EU ‘se asusta’ por plantas nucleares

Después de la catástrofe en las costas de Japón, analistas consideran el peligro estadounidense; al igual que el país asiático, Estados Unidos cuenta con reactores nucleares cerca del océano.
eu zonas nucleares  (Foto: CNNMoney)
Steve Hargreaves
NUEVA YORK -

La seguridad de los reactores nucleares de Estados Unidos ha sido puesta en duda mientras los ingenieros japoneses intentan evitar una fusión accidental total en dos de las plantas nucleares afectadas por el terremoto en ese país. Al igual que en Japón, algunos de los 104 reactores nucleares en Estados Unidos están cerca del océano, algunos de ellos en zonas propensas a los temblores.

Los reactores están diseñados para soportar terremotos, sabotajes y otros desastres, pero las dificultades que enfrentan los japoneses para controlar sus plantas está despertando alertas sobre la seguridad de las instalaciones en Estados Unidos.

"Los trágicos eventos en Japón podrían ocurrir fácilmente en Estados Unidos", dijo en una declaración el representante Ed. Markey, demócrata por el estado de Massachusetts que pertenece al comité de la Cámara que supervisa la energía nuclear.

Markey recomendó varias medidas que podrían ser tomadas por el Gobierno de Obama y por la Comisión de Regulación Nuclear. Estos pasos incluyen sistemas de seguridad reforzados en plantas ubicadas cerca de las líneas de las fallas, instrucciones de respuesta de emergencia que se ajusten a instancias en las que más de un desastre pueda ocurrir simultáneamente, y la distribución de pastillas de yoduro de potasio bloqueadoras de radiación para toda la gente que viva a 32 kilómetros de radio del reactor. Estas pastillas ya fueron distribuidas a la gente que vive a 16 kilómetros del reactor. 

Estados Unidos cuenta con 104 reactores nucleares no militares que operan en 65 plantas en todo el país. Además, hay docenas de reactores, laboratorios de armas y otras instalaciones nucleares asociadas a la defensa nacional.

La mayoría de las plantas civiles se encuentra cerca de centros poblacionales importantes. Actualmente proveen cerca del 20% de la energía del país.

No ha habido una planta nuclear puesta fuera de servicio desde que ocurrió la fusión accidental de Three Mile Island en Pensilvania en 1979, aunque docenas que fueron puestas en construcción en aquel entonces se han ajustado a las regulaciones. 

Recientemente, con el aumento del uso de la electricidad, el deseo por generar energía nacional y la preocupación por el calentamiento global han hecho que las plantas nucleares sin carbono sean más atractivas. 

El Gobierno asignó 18,000 millones de dólares a nuevas plantas nucleares, y el presidente Obama quiere gastar otros 36,000 millones de dólares.

Los reguladores federales están revisando 20 solicitudes para construir plantas nucleares, y varias instalaciones existentes han enviado su solicitud para extender sus licencias operacionales. Hay quienes llaman a esto el renacimiento de la industria nuclear.

Los eventos en Japón obviamente han creado el clima político que dificulta la creación de más plantas nucleares en Estados Unidos.

"El debate fue alterado, al menos a corto plazo", dijo en una nota de investigación el lunes Christine Tezak, analista de políticas ambientales y energéticas en la compañía de manejo de activos Robert W. Baird & Co.

Las preocupaciones de seguridad, así como de costo, siguen afectando la industria nuclear.

En Estados Unidos, quizás las dos plantas nucleares más vulnerables están en California, en la costa del Pacífico, cerca de la falla de San Andrés.

Estas plantas fueron creadas para tolerar un terremoto de magnitud de 7.5 grados, dijo Robert Alvarez, experto nuclear en el Instituto de Estudios de Políticas en el Departamento de Energía de Estados Unidos.

El terremoto de San Francisco de 1906 fue de 8.3 grados, dijo Alvarez, mientras que el terremoto de Japón el viernes fue de 8.9 grados masivos. Un terremoto de 8.9 grados es 125 veces más poderoso que un terremoto de 7.5 grados, según el Sondeo Geológico de Estados Unidos. 

"No creo que debamos renovar esas licencias operacionales", dijo.

Alvarez también dijo que los problemas con las instalaciones en Japón también subrayan el panorama catastrófico de una falla de energía, de bombas y de otras infraestructuras. El malfuncionamiento de estos sistemas podría ocurrir debido a un terremoto o a un ataque terrorista masivo, como uno en el que participen aviones comerciales.

Los voceros de las empresas de servicios públicos que son dueñas de las plantas de California, Pacific Gas & Electric y Southern California Edison, dijeron el domingo que las plantas están diseñadas para soportar el terremoto más intenso de su localidad inmediata, que no se cree que pueda superar una magnitud de 6.5 grados. 

Además, las pruebas han mostrado que las plantas nucleares del país podrían soportar un impacto de un avión comercial, dijo Steve Kerekes, vocero del grupo de la industria llamado Instituto de Energía Nuclear. 

En respuesta a las recomendaciones del congresista Markey, Kerekes dijo que los sistemas de seguridad de las plantas en Estados Unidos ya son Fuertes. Dijo que la planeación de desastres siempre puede ser mejorada, pero los estudios muestran que no se necesita distribuir pastillas de yodato fuera del radio actual de 16 kilómetros.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Un vocero de la Comisión de Regulación Nuclear dijo que las plantas en Estados Unidos son seguras. "Las rigurosas regulaciones de seguridad de la Comisión de Regulación Nuclear aseguran que las instalaciones nucleares de Estados Unidos están diseñadas para soportar tsunamis, terremotos y otros peligros", dijo.

 

Ahora ve
Kim Jong-Un asegura que Donald Trump pagará caro su discurso
No te pierdas
×