agricultura

Se trata del sector clave para un acuerdo general debido a su importancia para los países en desarrollo.

La propuesta de México para este segmento impediría a los países desarrollados aumentar sus tarifas actuales sobre los productos agrícolas, y tampoco podrían negociar un recorte en el tope de los aranceles.

Esto se debe a que las negociaciones fijan un máximo de aranceles permitidos para un producto y permiten a los países elevar o reducir los aranceles a voluntad siempre y cuando no violen este máximo.

Bajo las propuestas de Doha, los países negociarán los recortes a estos topes, de acuerdo a una fórmula.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

México sostiene que donde el recorte mediante la fórmula deje el nuevo tope para un país desarrollado por encima de su arancel actual, debe reducir más el límite a la tasa actual.

Los países desarrollados tampoco podrían buscar más excepciones que esos recortes de aranceles para productos sensibles y harían mayores reducciones en los subsidios domésticos.

Ahora ve
Estos son los números de mayo, el mes más violento del gobierno de Peña Nieto
No te pierdas
ç
×