Portugal lucha por ordenar su economía

Los partidos acordaron adelantar sus elecciones, mientras el país está a merced de los mercados; las elecciones se realizarán en mayo o a inicios de junio.
Anibal Cavaco  (Foto: AP)
LISBOA (AP) -

Los partidos políticos optaron este viernes por realizar una elección anticipada en vez de conformar un nuevo Gobierno, a pesar de que esto podría aumentar los temores financieros de este país afectado por las crisis, que lo obligarían a aceptar un plan de rescate. Portugal carece de dirección y está a merced de los mercados financieros después de que su Gobierno socialista renunció a comienzos de la semana por una disputa con sus rivales sobre las medidas de austeridad.

El presidente Anibal Cavaco Silva, que es más bien una autoridad ceremonial encargada de vigilar los procesos de elección, se reunió el viernes con todos los partidos políticos del país para ver si podrían conformar voluntariamente un Gobierno de coalición. Pero todos apoyaron las nuevas elecciones, que se realizarían en mayo o a comienzos de junio.

Portugal, uno de los países más pobres de Europa, está en medio de una crisis financiera que lo orilla cada vez más hacia un rescate que no quiere tomar.

Una década de crecimiento casi nulo en la que el país se endeudó bastante ha asustado a los mercados y llevado sus costos crediticios a niveles tan altos que resultan insostenibles. Aunque el fondo de rescate de Europa puede aportar los 75,000 millones de dólares que según los analistas requiere Portugal, sus problemas han contribuido a aumentar los temores de los inversionistas sobre la fortaleza financiera de la eurozona, integrada por 17 países.

La decisión de los partidos significa que la solicitud de ayuda a la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional será aplazada hasta mediados de año, tras las elecciones.

Esto podría crear un problema de solvencia. El Gobierno saliente ha dicho que Portugal tiene suficiente dinero para cumplir con una emisión de bonos de 4,500 millones de euros (6,400 millones de dólares) en abril, pero no hay certeza de que pueda cumplir con el vencimiento de una emisión de 4,900 millones de euros (6,900 millones de dólares) en junio.

Barclays Capital dijo que los fondos de Portugal eran limitados, pero que el pago de junio no precisamente presagia un desastre.

"De acuerdo con nuestra opinión Portugal podría encontrar financiación, pero no en una situación cómoda", dijo.

Ninguno de los partidos dominantes de Portugal quieren pedir ayuda del exterior como lo hicieron Grecia e Irlanda, los otros dos integrantes de la eurozona que se vieron obligados a aceptar fondos de rescate el año pasado, pues temen que esto podría obligarlos a cumplir con ciertas políticas fiscales y a desmejorar las condiciones de vida por años.

"Portugal no necesita ninguna ayuda", dijo el primer ministro saliente José Sócrates el viernes, al insistir que su política de aumentos a los impuestos y recortes salariales reduciría la deuda del país.

Ahora ve
Cómo la tecnología te abre nuevas oportunidades #DiálogosExpansión
No te pierdas
×