¿Debo dudar de mi asesor financiero?

Hay preguntas que pueden hacerte notar si el experto te aconseja pensando en lo mejor para ti; aunque estas personas nos aseguren que saben lo que hacen, no es suficiente como garantía.
asesor, experto  (Foto: Photos to go)
Walter Updegrave

En ocasiones nuestros asesores financieros nos proponen estrategias de inversión, como el "comercio activo" de una cuenta individual de ahorro para el retiro. Nos convencen de que los profesionales encargados de este tipo de operaciones saben tomar decisiones y hacer movimientos de acuerdo con las condiciones del mercado. Pero, ¿qué puedes hacer cuando esto no te convence?

Todo depende de cuánto tiempo lleves trabajando con tu asesor, qué tipo de relación tengan y cuánto confíes en él.

Yo he visto cómo los inversionistas se despiden de su dinero de muchas formas distintas con el paso de los años, desde los robos estilo Madoff hasta con bonos preferenciales de tasa variable fijada por subasta que fueron manejados como equivalentes a fondos monetarios, o con fondos de cobertura que explotaron, manejados por supuestas super-estrellas. Esto sólo nos muestra que aunque estas personas nos aseguren que saben lo que hacen, no es suficiente. 

Lo que necesitas son respuestas serias a preguntas serias. Si tu ahorro para el retiro ya está invertido con uno de estos comerciantes, necesitas las respuestas ya. ¿De qué tipo de preguntas estoy hablando?

Para empezar, ¿quiénes son estos profesionales? ¿Qué educación tienen? ¿Trabajan para la misma compañía que tu asesor? ¿Trabajan para una compañía externa que invierte dinero en la compañía de tu asesor y en la de otros? ¿Cómo es que tu asesor eligió este programa, y qué otros puso en consideración? ¿Específicamente, cómo es que tu asesor valúa este programa para tu cuenta de retiro individual?

También quieres saber con precisión qué comercian estas personas. ¿Acciones, bonos, opciones, metales preciosos, futuros ‘pork belly'? ¿Con qué frecuencia compran y venden, y qué tan ‘activos' son? ¿Tienen una estrategia? ¿Desde hace cuánto tiempo la han seguido y cuáles son sus resultados de desempeño en mercados alcistas y bajistas? ¿Su registro se somete a auditorías? ¿Cuánto pagas por sus servicios? 

¿Es una cuenta anual basada en un porcentaje de activos que supervisan? De ser así, ¿cuánto cobran? ¿1%, 2% al año, más, menos? ¿También obtienen un porcentaje con ganancias por transacción? Varios fondos de cobertura operan en una base "2 + 20", es decir, 2% de los activos más 20% de las ganancias.

¿Tu asesor se queda con una parte de estas cuotas por comercio, o cobra su propia comisión por comerciar? Y, con respecto a esos comercios, ¿le pagas de forma separada, o su sueldo está incluido en la cuota de administración?

Además debes saber cuánto estás pagando en cuotas totales en tu cuenta. Una vez que comiences a pagar más de 1% al año, creo que debes preguntarte si es posible generar un desempeño lo suficientemente superior para compensar la carga de las cuentas.

Un asesor de buena reputación debería responder estas preguntas con gusto, pero también puedes encontrar las respuestas de casi todas estas preguntas revisando el formulario ADV, que todas las compañías de asesoría deben llenar para la Comisión de Valores y Mercados o para la oficina estatal de valores.

El formulario consta de dos partes. Debes leer ambas, pero la segunda parte es la que te ofrece la información de los servicios, cuotas y antecedentes de los asesores, así como conflictos de intereses potenciales y cualquier roce que hayan tenido con los reguladores.

A partir de este año, los asesores de inversión deben ofrecer versiones en inglés de la segunda parte del ADV, por lo que no debería implicar ningún problema que tu asesor te la ofrezca para que conozcas qué compañía está manejando este programa de inversión, así como la de su propia compañía, en caso de que no sea la misma.

Para averiguar más sobre el contenido del formulario ADV, sobre cómo conseguir el tuyo y sobre cómo evaluar a los asesores, haz clic aquí y aquí. Mientras lo haces, asegúrate de saber dónde está tu ahorro para el retiro.

Ni tú, ni tu asesor ni los comerciantes deben tener acceso directo al balance de tu cuenta, sino que tu cuenta debe ser supervisada por un fiduciario independiente, como una compañía fiduciaria o un banco de custodia.

También deberías obtener declaraciones y estados de cuenta por parte del fiduciario y de tu asesor. Eso reduce las posibilidades de que un asesor sin escrúpulos te engañe con informes de desempeño falsos.

Debo decir que aunque esta operación sea una de las más seguras (no sugiero que vayan a encontrar otra) aún tendría cuidado de tener una porción significativa de mis ahorros para el retiro a expensas de las habilidades comerciales de alguien.

Mientras más comercia un inversionista, más incurre en costos, lo que hace más difícil la generación de rendimientos extra suficientes para compensar los efectos de estos costos.

Esa es una razón por la que es tan difícil que los fondos manejados activamente superen los índices básicos del mercado a largo plazo después de haber cobrado cuotas y los costos de la incursión en riesgos. Aunque tu asesor te muestre un registro de desempeño impresionante por parte de estos comerciales, yo aún tendría mis dudas.

La verdad es que es muy difícil decir si las habilidades o la suerte son el factor responsable de un desempeño superior, sin mencionar cuál es el resultado de una estrategia particular bien aplicada para un conjunto particular de condiciones en el mercado que puedan o no sostenerse en el futuro. Para analizar de fondo este asunto, revisa este análisis reciente del estratega de inversión en jefe de Legg Mason, Michael Mauboussin, llamado Untangling Skill and Luck.

Cabe mencionar que si se tratara de mi dinero, yo me inclinaría más a invertir de la forma que me genere la mayor ganancia del mercado financiero a largo plazo que a apostar a la capacidad de los comerciantes por aumentar los rendimientos subyacentes del mercado de una u otra forma.

La mejor forma de aprovechar el poder de los mercados al mismo tiempo que se maneja el riesgo es creando un portafolio diversificado de acciones y bonos, o fondos de acciones y fondos de bonos, y mantener los costos bajos.

Creo que la mejor forma de hacerlo es creando un portafolio de un fondo de índice de bajo costo, ofreciendo lo suficiente a las acciones como para tener oportunidades decentes de crecimiento de capital a largo plazo que sea lo suficientemente fuerte para que los bonos ofrezcan estabilidad e ingresos.

Para aprender más sobre cómo crear una mezcla que tenga sentido para ti, puedes leer nuestras 101 lecciones sobre colocación de activos en MONEY y revisar nuestra calculadora Fix Your Mix.

Si después de establecer este tipo de portafolio central con tu cuenta de ahorro para el retiro individual y con otras cuentas de ahorro sientes que tienes dinero extra que quieres dar a un estratega con buen colmillo, genial.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero incluso así creo que debes preguntarte (y a tu asesor) qué tiene de especial este programa de comercio particular si hay tantos profesionales de la inversión vendiendo todo tipo de estrategias.

Comienza a plantearte estas preguntas. Si las respuestas no mitigan por completo las dudas que tienes sobre este tipo de programas, quizás necesites otra estrategia u otro asesor... o ambos.

Ahora ve
La nueva función de Whatsapp permite compartir tu ubicación en tiempo real
No te pierdas
×