EU quiere el petróleo de Brasil

Barack Obama dijo estar interesado en convertirse en cliente de las reservas petroleras brasileñas; el país sudamericano calcula tener hasta 100,000 millones de barriles de crudo en pozos profundos.
dilma-obama  (Foto: AP)
BRASILIA (AP) -

El presidente Barack Obama afirmó el sábado que Estados Unidos está interesado en convertirse en cliente de las enormes reservas petroleras de aguas profundas de Brasil. Tras una reunión de dos horas con la presidenta Dilma Rousseff, Obama citó a Brasil como un "socio estratégico" en el campo de la energía.

"Estamos creando un diálogo sobre energía para asegurar que las más altas autoridades de nuestros países trabajan juntas para aprovechar las nuevas oportunidades que surgen, como las nuevas descubiertas de petróleo", expresó Obama.

"Como la presidenta Rousseff dijo, Brasil quiere ser un proveedor de energía y nosotros queremos ser un cliente de esas fuentes", agregó el líder estadounidense.

Los nuevos yacimientos brasileños, situados a una profundidad de 7,000 metros bajo el nivel del mar podrían contener entre 50,000 millones y 100,000 millones de barriles de crudo, lo que convertiría a Brasil en un exportador neto de petróleo.

El subsecretario para Asuntos Internacionales del Departamento de Energía norteamericano, David Sandalow, ratificó el interés de su país en las reservas brasileñas, conocidas como "camada pre-sal" por estar situadas bajo una capa de sal corrosiva.

"Estados Unidos quiere ser socio en el pre-sal y espera ser un buen comprador de petróleo brasileño", declaró Sandalow en una conferencia empresarial binacional celebrada en forma paralela a la visita presidencial.

Brasil es actualmente el octavo mayor proveedor de petróleo en el mercado estadounidense y su participación debe crecer con la explotación de las reservas del pre-sal, dijo en el foro Sergio Gabrielli, presidente de la estatal brasileña Petrobras.

Durante la visita de Obama, los dos gobiernos firmaron acuerdos en materia de biocombustibles para producir un etanol que sería utilizado para aviones.

El mandatario elogió a Brasil como un promotor del uso de energía limpia y destacó su esfuerzo por promover el desarrollo de biocombustibles en otros países de América Latina y África.

"Los jefes de Estado coincidieron en que hay intereses convergentes de los dos países en materia de energía, inclusive en los sectores de petróleo, gas natural, biocombustibles y otras fuentes renovables", señaló una declaración conjunta emitida tras el encuentro.

Estados Unidos ha manifestado su interés en buscar nuevos proveedores de crudo ante la ola de inestabilidad en Medio Oriente.

Obama ofrece limitado apoyo a ambición ONU de Brasil

Obama dijo el sábado que apoya el "extraordinario" ascenso de Brasil en la escena mundial, pero se abstuvo de respaldar el antiguo deseo de su anfitrión de un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Al comienzo de un viaje de cinco días a América Latina, Obama dijo en una rueda de prensa en Brasilia, que su visita era una oportunidad "histórica" para fortalecer lazos entre Estados Unidos y la mayor economía de la región en áreas como comercio y energía.

Obama realiza este viaje para buscar una mayor participación estadounidense en el robusto crecimiento de América Latina, en momentos en que enfrenta sensibles crisis internacionales en Japón y Libia.

En una declaración conjunta, Obama y la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijeron que reconocían la "necesidad de reformar las instituciones internacionales para que reflejen las actuales realidades políticas y económicas".

"El presidente Obama expresó su aprecio por la aspiración de Brasil de convertirse en miembro permanente del Consejo de Seguridad y reconoció su asunción de responsabilidades globales", dijo la declaración.

Rousseff dijo que era optimista sobre las relaciones Estados Unidos-Brasil, que atravesaron por un período de tensión el año pasado, y ve oportunidades para que las dos naciones cooperen en el desarrollo de los vastos nuevos campos petrolíferos del país sudamericano.

En un discurso severo durante el que apenas miró a Obama, la ex militante izquierdista también instó a una reforma del Consejo de Seguridad y dijo que las organizaciones internacionales aún reflejaban viejas estructuras de poder.

Brasil considera que merece un asiento permanente en el Consejo de Seguridad a la vista de su creciente influencia como potencia económica y diplomática, y quiere conseguir el apoyo de Obama, que respaldó la entrega de un sillón permanente a India cuando visitó Nueva Delhi en noviembre.

Con la necesidad de impulsar el empleo en Estados Unidos antes de las elecciones presidenciales del 2012, la visita de Obama es parte de un intento por volver a comprometerse con sus vecinos, donde Washington enfrenta la creciente competencia de China, que el año pasado se convirtió en el mayor socio comercial de Brasil.

Obama mantuvo su gira de cinco días, que también lo llevará a Chile y a El Salvador, pese a que las potencias mundiales se reunieron en París para dar inicio a acciones militares que buscan proteger a los civiles de los ataques del líder libio Muammar Gaddafi, mientras Japón enfrenta una crisis nuclear.

Funcionarios estadounidenses han dicho que Obama quiere reparar los lazos diplomáticos con Brasil durante el Gobierno de Rousseff, quien asumió en Año Nuevo. Las tensiones aumentaron bajo el mandato del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva por, entre otras cosas, la apertura de Brasil hacia Irán.

Obstáculos para los negocios

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se quejó el sábado del ambiente económico de Brasil al afirmar que habían demasiados obstáculos para hacer negocios en el mayor país de Sudamérica.

Obama hizo tales comentarios en un foro para líderes empresariales en la capital Brasilia.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Además, ambos presidentes reafirmaron su "firme compromiso" para una conclusión exitosa de la ronda de Doha de negociaciones de comercio.

Los mandatarios Barack Obama y Dilma Rousseff dijeron también que se necesitaba una mayor transparencia en los mercados de materias primas y una mejor regulación en los mecanismos financieros que tengan efecto sobre los precios de los insumos.

Ahora ve
¿Perdiste las escrituras de tu propiedad en el sismo? Te decimos qué hacer
No te pierdas
×