Protege tus inversiones de Libia

En México hay opciones para cubrirse de riesgos mundiales, dice Jorge Rodríguez, de Credit Suisse; el conflicto en Medio Oriente ha repercutido en mercados emergentes, agrega analista de BofAML.
mundo, planeta, economía, inversiones,  (Foto: Photos to go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Desde que las tensiones políticas y los movimientos sociales en el Norte de África y el Medio Oriente iniciaron en enero pasado, tanto la renta variable como la deuda soberana y corporativa de los mercados emergentes han tenido un desempeño inferior al de las economías desarrolladas.

La renta variable de los emergentes ha sido la clase de activos con el peor desempeño con -1.8%, seguida por la deuda soberana, con -1.2%, dice Jeffrey Rosenberg, director de Investigación Global en Estrategias de Crédito de Bank of America Merrill Lynch.

Aunque opina que la deuda corporativa de estos mercados emergentes ha tenido un desempeño ligeramente mejor, toda vez que el segmento de grado de inversión cayó 0.5% en este periodo.

Sin embargo, independientemente de los escenarios que se presenten en un mundo globalizado, siempre encontrarás una respuesta para proteger tus inversiones de las fluctuaciones que registren los mercados financieros ante las diversas contingencias que se presenten.

Hace 30 años sólo tenías la opción de comprar Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes), que por las constantes crisis sus plazos eran de un día, una semana y el más largo un mes, mientras que en 2000 había un incipiente mercado global en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Hoy el sistema financiero mexicano se ha ido sofisticando y si te preocupa que las tasas de interés suban, en México o el mundo, que los mercados emergentes bajen, que los precios del petróleo suban o el peso se deprecie, cuentas con diversas opciones para proteger tus inversiones ante diversas eventualidades que se presenten en el entorno internacional.

"Cualquier cataclismo (financiero) se puede cubrir", asegura Jorge Rodríguez, director Ejecutivo de Banca Privada en México de Credit Suisse. Por ejemplo, ante la incertidumbre en Medio Oriente por los eventos políticos que presentaron en Túnez, Egipto y ahora en Libia y el temor de contagio hacía otros países de la región, pueden ser aprovechados al comprar acciones de empresas petroleras que sean punta de lanza en exploración.

"No pueden comprar Pemex en la Bolsa, pero sí Petrobras en el Mercado Global", destaca. La visión que tienen en Credit Suisse es de muy largo plazo, pero para este año anticipan que los países industrializados crecerán a tasas superiores a 4%; la economía mexicana también se expandirá, mientras que el peso cotizará en un rango amplio de 11.90 a 12.40 por dólar a lo largo de 2011.

"Vemos 2011 con tasas de interés que se mantendrán bajas, habrá crecimiento y las Bolsas de Valores se convertirán en la mejor opción de inversión, en cuestión del factor de riesgo rendimiento".

La asesoría para realizar cualquier inversión siempre será importante. "Invertir no tienen nada de científico, sí mucho análisis y algo de susto, pero al mismo tiempo hay que decir si el dinero lo necesitas y si la respuesta es no, siempre habrá un portafolio de inversión que se adecúe al perfil del inversionista".

En esto depende mucho la edad, necesidades, objetivos y la cantidad de dinero que estés dispuesto a canalizar porque el nivel de ingresos y tolerancia al riesgo siempre serán diferentes para cada persona.

Por ejemplo, poner un 10% o 15% en acciones y otro porcentaje en deuda, porque siempre habrá eventualidades que cubrir. "Hay que estructurar bien una cartera con objetivo de mediano y largo plazo, pero para ello es importante contar con un buen asesor financiero".

En Credit Suisse, "la posición que tomamos en el mercado no la midamos en cuanto al número de clientes, ni a los activos que manejamos, sino más bien en grados de satisfacción de clientes que atendamos", pero aclara que esa atención va en función de tres factores.

Primero, se manejan con el servicio y discreción del estándar suizo. "Nuestros clientes vienen con nosotros a invertir y muy pocos saben quiénes son nuestros clientes"; segundo, mantienen una política de inversiones globales. "Nos sentimos muy a gusto con la BMV, pero también invirtiendo a través del Mercado Global porque tenemos la fortaleza del análisis que nos llega a través de todo el mundo y que podemos ‘tropicalizar' en México".

El tercer diferenciador es la arquitectura abierta y ahí no tienen conflicto de interés en cuanto a productos y en la operación. "Si creemos que el mejor fondo de inversión que permita satisfacer las necesidades de nuestros clientes lo administra una empresa que no es Credit Suisse en México, lo adquirimos".

Si eres inversionista calificado (cuentas con más de 1 millón de pesos), la banca de inversión ofrece una gama amplia de opciones para cubrir las volatilidades del mercado. "Más gente ha ido tomando conciencia que manejar sus ahorros no es nada más estacionarlos en una cuenta bancaria, sino tener una rentabilidad más atractiva y eso es posible de alcanzar".

Ahora ve
Cinco inversiones que puedes hacer en lugar de comprar el iPhoneX
No te pierdas
×