La incertidumbre ‘contamina’ a la Bolsa

El IPC corre el riesgo de quedarse estancado ante un entorno internacional complicado: analistas; los fundamentales positivos en México avalan la posibilidad que alcance 42,000 puntos a fin de año.
Bolsa-mercados  (Foto: Jupiter Images)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) enfrenta un riesgo de estancamiento de corto plazo a causa de las condiciones económicas, políticas y financieras que se ha presentado en el mundo en las últimas semanas, destacan analistas.

Sin embargo, hacia mediados del año las condiciones se estiman mejores para el principal indicador del mercado local, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), toda vez que el control de la inflación, las expectativas de un mejor crecimiento, un buen manejo de la deuda y déficit fiscal controlado sirven de soporte para alimentar la posibilidad de que alcance los 42,000 puntos, por lo menos, al cierre de 2011.

Por ahora, la idea de que los precios de los energéticos llegaron a niveles elevados, para quedarse ahí un buen tiempo, se arraiga. Europa parece no tener una salida fácil y la sensación de seguridad que les otorgaban a los inversionistas buenos datos de crecimiento en Estados Unidos parece desvanecerse, dice Rodolfo Campuzano, director de Análisis Económico de Invex Grupo Financiero.

Además, los inversionistas volverían a tener dudas con relación a la fortaleza de la recuperación en los siguientes meses, sobre todo si los negocios enfrentan un escenario menos favorable en el exterior, agrega.

"Siendo suspicaces, habría que pensar en operaciones de revaluación ante el cierre del trimestre; esto no es algo nuevo, tanto en mercados pequeños como en los grandes es un patrón bastante común", menciona Campuzano.

La suspicacia viene a lugar porque en general se observa una comunidad de inversionistas que no sabe qué hacer. No hay una apuesta clara y, por ende, nadie mueve sus fichas y todos temen que si los problemas se enfrían rápido, los mercados volverían a repuntar y los factores externos hablan de un posible estancamiento en los mercados, resalta en un informe.

El mercado accionario puede seguir enfrentando algo de incertidumbre e indefinición hasta que aparezcan algunos eventos que aclaren su dirección, opina Carlos Ponce, director general adjunto de Análisis de Ixe Grupo Financiero.

Entre esos eventos que mejorarían el panorama para el mercado mexicano en el corto plazo destaca la publicación de los reportes del primer trimestre de 2011, tanto en México como en EU, lo que sucederá en un par de semanas, así como la temporada de asambleas y la temporada del pago de dividendos.

Con precios bajos "un pago de dividendo en efectivo puede hacer que el rendimiento asociado (dividend yield) resulte interesante, en un ambiente donde la tasa de interés anual libre de riesgo (Cete efectivo de 3.8%) es muy bajo. Y estos eventos pudieran, potencialmente, darle dirección al mercado", indica.

Descarta que el mercado se encuentre caro. Si bien el valor de la compañía/ flujo operativo (FV/EBITDA por sus siglas en inglés) de la Bolsa está en 9.2 veces, que es un rango alto, ajustado por tasa de interés resulta ser de casi poco más del doble de lo que paga el Cete.

Y esto no se debe a que el múltiplo respecto de la tasa sea elevado, sino que la tasa de referencia que se utiliza (Cete) es muy baja en este momento.

"Pocas veces se había tenido un diferencial tan bajo entre esta tasa de referencia y el inverso del múltiplo. Y si se mide ajustado por riesgo país, el múltiplo ya no es tan elevado, ya que el promedio de los últimos 5 años -del múltiplo ajustado por riesgo país- es de 5.8 veces y en este momento es de 14.5% abajo, es decir, se ubica actualmente en 4.99 veces". Es un mercado atractivo.

Si se compara con otros mercados, el mexicano se encuentra dentro de parámetros razonables, menciona Gerardo Copca, director de la firma de consultoría y análisis MetAnálisis. "Si a eso se le suma que las expectativas de las empresas para este año siguen mejorando, ayudará a que los múltiplos se ajusten", dice.

Aunque no descarta que el IPC registre alzas moderadas, en el corto plazo observará una tendencia lateral. "La Bolsa se encuentra en el proceso de consolidación, esperando resultados del primer trimestre, pagos de dividendos y que la economía siga mostrando crecimiento".

En su opinión, esta situación no es privativa del mercado mexicano. Los inversionistas internacionales se están concentrando más en el mercado de bonos que en acciones. "Hay un problema en la percepción sobre el crecimiento, y México depende mucho de qué pase en EU", señala.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La gente aún no está muy convencida (de una mayor expansión) y hay incertidumbre por todo lo que ha pasado con Japón, en Oriente Medio, en los mercados europeos, y eso hace que estén en pausa hasta que vea por dónde se encamina el entorno internacional.

Sin embargo, resalta que las mejores perspectivas que presenta México (inflación controlada, déficit fiscal bajo, buen manejo de la deuda resulta positivas y han permitido a la Bolsa estar en posición defensiva y enfrentar bien la aversión al riesgo que se observa por algunos días en el ámbito mundial, por lo que anticipa que el IPC alcanzará los 43,000 puntos al cierre de 2011.

Ahora ve
¿Sabes cuántos gérmenes hay en los lugares que tocas comúnmente?
No te pierdas
×