El ejército sufre por ‘la tijera’ en EU

Las fuerzas estacionadas fuera del país tendrán pagos retrasados si no se aprueba el presupuesto; el FBI, la CIA, oficinas de aduanas y el poder judicial seguirán trabajando por ser vitales.
ejército  (Foto: AP)
WASHINGTON (Notimex) -

A nivel nacional 800 mil empleados del Gobierno podrían ser enviados a sus casas si no se llega a un acuerdo sobre el presupuesto, no aquellos cuya función es considerada vital para las comunicaciones, protección y seguridad nacional. Eso incluye agencias como la Federal de Investigaciones (FBI), Central de Inteligencia (CIA) y aquellas desplegadas en la frontera como la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), Servicio de Aduanas y Control de Fronteras (CBP) y la Patrulla Fronteriza, al igual que la guardia costera e inspectores en los aeropuertos del país.

Sin embargo, el secretario de Defensa, Robert Gates, declaró este día en Bagdad que el pago de las fuerzas estacionadas fuera de Estados Unidos sufrirá retrasos a causa de esta masiva paralización.

De igual modo los diplomáticos y el personal de las embajadas y consulados estadounidenses a través del mundo continuarán recibiendo sus salarios dado el carácter esencial de sus trabajos.

Algunas agencias, en especial aquellas de tamaño reducido cerrarán de manera total, en tanto que otras operarán a una capacidad mínima.

El cierre tampoco significará la paralización del poder judicial, ya que los juicios continuarán su marcha en cortes a través del país, donde se continuará además dando entrada a demandas, si bien el pago de jurados y abogados públicos se verán retrasados.

EU cerca de la paralización

 La mayoría de las agencias federales empezaron a dar a conocer hoy sus planes de contingencia ante un eventual cierre del gobierno de Estados Unidos a partir del último minuto del viernes, en el caso de no haya un acuerdo político sobre el presupuesto 2011.

La anticipación se produce mientras republicanos y demócratas parecen no encontrar terreno para un acuerdo sobre el presupuesto de 2011 y los estadounidenses empiezan también a prepararse para ese escenario.

Aunque el presidente Barack Obama reiteró su optimismo sobre la posibilidad de un acuerdo, la reunión celebrada la noche del miércoles en la Casa Blanca a convocatoria suya concluyó sin mayores resultados.

Obama habló también sobre el escenario que encontrarán millones de estadounidenses si el Gobierno se ve forzado a cerrar sus puertas debido a la falta de dinero, apenas la segunda vez que sucedería en 16 años.

"Un cierre tendría efectos reales diarios sobre cada estadounidense", indicó el mandatario, destacando los retrasos para que millones reciban asistencia financiera a través de préstamos o devolución de impuestos.

En esta capital, el cierre del Gobierno será visible en una de las épocas de más elevado turismo y por ello el daño colateral sobre el comercio tendrá mayor resonancia.

Si republicanos y demócratas fracasan en encontrar un acuerdo, las puertas de los museos y galerías que componen la Institución Smithsoniana permanecerán cerradas el sábado.

El cierre marcará igualmente el final del Festival de los Cerezos, que atrae a millones de turistas de muchas partes del mundo, privando a cientos de comercios locales de uno de sus principales generadores de ingresos.

El diario The Washington Post indicó que para la ciudad capital el cierre significaría pérdidas de entre 1.5 y 5 millones de dólares cada semana que persista.

Ese efecto se replicará también en comunidades cercanas a algunos de los casi 300 parques nacionales que operan en los 50 Estados, quienes también serían forzados a cerrar sus puertas.

 

 

Ahora ve
Robert Mugabe reaparece en fotos tras aparente golpe militar en Zimbabue
No te pierdas
×