Mujeres aún piden ‘permiso’ para salir

En México, 4 de cada 10 consultan a sus parejas antes de realizar muchas de sus actividades; el sexo femenino ‘asimila’ y deja pasar la agresión emocional por parte de hombres, dicen expertos.
mujer  (Foto: Photos to go)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En el recién celebrado Día Internacional de la Mujer, se habló sobre el lugar protagónico que las mexicanassu presencia en el mercado laboral. Han ganado en diversos aspectos, pero todavía hay caminos ‘recónditos' en los que es necesario trabajar: su libertad de elección, uno de ellos. Cuatro de cada 10 mujeres necesitan permiso de sus esposos para salir solas en la noche, de acuerdo con un estudio del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), y ese patrón es recurrente en mujeres de edades diversas, sin importar si son jóvenes o adultas mayores.

La investigación, que incluyó 41,400 encuestas, revela que en 23% de los casos, los hombres le indican a la mujer por quién votar. Además, 8.6% de las mexicanas pide consentimiento a su pareja para tomar anticonceptivos, según resultados de la Segunda Encuesta Nacional sobre Discriminación 2010 (ENADIS).

El sexo femenino en el país sigue viviendo ‘opresión' en varios aspectos; entre ellos la relación de pareja. El porcentaje de violencia sexual en el noviazgo, referida a mujeres entre 15 y 24 años, es de 8.16%, según cifras de la Encuesta sobre Violencia en el Noviazgo del Instituto Mexicano de la Juventud.

El tipo de agresión con mayor prevalencia entre ese segmento poblacional es la emocional. Y una dificultad es que ellas tienen más probabilidad de considerar normal el ejercicio de la agresión, como condición (natural) masculina.

"Una mujer golpeadora no corresponde con la imagen que la sociedad atribuye al género femenino. Un hombre registra la cachetada o patada de su novia como una acción anómala". Por el contrario, ellas pueden percibir la agresión física como ‘normal', señalan Roberto Castro e Irene Casique, autores del libro Violencia en el noviazgo entre los jóvenes mexicanos.

Castro menciona que las mujeres suelenasimilar' y ‘normalizar' las agresiones psicológicas, mientras que los hombres las magnifican y sobredimensionan; esto es por razones de dominio de género.

Para los autores, el mayor riesgo es que si alguien sufre agresión emocional, tiene altas posibilidad de llegar a la violencia física. "El problema va asociado a una ideología desigual de roles de género.

Quienes tienen ideas tradicionales sobre lo que debe ser un hombre y una mujer, corren mayor riesgo de sufrir violencia en el noviazgo, que aquéllos que tienen una cultura de equidad", afirman.

Del permiso a la violencia, sólo un paso

El informe de la Conapred -elaborado de manera conjunta con el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), integró a 10 grupos: mujeres, niñas y niños, juventud, mayores de 60 años, indígenas, migrantes, personas con discapacidad, trabajadoras del hogar, comunidad lésbico-gay-transexual-transgénero, personas en situación de pobreza y de religiones diferentes.

En sus conclusiones, el Conapred señala que las mujeres en el país, sin importar edad o pertenencia a algún grupo específico, están en una situación desigual con respecto a las oportunidades que tienen para su desarrollo, así como a las posibilidades de ejercer sus derechos fundamentales.

La ENADIS plantea preguntas parcialmente abiertas en la encuesta, como:¿Qué tanto cree usted que en México las personas les pegan a las mujeres? Los resultados son sorprendentes, porque que casi tres de cada 10 encuestados dice estar de acuerdo con que se castigue al sexo femenino por haber abortado, por ejemplo.

"Estas situaciones sugieren un deterioro de la libertad y autonomía para tomar decisiones sobre su propio cuerpo", menciona en el informe la Conapred.

Por su parte, Marisa Belausteguigoitia, directora del Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) de la UNAM, asegura que en el país las mujeres de entre nueve y 35 años son más susceptibles de ser violentadas o asesinadas. "Hasta 2006, había alrededor de 200 feminicidios sin aclarar. No obstante, muchas más fueron asesinadas por sus esposos, novios, hermanos o familiares varones", dice.

La reflexión es ¿Aquéllo que empieza con un permiso, puede extenderse a mayor violencia si la mujer no acata la voluntad de sus parejas? Y estos son problemas que pueden empezar desde muy temprana edad", subraya la psicóloga especialista en niños, Elsa González.

Ahora ve
Expertos analizan pruebas para determinar si Pablo Neruda fue asesinado
No te pierdas
×