Reforma fiscal del PRI, poco funcional

Es difícil que el proyecto logre subir la recaudación en dos puntos porcentuales del PIB: analistas; el plan no es competitivo, ni promotor del empleo, del crecimiento y de la inversión, advierten.
Cámara de Diputados  (Foto: Archivo NTX)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La iniciativa de reforma fiscal que presentó el jueves la bancada del PRI en la Cámara de Senadores es una propuesta de buenas intenciones, pero se queda corta, coinciden fiscalistas y economistas. Y es que el esquema que se presenta no es competitivo, ni promotor del empleo, del crecimiento y ni de la inversión.

Incrementar la recaudación en dos puntos porcentuales del PIB, como plantea la bancada del partido tricolor en el Senado, parece complicado. Cuando mucho aumentará entre 1 y 1.2 puntos, asegura José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) del Estado de México, quien advierte además que esta propuesta de reforma será inflacionaria.

México requiere un esquema fiscal competitivo, que permita pasar de una recaudación que representa actualmente 10% del PIB, a una proporción de 16 a 18%. Pero aumentar los ingresos tributarios en dos puntos porcentuales, que no son despreciables, no resolverá las necesidades de la economía mexicana, menciona Carlos Cárdenas Guzmán, vicepresidente de Asuntos Fiscales del Instituto mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

"En esta iniciativa de reforma no se incorpora el planteamiento original del que habló el senador Manlio Fabio Beltrones, de generalizar el IVA, y luego al tema le incorporó alguna reserva, con una canasta básica protegida, y ahora, a final de cuentas, ya no se incluye el tema de medicinas y alimentos", indica el fiscalista.

De hecho, el esquema tributario que mantienen otras economías hace que la recaudación surga de impuestos indirectos (como el IVA) y menos en impuestos directos (como el ISR) y "si queremos competir para atraer capitales, que haya inversión, empleo, impuestos, necesitamos un esquema fiscal que sea competitivo".

En la propuesta, se mantiene la tasa de 16% del IVA, aunque con la posibilidad de que se pueda acreditar al consumidor 3%, con lo cual bajaría a 13% esta tasa. Eso podría incentivar a la gente a entrar a la economía formal y bancarizarse, lo cual hace a la reforma más fiscalizadora y "finalmente esa es la intención y es buena", dice el vicepresidente de Asuntos Fiscales del IMCP.

"Si vemos que 60% de los participantes en la economía están en la informalidad y no pagan impuestos, en congruencia con eso tenemos que aplaudir las medidas que fiscalicen a los que evaden. Justamente al país le urge que haya menos evasores y más gente pagando impuestos, pero sí se debe revisar este punto del IVA porque necesitamos un esquema fiscal que se recargue más  en impuestos directos".

La iniciativa de reforma se recarga mucho en dos elementos. El IVA lo dejan en 16% y una persona formal puede acreditar 3%, "pero con eso están planteando que la gente pueda tener incentivos a formalizarse, pero en realidad una persona que está en la informalidad, puede perfectamente dejar fuera este incentivo marginal de 3% y parece que están sobredimensionando el impacto que este IVA puede tener sobre la formalización", dice De la Cruz.

Además, es delicado que no se presente cuál va a ser la tasa ponderada del IVA. "Se está buscando bajar el impuesto cuando en realidad no es así. Al gravar algunos alimentos y dejar solo una canasta básica el IVA ponderado va a aumentar, y no se ha dicho en cuánto va a quedar".

Para el catedrático del Tecnológico de Monterrey, establecer el IVA ponderado es muy importante porque a partir de ahí se debe calcular el impacto que tendría sobre los precios y, más importante, por sector de ingresos, porque los aumentos en precios como están diseñados deberían impactar a las clases medias y a las clases de mayores ingresos.

Por ejemplo, hoy los alimentos no están gravados, pero al generalizar el IVA y dejar fuera solo la canasta básica los precios de otros artículos van a subir, además de que proponen homologar la tasa del IVA en frontera.

Sobre otros impuestos, Cárdenas Guzmán dice que la desaparición del IETU es positiva, porque hasta hoy está recaudando la décima parte de lo que dijeron que iba a recaudar cuando se generó el impuesto que eran alrededor de 300 mil millones de pesos.

Y para lograr los 2 puntos que propone la reforma, dependerá de cómo quede finalmente. El IVA queda igual, con la posibilidad de que se le regrese al consumidor 3%, en todo caso se disminuye la recaudación, bajan el ISR y "habrá que ver qué regímenes preferenciales van a quedar eliminados de manera definitiva con lo cual podrían alcanzar ese 2%".

Para el director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) del Estado de México, la reforma es de buenas intenciones, pero con muchas deficiencias que va más por el lado de ingresos y tiene poco contenido por el lado del gasto.

"Es una reforma netamente recaudatoria y a través de ella no hay un escenario sobre el impacto que tendrá en términos de crecimiento económico, generación de empleo y fomento a la inversión".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ahora los diputados deberán estimar el impacto que tendrá en las finanzas del Gobierno bajar el IVA a personas físicas, el efecto de eliminar el IETU, pero el ISR tendrá un esquema que gravará flujos y seguirá afectando a las empresas.

Habrá que tener cuidado con esa disminución de ISR a 25% y de 5% en algunas cuyos ingresos son de hasta 20 millones de pesos, porque hay un diferencial muy gran entre las tasas que pagan unas compañías respecto de otras y puede provocar que exista cierta sobrefacturación de estas empresas pequeñas hacia las grandes y generar evasión y elusión de impuestos.

Ahora ve
Tu empresa tiene mucho que decir
No te pierdas
×