La reforma fiscal del PRI se estanca

Legisladores acusan que no hay condiciones para discutir el proyecto de los senadores priistas; el diputado panista Mario Becerra ve difícil que se apruebe antes de la elección en el Edomex.
Manlio Fabio  (Foto: Notimex)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Una iniciativa de reforma fiscal del principal partido opositor en México, que busca gravar alimentos, no se aprobaría en el periodo de sesiones del Congreso que cierra en abril ante el poco tiempo para analizarla y partidos cada vez más enfocados en elecciones. Legisladores dijeron que no existen ahora condiciones para discutir el proyecto presentado la semana pasada por los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y que, según sus autores, tiene como meta obtener una recaudación adicional de 1.4% del Producto Interno Bruto (PIB).

Los partidos, enredados en duras pugnas, se alistan para comicios en varios estados este año, entre ellos el populoso Estado de México, que son vistos como un termómetro de lo que podría ocurrir en las elecciones presidenciales del 2012.

"La elección importante del Estado de México es en el mes de julio y esto difícilmente se aprobaría antes del mes de julio", dijo el legislador oficialista Mario Becerra, presidente de la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, que debe inicialmente dictaminar el plan fiscal.

El gobernante PAN y la izquierda discuten la posibilidad de una alianza para los comicios del Estado de México, en los que se elegirá nuevo gobernador, en busca de arrebatarle ese bastión al PRI y tratar de debilitarlo hacia las elecciones presidenciales del próximo año.

La fiscal es una reforma pendiente para México, cuya recaudación actualmente ronda el equivalente a un 10% del PIB, una de las más bajas de toda América.

Reforma compleja

Becerra dijo que lo ideal sería que el análisis de la reforma se extienda hasta el periodo en el Congreso que va de septiembre a diciembre para enriquecer el proyecto.

"Es una materia muy compleja, no me atrevería a adelantar tiempos", dijo por su parte a Reuters el secretario de la comisión de Hacienda, David Penchyna, legislador clave del PRI para la discusión de reformas relacionadas con impuestos y el presupuesto nacional.

Tal y como lo han dicho analistas, algunos diputados, como Becerra, anticipan que si a fines de este año no se aprueba la reforma no logrará avanzar en lo que resta de la gestión del presidente Felipe Calderón, que termina en diciembre del 2012.

El plan fiscal de los senadores priistas debe también sortear a la bancada del propio PRI en la Cámara de Diputados, que en el pasado no ha apoyado reformas propuestas por senadores de su partido.

Algunos diputados del PRI han dicho que no aprobarían una reforma que incluya gravar alimentos, como propone la de los senadores priistas, porque eso golpearía a sectores pobres.

"Es una propuesta hecha a la ligera y que podríamos sin duda alguna los diputados enriquecerla a lo largo de todo el año", dijo días atrás el diputado priísta Héctor Ramírez, quien en el pasado encabezó a un sector de diputados de su partido para rechazar proyectos que proponían gravar alimentos y medicinas, actualmente con tasa cero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"No tenemos ninguna prisa para poder aprobarla. Tenemos suficiente tiempo por delante", agregó.

 

Ahora ve
Algunas empresas 'hicieron su agosto' por el eclipse, pero también hay pérdidas
No te pierdas
×