Súper peso ‘batalla’ en Libia y Chicago

Las tensiones geopolíticas en Medio Oriente presionarán a la moneda mexicana en el corto plazo; los vencimientos de contratos de futuros en el mercado de Chicago también definirán su trayectoria.
billetes mexicanos  (Foto: CNN Expansión.com)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El súper peso vivirá momentos de volatilidad temporal. De acuerdo con analistas, eventos externos llevarán a la moneda mexicana a cotizar dentro de un rango amplio de 12.07 como piso, y hasta un máximo de 12.20 por dólar.

Los factores que explican este movimiento van dese el conflicto en países del Medio Oriente y norte de África, datos económicos duros en Estados Unidos, hasta el próximo vencimiento de futuros del peso en el Mercado de Chicago.

Pero en el mediano plazo, las posibilidades de que el tipo de cambio cotice por abajo de 12 pesos por dólar son altas. Los flujos de inversionistas extranjeros seguirán llegando al mercado de dinero y las reservas internacionales continúan aumentando, al ubicarse en casi 120,000 millones de dólares, mientras que las cuentas externas aún no muestran signos de deterioro.

La posición especulativa del peso en el mercado de futuros de Chicago sigue aumentando a favor de la moneda mexicana. Al 22 de febrero pasado, se ubicó en 4,722 millones de dólares contra los 4,504 millones de dólares de una semana anterior, lo que refleja la expectativa que tiene el mercado de una mayor apreciación, aunque la demanda todavía se encuentra por debajo del máximo histórico de 5,764 millones de dólares.

Estas posiciones suelen ser  "una bomba de tiempo", porque los grandes especuladores buscan aprovechar la apreciación del peso con posiciones largas, lo que genera una burbuja. Como son inversionistas cuya  permanencia no suele ser de largo plazo, al tomar utilidades y salirse presionan al peso, opina Mario Copca, director de Análisis de Vanguardia Casa de Bolsa.

Aunque advierte que en las próximas dos semanas la volatilidad en la moneda mexicana podría aumentar y no por un recrudecimiento en Libia o débiles datos económicos en EU. En puerta se encuentra el vencimiento de los contratos de futuro y la renovación de los contratos hoy no se está llevando a cabo, lo que puede ser un factor de riesgo alto.

"El vencimiento de los contratos a marzo es la segunda semana de este mes. Si conforme se aproxime la fecha los especuladores en Chicago cierran sus posiciones, estarían vendiendo y eso presionará al peso. Si por el contrario realizan el roll over (intercambian los contratos que vencen en marzo a los de junio), no habrá efectos sobre el tipo de cambio y podrá apreciarse", dijo.

La debilidad que mostró ayer el dólar, ayudado por algunas cifras económicas en EU, contribuyó a que el peso ganara 2 centavos frente a la divisa estadounidense y "mientras se mantenga por arriba de 12.07 pesos por dólar las posibilidades de que se deprecie son amplias; debajo de ese nivel técnicamente está anulando una señal alcista para el dólar", indica Copca.

Sin embargo, para el subdirector de Análisis Económico de Monex Grupo Financiero, Eduardo Ávila, el peso se encuentra en bastante forma. La volatilidad internacional ha tocado al tipo de cambio, pero seguirá oscilando entre 12 y 12.25 por dólar, aunque tiene buenas posibilidades de que se fortalezca en el mediano plazo.

La semana pasada, el alza en el precio internacional del petróleo debilitó al peso. "Pero no fue por el aumento en energéticos, sino por el temor que generaron entre los inversionistas las tensiones geopolíticas, por lo que optaron por salir de mercados emergentes y refugiarse en instrumentos más seguros como los bonos del Tesoro de EU y ante la salida de recursos del mercado de dinero y de la Bolsa, el peso se presionó", explica.

Tampoco espera que los próximos vencimientos en el Mercado de futuros de Chicago afecten la cotización de la moneda mexicana. Lo más probable es que haya una renovación de los contratos porque siguen apostando a una mayor apreciación del peso; habrá cancelaciones, pero serán mínimas y por ello estima que el tipo de cambio tiene buenas posibilidades de colocarse debajo de 12 pesos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La tensión política en Medio Oriente elevó la aversión al riesgo global, interrumpiendo la estabilidad cambiaria de semanas anteriores, y propiciando una descorrelación entre la curva de tasas en México y la de los Bonos del Tesoro, resalta BBVA.

De prevalecer la aversión al riesgo y de continuar subiendo los precios del petróleo, el panorama del peso se complicaría. La presión sobre el tipo de cambio prevalecería, y la volatilidad de la curva se acentuaría sin una marcada tendencia en el dinamismo, pero en cuanto aminore el grado de aversión, el peso regresaría hacia 12 unidades por dólar.

Ahora ve
A un mes del sismo del 19 de septiembre, la herida sigue abierta
No te pierdas
×