EU: peligra el salario de la burocracia

1 millón de trabajadores gubernamentales no recibirán salario sino hay acuerdo en el gasto público; la Casa Blanca estima que se le pedirá a 800,000 colaboradores no esenciales que se queden en casa.
empleados cifras  (Foto: Photos to Go)
Charles Riley
NUEVA YORK -

Actualmente existen dos tipos de trabajadores federales en Estados Unidos: los que son esenciales y los que no lo son. La mayoría no sabe a qué grupo pertenece. Y ninguno de ellos recibirá su salario si el Gobierno decide aplicar una suspensión de labores. El punto muerto al que ha llegado el plan presupuestario de EU, atorado entre el Congreso y el presidente Barack Obama, ha provocado que la amenaza de un paro de labores se cierna sobre las dependencias gubernamentales a partir del próximo viernes. Si no alcanzan un acuerdo, el Gobierno se limitará a realizar sólo "las operaciones esenciales".

Es posible que se les pida a más de 1 millón de empleados esenciales acudir a su trabajo sin que se les pague.

Pero los trabajadores considerados no esenciales no podrán ir al trabajo ni laborar desde casa. Ni siquiera se les permitirá encender sus BlackBerries para mantenerse conectados a la oficina. Según el estimado oficial de la Casa Blanca, a 800,000 empleados se les pedirá que se queden en sus hogares.

"Los empleados están a la expectativa, esperando que se evite el paro de labores. Pero la incertidumbre les preocupa, quieren saber si continuarán trabajando", dijo Colleen Kelley, presidente del Sindicato Nacional de los trabajadores del Departamento del Tesoro, la mayor asociación sindical federal que representa a los empleados de varias agencias.

Cada agencia federal elabora su propio plan de paro de labores, y luego se coordina con la Casa Blanca para asegurarse de que los controladores aéreos continúen su trabajo, así como aquellos encargados de patrullar las fronteras y la policía que resguarda el Capitolio.

Las agencias han comenzado a notificar a sus trabajadores sobre un posible paro de labores y los han instruido con información básica sobre lo que cabe esperar. Sin embargo, tanto las agencias como la Casa Blanca han omitido especificar quién es considerado esencial y quién no. A los trabajadores gubernamentales no se les ha dicho en qué lista están.

William Dougan, presidente de la Federación Nacional de empleados federales, envió una carta al presidente estadounidense el pasado miércoles, solicitándole la publicación inmediata de dicho listado, aparentemente en vano. "Casi todos piensan que su trabajo es esencial, y les preocupa no acudir el próximo lunes por la mañana a su trabajo", dijo.

Probablemente los trabajadores se enteren de su ‘prescindibilidad' el próximo viernes. Un memo enviado a los empleados de las agencias de Salud y Servicios Humanos, obtenido por CNN, indica que ése es el caso.

"Si se hace necesario implementar nuestros planes de contingencia, recibirán una notificación formal de su supervisor a más tardar el 8 de abril, respecto a la designación de su posición y su estatus de excedencia laboral", dice el memo.  

Un funcionario familiarizado con los planes de contingencia indicó que algunos empleados también podrían ser notificados este jueves.

Pero para Kelley, "(avisar) desde la semana pasada hubiera sido mejor".

También está el asunto del salario. Sin un acuerdo de gasto público, el Gobierno estadounidense no estará en condiciones de pagar a sus empleados.

Aquellos trabajadores que laboren durante la suspensión, obtendrán su paga tan pronto como los legisladores lleguen a un acuerdo sobre el presupuesto. Pero eso no aplica a los empleados no esenciales, a los que se les pida una excedencia forzosa. Para ellos, el Congreso tiene que pactar una medida para autorizar su sueldo.

Es algo que los legisladores han hecho en el pasado, pero no existe garantía de que se repita en esta ocasión. Después de todo, el último paro de labores ocurrió hace 15 años.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"La economía hoy es muy diferente. Y el Congreso es también muy diferente", advirtió Kelley.  

 

Ahora ve
Los gadgets ideales para acompañarte en verano
No te pierdas
ç
×