México, el octavo en robo de identidad

En 2010 las autoridades recibieron 300,000 denuncias sobre este delito en instituciones financieras; los especialistas indican que en nuestro país se toman pocas medidas para evitar el ilícito.
robo de idnetidad ladron computadora tarjeta  (Foto: Photos to Go)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Durante el año pasado autoridades financieras mexicanas recibieron 300,000 denuncias de robo de identidad con intenciones fraudulentas en instituciones financieras, cifra que ubicó a México en el octavo lugar a nivel mundial en la práctica de este delito que debe ser castigado.

De acuerdo con estadísticas internacionales, cada 4 segundos ocurre un robo de identidad y su resolución requiere en promedio de 600 horas de trabajo de investigación por parte de especialistas para determinar quiénes atacaron a los usuarios de los servicios financieros, sin contar el tiempo que la víctima dedica para demostrar que alguien utilizó su información personal de manera ilegal.

En conferencia de prensa Alfonso Flores, Director General de CPP Protección de Identidad México, sostuvo que el problema de robo de datos en nuestro país es creciente y que este se realiza a través del ciberespacio o en el mundo real.

Dijo que si bien 92% de los mexicanos sabe lo que es el robo de identidad y más de la mitad se sienten vulnerables ante una situación de esta naturaleza, en el país se toman pocas precauciones para evitarlo.

Explicó que este ilícito puede perpetrarse con acciones desde la clonación de una tarjeta bancaria, el robo de correspondencia, específicamente de estados de cuenta o la pérdida de bolsos y carteras; sin embargo, también existen sofisticados programas cibernéticos dedicados a estas acciones ilegales.

El plagio o robo de identidad de los casos documentados en México ocurrieron en 67% de la incidencia por la pérdida o robo de documentación; en 63% fueron extraídos de tarjetas y documentos que se llevaban en la cartera, en la bolsa o un portafolio, y 53% de los casos los datos fueron tomados directamente de una tarjeta bancaria.

Alfonso Flores sostuvo que la legislación mexicana castiga penalmente la obtención fraudulenta de datos, así como los casos graves de uso de los mismos, pero en la mayoría de los casos la jurisprudencia permite su consideración como falsedad instrumental para cometer otros delitos, pero no existe en la nación mexicana el delito de robo de identidad tipificado.

De acuerdo con las definiciones de robo de identidad más aceptadas, este ilícito ocurre "cuando alguien adquiere, transfiere, posee o utiliza información de una persona física o jurídica de forma no autorizada co la intención de cometer fraude u otro delitos".

El especialista explicó que en el caso de México el robo de este tipo se utiliza, en la mayoría de los casos, para fraudes financieros pero también hay casos en los que se utilizan los datos de otra persona para contratar servicios, deudas o para adquirir bienes que serán utilizados ilegalmente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Tal es el caso de la adquisición de vehículos que podrían ser utilizados para actividades del crimen organizado o equipos de telefonía que complementan actividades criminales y que de ser rastreados responsabilizan a inocentes.

Ante ese riesgo CPP México trae al país, desde el Reino Unido, un producto de servicio, asesoría e investigación que ayuda a la víctima del plagio de identidad, a aclarar ante autoridades judiciales y financieras el origen de las operaciones fraudulentas y que a un costo relativamente bajo de 100 pesos mensuales garantiza la solución del problema.

Ahora ve
Voluntarios trabajan sin descanso en el edificio derrumbado en Gabriel Mancera
No te pierdas
×