Empresas, entre la deuda e incertidumbre

En los siguientes cinco años, compañías mexicanas enfrentarán vencimientos por 31,000 mdd, dice S&P; la incertidumbre global obliga a que se ocupen con anticipación de sus pasivos, advierte la firma.
Mercados-bolsa-deuda  (Foto: Jupiter Images)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En los próximos cinco años las empresas mexicanas que emiten deuda enfrentarán vencimientos de deuda por casi 31,000 millones de dólares y, considerando la incertidumbre económica y mundial que prevalece, estos pasivos podrían traerles problemas, advirtió la calificadora de valores Standard and Poors (S&P).

En particular, los emisores con calificaciones de grado especulativo probablemente se encontrarán con menores opciones de refinanciamiento si la recuperación económica se estanca.

Además, ante los inesperados eventos de los últimos meses en Libia, Oriente Medio y Japón, y dadas sus implicaciones económicas en el ámbito mundial, la incertidumbre podría ser la consigna, razón de más para que las empresas mexicanas no financieras eviten los vaivenes en el apetito de los inversionistas y empiecen a ocuparse de sus problemas de deuda con suficiente anticipación, dijo.

Los vencimientos agregados anuales para los próximos tres años (sin incluir vencimientos bancarios, de papel comercial de corto plazo o transacciones de financiamiento estructurado) son relativamente menores y manejables -unos 3,000 millones de dólares en 2011 y 2012 y casi 4,000 millones de dólares en 2013-, opina S&P.

Sin embargo, en 2014 aumentan a casi 12,000 millones de dólares y rebasan los 9,000 millones para 2015, resalta en el análisis 'Recuperación de empresas mexicanas enfrenta en el mediano plazo vencimientos de deuda e incertidumbre mundial'.

La situación parece manejable para los emisores con calificaciones en grado de inversión (‘BBB-' y superiores), y menos manejable para los emisores con calificaciones en grado especulativo. El impacto de los recientes acontecimientos en el mundo se agrega a la incertidumbre que enfrenan los emisores mexicanos para refinanciar sus vencimientos durante los próximos años.

Aproximadamente 75% de los bonos mexicanos que califica S&P se encuentran en categorías de grado de inversión. En su opinión, esto significa que los emisores cuentan con una capacidad de pago más sólida y que presentan un menor riesgo de refinanciamiento a su vencimiento en comparación con los que tienen calificaciones de grado especulativo.

Además, la mitad de los bonos calificados de empresas mexicanos se encuentra en manos de inversionistas locales y están denominados en pesos mexicanos, lo cual limita el riesgo cambiario, de transferencia y convertibilidad para los emisores.

En cambio, el otro 25% de los bonos calificados en grado especulativo, cuyos vencimientos ocurrirán entre 2011 y 2015, presenta riesgos adicionales de refinanciamiento. La mayoría de estos bonos se colocó en los mercados internacionales y están denominados en moneda extranjera.

¿Quién está más expuesto?

En el mercado local, las empresas industriales mexicanas tienen vencimientos por 13,700 millones de dólares de bonos denominados en pesos (certificados bursátiles) listados en la Bolsa Mexicana de Valores.

Un 41% de estos corresponde a obligaciones en pesos de Pemex; otros corporativos grandes con vencimientos en el mercado en pesos se encuentran en las industrias de telecomunicaciones, productos de consumo y de materiales para construcción e incluyen a América Móvil, Teléfonos de México, Telmex Internacional, Telefónica Finanzas México, Kimberly-Clark de México, Grupo Bimbo, y Cemex.

Además de los certificados bursátiles de largo plazo, en el mercado circulan emisiones de certificados bursátiles de corto plazo denominados en pesos por alrededor de 3,100 millones de dólares, que S&P espera se sigan renovando en medio de las actuales condiciones macroeconómicas.

Los vencimientos de bonos denominados en moneda extranjera suman 17,100 millones de dólares durante los próximos cinco años y están concentrados en un número relativamente pequeño de emisores.

Los más importantes corresponden a Pemex, con 7,300 millones de dólares; Cemex con 2,300 millones; América Móvil, con 2,000 millones; Americas Mining Corp., con 1,500 millones y Teléfonos de México con 556 millones de dólares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Adicional a sus vencimientos de bonos, Cemex necesitará pagar unos 9,700 millones de dólares en créditos bancarios entre 2012 y 2014. Otros casi 20 emisores con menores vencimientos de bonos (unos 200 millones de dólares cada uno) contribuirán a los elevados montos que se necesitarán refinanciar en general en 2014 y 2015.

Además de los vencimientos en los mercados de bonos, varios emisores mexicanos tendrán que refinanciar créditos bancarios durante los próximos cinco años. Probablemente, el crédito bancario más importante corresponde a Cemex dado el actual perfil crediticio de la empresa y el tamaño de sus vencimientos bancarios, dijo la calificadora.

Ahora ve
Carstens deja Banxico con un recorte al pronóstico de crecimiento económico
No te pierdas
×