Florida ‘desvía’ plan de tren bala

El gobernador de la entidad canceló los planes de construcción del transporte entre Orlando y Tampa; la autoridad asegura que la obra costará más de los 2,400 mdd prometidos en ayuda federal.
RICK SCOTT GOBERNADOR DE FLORIDA  (Foto: AP)
TALLAHASSEE (AP) -

El gobernador de la Florida Rick Scott canceló este miércoles los planes de construir un tren baja entre Orlando y Tampa como lo promovió el presidente Barack Obama, por considerar que le costará mucho más de los 2,400 millones de dólares prometidos en ayuda federal. Los excesos presupuestarios de la obra podrían costarle a la Florida otros 3,000 millones de dólares y una vez completado el proyecto existen grandes posibilidades de que el flujo de pasajeros que transporte ni siquiera pueda costear sus gastos operativos, por lo que el estado tendría que inyectar cada año más dinero para que el tren siguiera funcionando, agregó Scott.

"La verdad es que este proyecto sería mucho más costoso para los contribuyentes y creo que los riesgos sobrepasan con mucho los beneficios", dijo el gobernador republicano Rick Scott en una nota de prensa.

Scott, un empresario que ocupó el cargo en enero, propuso hace una semana reducir los gastos estatales en 4,600 millones de dólares en el próximo presupuesto fiscal, además de abaratar los impuestos en casi 2,000 millones de dólares, pese a los efectos de la recesión y el elevado desempleo.

Además, el mandatario dijo que de fracasar el proyecto ferroviario, el estado tendría que devolver el dinero al gobierno federal. Agregó que informó al secretario del Transporte Ray LaHood de su decisión en las primeras horas de este miércoles.

"Mis antecedentes son como empresario, no la política. Empero, no hace falta ser un experto en economía para entender que si se gasta más dinero del que se ingresa, el negocio fracasará", sostuvo el dirigente.

El aporte federal iba a proceder en gran parte del plan de estímulo ideado por la Casa Blanca para combatir la recesión.

Los trenes de alta velocidad son una de las prioridades de Obama, pero Scott, al rechazar la subvención federal, sostuvo que los planes del Gobierno aumentarán la deuda soberana de Estados Unidos.

"Más impuestos y mayores gastos gubernamentales son una receta para el desastre". El gobierno se ha hecho adicto a gastar por encima de sus posibilidades y no podemos continuar esta política defectuosa", insistió Scott.

Ahora ve
Vecinos trabajan con sus propias manos para revivir las Cascadas de Agua Azul
No te pierdas
×