La manufactura mundial se desacelera

La actividad a nivel global tuvo un débil crecimiento, pero se mantiene en un nivel de expansión; la industria se encuentra en su escalada inflacionaria en costos más veloz desde 2002.
mexico industria exportacion  (Foto: CNN)
LONDRES/BEIJING (CNN) -

La actividad manufacturera global creció a un ritmo más lento en marzo tras haber alcanzado una velocidad casi récord en febrero, pero se mantuvo en un nivel robusto, mostró este viernes un informe.

El índice manufacturero global, compilado por JP Morgan y organizaciones de investigaciones económicas, cayó en marzo a 55.8 desde 57.4 en febrero, pero se mantuvo por mes número 21 por encima de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción.

"Aunque se moderó desde un alza casi récord en febrero, el índice de marzo se mantuvo muy por encima de la tendencia de largo plazo", dijo David Hensley de JP Morgan.

Los precios de los insumos registraron un nuevo y fuerte incremento, mientras que las firmas reportaron creación de empleos por décimo sexto mes consecutivo, dijo JP Morgan.

La industria europea puso el pie en el freno el mes pasado, pero las fábricas chinas e indias aumentaron su producción, hasta ahora indemnes al impacto por el terremoto en Japón.

En Estados Unidos, el sector creció a un ritmo levemente más lento en marzo tras haber tocado en febrero su tasa más rápida en casi siete años.

El indicador global reúne cifras de unos 20 países, entre ellos Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Gran Bretaña, China y Rusia.

La inflación amenaza al sector

Las fábricas de Europa sacaron el pie del acelerador el mes pasado, pero las manufactureras de China e India incrementaron su producción, por lo que salieron ilesas del impacto del devastador terremoto y tsunami de Japón, según informes conocidos este viernes.

El sostenido crecimiento en los pedidos llevó a las manufactureras europeas a traspasar los costos del alza de las materias primas a los clientes, con la consecuente preocupación de los economistas debido a la escalada de precios más veloz desde fines del 2002.

En las grandes economías de Asia, informes similares de manufactureras mostraron que las preocupaciones de que los altos precios del petróleo pudieran echar por tierra el crecimiento eran infundadas por ahora, pese a que el panorama de China fue ensombrecido por las señales de interrupción del comercio con Japón.

El índice Markit de Gerentes de Compra de Manufacturas de la Zona Euro (PMI), que registra la actividad fabril a lo largo de las principales economías del bloque, descendió a 57.5 el mes pasado desde un máximo de casi 11 años en febrero de 59, en el decimoctavo mes seguido por encima del nivel 50, que separa la expansión de la contracción.

Pero el índice de precios al productor subió a su máximo nivel desde que Markit comenzó a cubrirlo en noviembre del 2002 y, junto con el dato del jueves pasado que mostró una inflación de la zona euro de 2.6% en marzo, cimentará las expectativas de un alza de tasas de interés la próxima semana.

"Ellos (los indicadores PMI) están aún en niveles muy robustos y apuntando a un crecimiento saludable del sector industrial, sugiriendo que la recuperación de la zona euro continuará en el corto plazo y ganará algo de fuerza", dijo Ben May de Capital Economics.

Un par de indicadores PMI de China mostraron que las fábricas crecieron moderadamente y mientras algunos economistas advirtieron de una continua desaceleración, pocos pensaban en que esta desaceleración productiva sea un frenazo sobre la segunda economía del mundo.

China "está creciendo a una velocidad lenta y estable debido a los impactos del endurecimiento de la política monetaria", comentó Stephen Green, economista de Standard Chartered en Shanghái. "No estoy sumamente preocupado sobre el crecimiento", agregó.

El índice oficial de gerentes de compra de China (PMI), realizado por el Gobierno, subió a 53.4 en marzo desde un mínimo de seis meses de 52.2. Un sondeo comparable publicado por HSBC se mantuvo estable cerca de sus mínimos de siete meses en 51.8.

En India, el ánimo entre las fábricas era más optimista. Un PMI patrocinado por HSBC a partir de un sondeo a unas 500 empresas se mantuvo estable en un máximo de cuatro meses de 57,9.

El crecimiento manufacturero británico se debilitó después que el sondeo llegara a un récord el mes pasado, luego de que un flujo de pedidos se desacelerara bruscamente pero el índice de precios cobrados tocó un máximo histórico, demostrando que el poder de los precios fabriles está subiendo.

Se espera que cifras comparables esperadas para las 1400 GMT en Estados Unidos muestren un pequeño debilitamiento del crecimiento.

Ahora ve
La vida y la muerte de la princesa Diana sacudieron a la realeza británica
No te pierdas
×