El lujo seduce al gigante asiático

La tasa creciente de millonarios chinos representa un negocio atractivo para Audi y Louis Vuitton; China se convertirá en el mayor mercado mundial de este tipo de bienes en la siguiente década.
china vuitton  (Foto: CNN)
Por Hibah Yousuf
NUEVA YORK -

La floreciente economía china ha provocado una explosión de millonarios listos y dispuestos para gastar en marcas de lujo, como Louis Vuitton y Audi.

Ese derroche son buenas noticias para los inversionistas, que buscan saltar al tren de los artículos lujosos.

"Si observas la presencia de las marcas de gama alta en Asia, tiende a ser pequeña, pero crece a ritmo rápido," advierte Jason White, gestor de portafolio en T. Rowe Price Overseas Stock Fund (TROSX), fondo que posee acciones de Compagnie Financière Richemont (conglomerado de marcas de joyas, como Cartier).

White agregó que las ventas de BMW y Daimler, fabricante de Mercedes, también están aumentando en China.

Durante la década pasada, el número de millonarios en China ha crecido 50%, según la firma de inversión CLSA Asia-Pacific Markets. Y la mayoría de los nuevos ricos, quienes rondan los 40 años de edad, ama la ostentación y el glamour: visten bolsos Luis Vuitton y relojes Richemont, beben champaña Dom Pérignon y conducen Audis.

"Gracias a los consumidores chinos los mercados de lujo se han mantenido solventes en el mundo," resume Shaun Rein, director de la firma de análisis del sector China Market Research Group.

Además de clamar por artículos y tiendas de diseñador en Shanghai, Beijing y Hong Kong, los turistas chinos han dominado las ventas en sitios insignia de Europa y la Quinta Avenida neoyorquina, donde los productos cuestan 30% menos que en su país.

Apostar por la tendencia

La firma CLSA pronostica que China se convertirá en el mayor mercado mundial de bienes de lujo en el transcurso de la próxima década, y en 2020 representará el 44% de las ventas globales, frente al 15% actual.

Pese a que la recesión económica les afectó, las marcas de lujo constituyen una buena inversión, indica Christian Magoon, director ejecutivo de Magoon Capital. "Las compañías de marcas de lujo son una inversión sólida a largo plazo porque es muy difícil que entre nueva competencia a ese espacio. Estas marcas tienen tradición y estatus, lo que las hace únicas y les permite fijar el precio tan alto como deseen."

Los compradores chinos ya son los principales clientes de Louis Vuitton, según CLSA, y las ventas seguirán creciendo a la par que el número de millonarios del país. Además, la demanda de artículos de lujo posiblemente repunte aún más si el Gobierno chino deja que se aprecie el yuan, lo que a su vez significa que las importaciones serán más baratas.

"Un yuan apreciado le daría a los chinos mayor poder adquisitivo," señala Jonathan Masse, gestor de portafolio en AlphaShares, la compañía cofundada por el economista de Princeton Burton Malkiel, autor del libro "From Wall Street to the Great Wall: How Investors Can Profit from China's Booming Economy."

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El conglomerado LVMH Moet Hennessy Louis Vuitton, que reúne 60 marcas de lujo, incluidas las homónimas, Tag Heur y Fendi, es una de las participaciones más grandes del portafolio asiático de AlphaShares.

Es posible que Prada sea la próxima compra, pues el mes pasado la casa italiana anunció planes de colocar sus acciones en la Bolsa de Hong Kong como parte de sus planes de expansión internacional.

Ahora ve
Gracias a la inteligencia artificial, la NASA descubre sistema de ocho planetas
No te pierdas
×