S&P baja la nota de 5 bancos portugueses

La calificadora advirtió que podría bajar la calificación de la deuda del país por la incertidumbre; analistas pronostican que Portugal pronto necesitará un rescate como los de Grecia e Irlanda.
Portugal  (Foto: Photos to go)
LISBOA (AP) -

El desplome financiero de Portugal cobró velocidad este lunes a pesar de los esfuerzos políticos para contener la aguda crisis de deuda que enerva a toda la eurozona. La agencia calificadora de deuda Standard & Poor's redujo el valor del crédito de cinco grandes bancos portugueses, y advirtió que podría bajar la clasificación de la deuda del país esta semana debido a la incertidumbre política luego de que el gobierno renunció la semana pasada.

"La creciente incertidumbre política (...) menguará el ya bajo nivel de confianza de los inversores, lo que incrementará las dificultades financieras de los bancos portugueses", dijo Standard & Poor's el lunes.

Los bancos degradados el lunes fueron el estatal Caixa Geral de Depósitos y las instituciones privadas Banco Santander Totta, Banco Espirito Santo, Banco Portugués do Investimento y Banco Comercial Portugués.

El rendimiento del bono a 10 años de Portugal alcanzó 7.9%, un nuevo máximo para la era del euro y un insostenible costo de financiamiento para el país.

Muchos analistas pronostican que Portugal necesitará pronto un rescate como los de Grecia e Irlanda. Los políticos portugueses quieren evitarlo porque ello obligaría al país a pasar años de políticas de austeridad y limitaría las opciones del nuevo gobierno al cargar una enorme deuda.

Aunque es una de las economías más pequeñas y débiles entre los países que emplean el euro como moneda, los apremios de Portugal han socavado la confianza del mercado en la solidez fiscal de la región entera.

Portugal cuenta con poco tiempo para recuperar la confianza de los inversionistas. Tiene un vencimiento de deuda por 4,500 millones de euros (6,300 millones de dólares) en abril, el cual dicen las autoridades pueden cubrir. Y luego tiene otro vencimiento por 4,960 millones de euros (7,000 millones de dólares) en junio, para el cual no hay certeza de que cuente con fondos suficientes.

Mientras tanto, las disputas políticas han arrojado dudas sobre la capacidad de Portugal para salir de su crisis financiera. La nación enfrenta al menos dos meses de parálisis política justo cuando necesita aprobar una estrategia convincente para reducir su deuda.

El gobierno minoritario renunció la semana pasada luego de que los partidos de oposición desaprobaron un plan de austeridad que contempla aumentos de impuestos, en tanto que una elección anticipada para designar un nuevo gobierno no se realizará sino hasta finales de mayo o principios de junio.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Existen además cuestiones constitucionales sobre si un gobierno interino tiene la autoridad para solicitar un rescate.

Moody's degradó la calificación de deuda de Portugal la semana pasada.

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×