Libia afecta a gasolineras de Alemania

La situación actual en Libia representa una amenaza para el crecimiento del país europeo; los combustibles en estaciones alemanas alcanzaron su precio más alto en los últimos dos años.
precios petroleo  (Foto: Photos to Go)
BERLÍN (Notimex) -

La escalada de violencia en Libia alcanzó a las gasolineras alemanas y representa una amenaza para el curso del vigoroso crecimiento que registra el país europeo. Organizaciones empresariales como la Confederación de Cámaras Alemanas de Industria y Comercio (DIHK) apuntaron este día que si el precio del crudo permanece en el nivel actual, de 108 dólares el barril, ello supone un incremento de 30% respecto a 2010.

Pero además, significará al país gastos adicionales por 15,000 millones de euros anuales.

El litro de gasolina súper en Alemania costaba este día 1.50 euros y el de diesel alrededor de 1.40, su nivel más alto en los últimos dos años.

El diesel se ha encarecido mucho, su costo está casi tan alto como el litro de la gasolina súper a pesar de que el fisco alemán dejó de cobrar 22 centavos por litro de ese combustible.

Los principales proveedores de petróleo en orden de importancia por el volumen de barriles que le venden a Alemania son: Rusia, Reino Unido, Noruega, Kazajstán y en quinto lugar, Libia con alrededor de 7.3 millones de barriles anuales, según cifras del Ministerio alemán de Economía.

Expertos del Centro de Investigación del Consumo en Alemania informaron en Nurenberg, sede del organismo, que el encarecimiento de los precios del petróleo y de la gasolina tiene el carácter de ser una señal para los alemanes, quienes enseguida disminuyen sus gastos.

El Centro presentó este martes su Índice del Consumo para febrero y marzo, en el cual se destaca que esa actividad es importante en la nación alemana debido al crecimiento económico que registra el país.

La institución también indicó que el mayor peligro para el consumo alemán es cuando el incremento de los precios de los combustibles encarece otros bienes y servicios.

La situación actual en el país africano también representa gran incertidumbre para los consorcios y empresas alemanas con negocios en ese país del Norte de África.

Los principales son el consorcio alemán de la industria química, BASF/Winterschall, que está activo en ocho campos petroleros libios. El trabajo, por lo pronto, está parado. Este consorcio sacó de Libia en los últimos días a sus empleados alemanes y de otros países.

También está activo en ese país el consorcio alemán de producción de energía, RWE, así como Siemens y Ferrostal, entre los mayores. Esas firmas también sacaron a la mayor parte de sus empleados.

La balanza comercial entre Alemania y Libia fue de 4,100 millones de euros en 2010 y la mayor parte fueron importaciones de petróleo libio por parte de la nación alemana.

En esta nación, los intereses respecto a las crisis por los levantamientos populares en estados árabes autoritarios constituyen un escenario de alto riesgo debido al crudo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Lo peor sería que Arabia Saudita, Kuwait o los Emiratos Árabes Unidos caigan también en crisis, ya que son grandes productores de petróleo.

Sin embargo, en medios políticos e incluso del sector empresarial se elevan voces que piden que se haga algo a nivel gubernamental para parar la masacre ordenada por Muamar Gadafi contra su propio pueblo.

Ahora ve
Científicos europeos descubren un exoplaneta que podría albergar vida
No te pierdas
×