Sarkozy y Merkel proponen austeridad

Francia y Alemania sugieren imponer topes de deuda, ajustes en la jubilación y los salarios; los Gobiernos presentaron la iniciativa en la cumbre europea que se realiza en Bruselas.
angela merkel y sarzozy reunion europea  (Foto: AP)
BRUSELAS (AP) -

El líder de Alemania y Francia, Angela Merkel y Nicolas Sarkozy hicieron un llamado el viernes a las otras naciones de la eurozona a imponer severas medidas de austeridad para reducir sus deudas e incrementar su productividad.

El remedio que están pidiendo es mucho más duro que simplemente gastar más para salir de la crisis, como se ha hecho a menudo.

El pacto pudiera incluir fijar límites constitucionales de las deudas nacionales, elevar las edades de jubilación en Europa y dejar de vincular los incrementos salariales a la inflación.

Berlín y París alegan que ese "pacto de competitividad" es necesario para asegurar que no se excedan los límites a los déficits presupuestales, que fueron ignorados en los años previos a la crisis.

Aunque será difícil que todos los países acepten la idea, el pacto es otra muestra de la cooperación entre Francia y Alemania que ha caracterizado la respuesta del bloque a la crisis en los últimos meses.

Los inversionistas están más calmados porque han puesto sus esperanzas en un "paquete integral" de medidas que -prometen funcionarios de la Unión Europea- disipará cualquier duda sobre la capacidad del bloque para enfrentar incluso los choques más graves.

En la reunión cumbre de este viernes, los líderes europeos discutirán qué será exactamente lo que comprenda ese paquete.

Herman Van Rompuy es el presidente de la Unión Europea (UE) y el anfitrión de la cumbre iniciada este viernes en Bruselas.

Pero no cabe duda de que la voz cantante en la reunión y en el propio bloque de 27 naciones la tienen el presidente francés Nicolas Sarkozy y la canciller alemana Angela Merkel, les guste o no al resto de los miembros.

"Es un eje franco-alemán realmente fuerte", dijo Sarkozy cuando él y Merkel se apartaron de los demás y anunciaron una iniciativa común para respaldar el euro y mejorar la competitividad de todos: una política binacional que probablemente se convertirá en la política oficial de toda la unión.

La propuesta franco-alemana pretende aumentar la convergencia económica de los 17 países que emplean el euro, con medidas como imponer "topes de deuda" a nivel constitucional. Además, el proyecto tiene como uno de sus objetivos, ajustar edades de jubilación según la esperanza de vida, eliminar aumentos salariales automáticos acordes a la inflación y hallar una base común para los impuestos corporativos, entre otros asuntos.

"Vamos a mostrarles a nuestros socios los detalles de lo que queremos ver aprobado" para el próximo mes, dijo Sarkozy, en un tono que subraya cómo las dos naciones han emergido de la crisis financiera como el dúo dominante a la hora de fijar la agenda.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los líderes actuales de los dos países enfrentan ahora la tarea de ayudar al continente a recuperarse de su peor crisis financiera y económica en decenios, que ha dejado a Alemania como la boya que mantiene a flote a varios de los miembros endeudados de la UE.

 

Ahora ve
Diez alimentos que le hacen bien a tu cerebro
No te pierdas
×