El congreso de EU debate ‘absurdamente’

Los republicanos y demócratas en EU continúan en disputa por el presupuesto del país en 2012; la principal consternación debe ser financiar al Gobierno el resto del año y llegar a un acuerdo.
congreso eu  (Foto: CNN)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

El año fiscal está casi a la mitad, pero los legisladores siguen discutiendo por una parte muy pequeña del presupuesto, en lugar de hacer lo que debieron haber hecho hace seis meses: financiar al gobierno para el resto del año. La lucha rencorosa para decidir qué hacer es "disfuncional", dice Robert Bixby, director ejecutivo de la Coalición Concord, un grupo observador del déficit. "La pelea de 2011 se ha vuelto una distracción fuerte. Tienen cosas mucho más importantes qué hacer".

Su consejo: "elegir una cifra y superarlo".

Pero los republicanos y los demócratas no están ni siquiera cerca de llegar a un acuerdo en 2011... todavía no. Lo que harán es aprobar un recurso provisional de tres semanas el viernes; se trata del sexto desde octubre pasado.

Y esto se traduce en tres semanas más de riñas partidistas por el gasto, realizadas en nombre de la responsabilidad y preocupación financiera por la economía. 

Al seguir prolongando un debate que debió haber terminado en septiembre pasado, el Congreso está trabajando con el poco tiempo que le queda para lidiar con problemas mucho más críticos, problemas que tendrán un impacto mucho más fuerte en la economía y en la deuda del país.

Lo que el Congreso debería estar atendiendo 

El límite de la deuda: el Departamento del Tesoro estima que la deuda acumulada del país podría llegar a 14,294 billones de dólares, el límite de deuda legal, el 15 de abril. Falta un mes para eso, y sólo una semana después de que caduque la siguiente medida provisional prevista. 

Y parece que el Congreso se hará de la vista gorda con el problema hasta la fecha límite.

No levantar el límite cuando la deuda llegue a ese punto impediría que el Departamento del Tesoro tome prestado el dinero que necesita para pagar las cuentas completas del país. Las consecuencias de no levantarla por un periodo sustentable serían duras y duraderas.

Un informe reciente del Servicio de Investigación del Congreso notó que si los legisladores no elevan el límite, necesitarán recortar los gastos o aumentar los impuestos en 738,000 millones de dólares simplemente para pagar las cuentas del país en los próximos seis meses. Y si no lo elevan para 2012... necesitarán recaudar incluso más.

Si no lo hacen, Estados Unidos podría terminar incurriendo en moras. Una opción impensable.

El presupuesto para el año fiscal 2012 

En teoría, la Cámara y el Senado deben llegar a un acuerdo sobre una resolución de presupuesto para 2012 en abril. 

Es un documento importante: fijaría los niveles de gasto e ingresos para el próximo año, y ofrecería lineamientos a los legisladores que, entonces, pasarían meses descifrando cómo financiar programas gubernamentales y agencias. 

En realidad, la Cámara y el Senado no están ni siquiera cerca de lograrlo. Que no te sorprenda cuando llegue el 1 de octubre y no haya presupuesto en manos y comiencen a aprobarse los proyectos de ley de financiamiento a corto plazo.

Un plan comprehensivo para reducir la deuda

Al concentrarse de forma miope en el gasto de 2011, los legisladores están "cazando hormigas e ignorando a los elefantes", dijo en una reunión la semana pasada David Cote, presidente ejecutivo de Honeywell International. 

Cote formó parte de la comisión bipartidista de deuda del presidente Obama, que propuso formas para reducir el déficit en 4,000 millones de dólares a 10 años, una revisión al código fiscal eliminando la mayor parte de las exenciones fiscales y reduciendo las tasas, fijando límites de gasto e ingresos y balanceando el presupuesto hasta 2035. 

Todas las partes del presupuesto federal se verían afectadas por el plan de la comisión, incluyendo los gastos en la defensa y en Medicare, Medicaid y Seguridad Social, que son los principales conductores del problema de deuda a largo plazo del país.

Media docena de senadores, conocidos como el Grupo Bipartidista de los Seis, tomaron muy en serio el proyecto y están trabajando para incorporarla a la legislación. Pero nadie sabe si tendrán éxito y si su propuesta será bien recibida por la Cámara y el Senado. 

El reloj sigue andando sin importar esto. Muchos de los halcones del déficit ahora creen que si los legisladores no logran manejar la situación de la deuda a largo plazo, el país corre el riesgo de entrar a una crisis fiscal dentro de cinco años. 

Quizás los legisladores finalmente usarán mejor su tiempo después de haber puesto fin a su lucha por el financiamiento de 2011.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Comité por un Presupuesto Federal Responsable lo dice así: "las decisiones que tomen ahora nuestros líderes ayudarán a determinar si recordaremos esta era como ‘la era de los absurdos' o como ‘la era de la sabiduría'". 

Hasta ahora, va ganando el absurdo.

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×