La política ‘atrapa’ a Barack Obama

El presidente de EU se divide entre los asuntos locales e internacionales y su candidatura; además tiene encima una prueba de liderazgo que casi pierde con las negociaciones presupuestales.
Obama  (Foto: CNN)
WASHINGTON (AP) -

El presidente Barack Obama prometió cambiar la forma de hacer política en Estados Unidos, pero quedó atrapado por ella. Fue apenas al comienzo de esta semana cuando Obama empezó su campaña de reelección con un vídeo con gente de la calle que hablaba de sus esperanzas y necesidades. Era la misma imagen de la vida ajena a la política estadounidense.

Hacia el fin de semana, Obama estaba sumido en las negociaciones presupuestales, cancelando viajes y haciendo un gran esfuerzo por evitar una suspensión de las actividades gubernamentales que seguramente erosionaría la fe de la población en su liderazgo.

Esa es una manera desaprensiva de gobernar. Y así es como estarán las cosas por ahora para el Obama candidato.

Fuera de la visión de la competitividad económica de la que quiere hablar, Obama busca un segundo mandato mientras tiene que involucrarse en el proceso descarnado y frustrante de dirigir un gobierno con divisiones profundas. En sus dos primeros años estuvo atascado en tácticas legislativas, aun cuando ganó batallas como en el sistema nacional de salud, y ahora intenta evitar todo eso.

Entonces apareció esta prueba de su liderazgo. La Casa Blanca dice que Obama consiguió al final de cuentas el compromiso que quería: un proyecto de ley con reducciones en el gasto que apoyaba sin abatir sus prioridades ni tragarse los cambios que no podía aceptar. Cuando al final todo se concretó, el Gobierno la presentó como un ejemplo de cooperación bajo la presión más intensa.

Pero fue un proceso agotador que dejó a la gente preguntándose por qué el Gobierno estuvo de alguna manera al borde de la debacle.

¿Esto es un cambio?

El conflicto es como un recordatorio de que aun con todo el poder inherente a la presidencia, uno de los peligros es una agenda fuera de control. Crisis como Libia, Egipto, el desastre natural en Japón y Afganistán, todas, reclaman su atención.

En el caso del presupuesto, la nueva mayoría republicana en la Cámara de Representantes -encabezada por el presidente de esa instancia legislativa, John Boehner- convirtió un ineludible proyecto de ley sobre presupuesto en una posibilidad política para darle voz a los electores frustrados y a los conservadores del movimiento Tea Party que pedían reducciones en el gasto.

Y de pronto el Gobierno una vez llevó la situación al límite. Y a veces un poco más.

Tras conseguirse el acuerdo, Obama intentó mostrar la magnitud de sus acciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Estadounidenses de creencias distintas se unieron" para llegar a un acuerdo y evitar la parálisis del Gobierno, dijo el presidente Obama el viernes en un breve mensaje transmitido por la televisión desde la Casa Blanca.

Obama reconoció que algunos de los recortes serán dolorosos, pero dijo que la Casa Blanca protegió sus proyectos prioritarios.

Ahora ve
Almagro le dijo a Maduro que deja la OEA a cambio de elecciones en Venezuela
No te pierdas
ç
×