205 millones, en busca de empleo: FMI

El crecimiento no ha sido tan vigoroso como para contrarrestar la desocupación, dijo el organismo; la falta de oportunidad es un reto socioeconómico, mientras los jóvenes enfrentan difícil situación.
Desempleo  (Foto: Jupiter Images)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El crecimiento económico mundial no ha sido lo suficientemente vigoroso como para producir un impacto profundo en las elevadas tasas de desempleo, advirtió este lunes el Fondo Monetario internacional (FMI), ya que alrededor de 205 millones de personas no han podido encontrar trabajo.

La cifra significa quea escala internacional hay alrededor de 30 millones más de personas sin empleo que en 2007, según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La economía de Estados Unidos se recupera a un ritmo flojo, por lo que la Reserva Federal (Fed) requiere mantener la política monetaria expansiva mientras el Gobierno trata de frenar su deuda, dijo el FMI.

El aumento del desempleo ha sido muy grave en las economías avanzadas; en las economías emergentes y en desarrollo, el elevado desempleo juvenil es un motivo de inquietud especial, resaltó el organismo financiero internacional al dar a conocer el reporte 'Perspectivas de la Economía Mundial: Las tensiones de una recuperación a dos velocidades'.

El desempleo plantea graves retos socioeconómicos, amplificados en las economías emergentes y en desarrollo por el elevado nivel de precios de los alimentos. Los jóvenes enfrentan una situación particularmente difícil.

Históricamente, en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la tasa de desempleo juvenil (de 15 a 24 años de edad) ha sido aproximadamente dos veces y media la de otros grupos.

Aunque el aumento del desempleo juvenil suele ser pronunciado durante las recesiones, esta vez fue mayor: en un grupo de ocho países sobre los cuales existe una larga serie de datos, el aumento promedió 6.5 puntos porcentuales durante la Gran Recesión, frente a 4 puntos porcentuales en recesiones anteriores.

Las tres líneas de defensa contra el desempleo, destaca el FMI, son políticas macroeconómicas de apoyo, saneamiento del sector financiero y medidas laborales concretas. Se prevé que la política monetaria siga siendo acomodaticia en las economías avanzadas.

Sin embargo, existe una necesidad urgente de acelerar la reestructuración y la recapitalización de los bancos para reactivar el crédito a la pequeña y mediana empresa, que origina el grueso del empleo, destacó. Los subsidios de empleo provisionales focalizados en este sector también podrían ayudar a reavivar la contratación.

Esos programas pueden subsidiar la contratación de muchos trabajadores que de todos modos habrían encontrado empleo, o conducir al reemplazo de personal empleado actualmente con el grupo de desempleados que se busca ayudar.

Sin embargo, si los subsidios se canalizan hacia la pequeña y mediana empresa, como mínimo pueden ayudar a aliviar los efectos de las duras condiciones del crédito bancario. En los casos en que el desempleo ha aumentado, debido a razones estructurales o en los que ya era elevado antes de la crisis, es esencial poner en marcha reformas más amplias del mercado del trabajo y de los productos para crear más puestos de trabajo.

El FMI alertó que la carga pesada y creciente que representa el desempleo para los jóvenes pone en peligro la cohesión social. El desempleo juvenil tiende a ser elevado en las economías con mercados laborales que brindan una fuerte protección a los trabajadores experimentados, ofrecen salarios mínimos elevados y no tienen suficientes programas de formación vocacional y para aprendices.

En muchas economías emergentes y en desarrollo, la fuerte protección laboral en el sector formal empuja al empleo -especialmente de los jóvenes- al sector informal. Lo ideal es encontrar un término medio, a través de una regulación apropiada del mercado de productos y del trabajo, entre el segmento protegido/formal y desprotegido/informal.

Recortar los costos fijos del empleo promueve la contratación, cuando la incertidumbre es aguda. Además, se necesitan programas sólidos de formación de aprendices para quienes no pueden cursar estudios universitarios.

La recuperación del mercado laboral sigue siendo deslucida. Después de perder más de 8.5 millones de puestos de trabajo en 2008 y 2009, el mercado laboral apenas ha sumado menos de 1.5 millones de empleos desde que tocó su punto mínimo, porcentaje apenas suficiente para seguir el ritmo del crecimiento de la población en edad activa.

Por lo tanto, el coeficiente empleo/población se mantiene en gran medida sin cambios desde el inicio de la recuperación. Alrededor de un tercio del declive de la tasa de desempleo desde octubre de 2009 -a 8.88% en marzo- es atribuible a una disminución de la participación de la fuerza laboral, que ahora se encuentra en el nivel más bajo del último cuarto de siglo.

La crisis también puede haber incrementado el desempleo estructural en EU, ya que los graves choques sectoriales y regionales crearon disparidades entre la oferta y la demanda de destrezas y competencias laborales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los estudios realizados por el personal técnico del FMI muestran que, históricamente, el efecto negativo de ese tipo de disparidad en las tasas de desempleo se ve exacerbado por una situación deprimida del mercado de la vivienda, un aspecto fundamental de la reciente crisis.

 

Ahora ve
Algunas empresas 'hicieron su agosto' por el eclipse, pero también hay pérdidas
No te pierdas
×