Las terribles cuentas de Medicare

El programa de cuidado a la salud podría tomar tajadas más grandes del presupuesto federal de EU; en 2040, Medicare cubrirá a 88 millones de personas y el costo será tres veces mayor que en 2010.
Médico  (Foto: Photos to Go)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

La resolución presupuestal para 2012 del presidente de Presupuesto de la Cámara de Representantes de EU, Paul Ryan, apuntó los reflectores hacia Medicare, el programa de cuidado a la salud para adultos mayores que podría tomar porciones cada vez más grandes del presupuesto federal en las próximas décadas. Las propuestas de Ryan para revisar el programa son drásticas. Los demócratas afirman que las desmantelarán. Ryan afirma que las salvarán. Pero ya sea que se adoren u odien sus ideas, están propiciando un debate necesario. Los cálculos sugieren que Medicare es insostenible en su forma actual

Medicare es financiado a través de una combinación de impuestos de nómina, primas e ingresos generales. El problema es que el gasto ha estado creciendo más rápido que la economía, y todo parece indicar que seguirá por este rumbo de forma indefinida.

Las razones son simples: el número de gente que se enlistará en el programa aumentará a medida que la población envejece y los costos de cuidado a la salud siguen creciendo más rápido que la inflación.

Tan sólo en la próxima década, según cálculos de la Oficina Presupuestal del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés), la inscripción a Medicare crecerá en un tercio, y el gasto por inscrito aumentará 50%.

Entre 1975 y 2010, el número de inscritos se duplicó, llegando a 47 millones de personas, y el costo real por usuario se cuadruplicó, según información de los Centros de Servicios a Medicare y Medicaid, la agencia que está a cargo del programa.

En 2040, Medicare cubrirá a 88 millones de personas y el costo será tres veces mayor que en 2010.

No es ninguna sorpresa que los ingresos por impuestos de nómina y las primas no le estén siguiendo el ritmo a los crecientes costos del programa. Y esto significa que lo tomado de los cofres federales aumentará, a menos que haya algún cambio en las políticas.

En 1975, el ingreso hacia el programa a partir de impuestos y primas cubría el 69% de los desembolsos totales de Medicare. En 2010, cubrían el 40%. En 2040, sólo cubrirán el 30%.

¿Cómo se puede arreglar?

Es difícil descifrar cómo hacer que las finanzas del programa sean sustentables con el tiempo mientras siguen ofreciendo a los adultos mayores una cobertura adecuada y un cuidado a la salud de calidad.

La resolución presupuestal del Congreso por parte de los republicanos propone convertir a Medicare de un programa de servicios gratuitos a un sistema de 'apoyo Premium' para todas las personas menores de 55 años hoy en día. Cuando ellos se vuelvan adultos mayores, elegirán entre una lista de planes de seguros privados aprobados por Medicare, y el costo del plan que elijan será subsidiado, en parte, por el gobierno federal.

El plan también aumentará gradualmente la edad para solicitar Medicare, de 65 años a 67 para el año 2030.

El cambio reducirá los compromisos de gasto de salud federal y los volverá más predecibles, según la CBO. Pero la agencia también dijo que "la mayoría de la gente mayor pagará más por el cuidado de su salud en comparación con lo que pagaría con el sistema actual de Medicare". Y tomarían riesgos financieros mayores si su cuidado a la salud resulta ser mayor al esperado.

Robert Reischauer, presidente del apartidista Instituto Urbano y fideicomisario de los Fondos de Medicare y de Seguridad Social, recomienda a Ryan crear un plan de reducción de la deuda general, que se caracterice por ser "significativo" y "serio".

Pero la carga que implicarían los cambios de las propuestas de Medicare de Ryan para el programa son una preocupación para él. Para empezar, como dice Reischauer, hoy en día Medicare "no es un programa particularmente generoso. La mayoría de los adultos mayores compran u obtienen cobertura suplementaria". 

En la actualidad, Medicare cubre la mitad de los costos de cuidado a la salud de los adultos mayores, dice Tricia Newman, directora del Proyecto de Políticas de Medicare en la Fundación apartidista Kaiser Family

Ella y Reischauer temen que propuestas como la de Ryan asuman que los adultos mayores deban "tener una participación mayor en el juego. La gente en Medicare ya tiene una participación importante", dice Newman. "No tendrán una gran capacidad para absorber costos mayores".

Primero contribuyen al programa como trabajadores a partir de sus impuestos sobre la nómina, después como adultos mayores a través de las primas. Newman agregó que el gasto externo en gastos de salud ya está aumentando para la gente en Medicare, pues una de cada cuatro personas gasta, al menos, el 30% de sus ingresos en cuidado a la salud.

Tanto Newman como Reischauer notaron que, lograr que Medicare sea sustentable, requerirá más que frenos a los pagos federales por parte de los adultos mayores y el aumento de la repartición de costos. Requerirá poder descifrar cómo reducir, en general, el costo al cuidado de la salud.

Pero el plan de Ryan pide una revocación a la nueva reforma de ley a la salud, que incluye varios cambios al sistema que podrían reducir potencialmente los costos a Medicare y mejorar el cuidado, como la reducción de reembolsos para hospitales con altas tasas de infección.

"Aún no se han plantado estas semillas", dice Newman.

El grupo supervisor del déficit, Concord Coalition, elogió a Ryan en una declaración por haber ofrecido un plan general que "se ajuste a la magnitud del reto fiscal que estamos enfrentando".

Pero también mostró su preocupación sobre el hecho de que los esfuerzos para controlar los costos de Medicare no equivalen a los esfuerzos para controlar los cuidados a la salud. Sin ambos, la capacidad de los adultos mayores para costear el cuidado a la salud se reducirá con el tiempo.

"Aunque fijar objetivos de gasto para programas de cuidado a la salud ofrece un incentivo para la eficiencia, y aumentar los costos externos para los retirados ofrece un incentivo para economizar, aún necesitaremos controlar costos, crear reformas al sistema de aplicación e investigar sobre las mejores prácticas y así tener buenas posibilidades de lograr dichos objetivos", dice Josh Gordon, director de políticas de Concord.

Ahora ve
Al registrarse como precandidato, AMLO reitera que explora posible amnistía
No te pierdas
×