Deuda a corto plazo, riesgo para estados

Las entidades usan más este financiamiento, que presiona su liquidez, según un análisis de Moody’s; la calificadora descarta que estas operaciones deriven en una nueva crisis financiera para México.
deuda grafica  (Foto: Photos to go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La contratación de deuda de corto plazo de los estados se ha incrementado al punto de que ya significa un riesgo para sus finanzas, advierte la calificadora de valores Moody's Investors Service.

Sin embargo, descarta que estas operaciones de financiamiento en las que han incurrido las entidades se convierta en la próxima crisis que deba afrontar el Gobierno mexicano.

La media de deuda de los estados aumentó de 9.8% de los ingresos totales en 2008, a un estimado de 16.3% en 2010, niveles que se mantienen moderados respecto a sus pares internacionales, dice María del Carmen Martínez, vicepresidente asistente analista del Grupo Subsoberano de Moody's Investors Service.

Hasta diciembre de 2010 el endeudamiento total, incluyendo créditos bancarios y deuda bursátil local de las entidades y municipios sumaba 314,935 millones de pesos (25,470 millones de dólares), según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Si bien la cifra representa apenas el 2.4% del Producto Interno Bruto (PIB), alcanza ya 56% del total de los ingresos anuales de los estados, desde el 41% que representaba en el 2007, amenazando con limitar el margen de maniobra de algunos Gobiernos locales.

"El aumento en la deuda de corto plazo es una de las tendencias que sí nos preocupan en Moody's", agrega. La deuda de largo plazo de los estados en general está respaldada por transferencias federales.

Sin embargo, la deuda de corto plazo no está respaldada, ni tiene una estructura muy fuerte. "Es una deuda que se toma a nivel quirografario, y últimamente es un recursos que se ha estado utilizando muy frecuentemente por los estados y es una tendencia que nos está preocupando más".

Los instrumentos de corto plazo tradicionalmente habían sido utilizados para suavizar las necesidades de efectivo durante el año. Sin embargo, recientemente el sector está usando cada vez con mayor frecuencia el financiamiento de corto plazo, tanto líneas de crédito, como esquemas de cadenas productivas.

Esta nueva tendencia, además de presionar la liquidez del emisor, medida a través del capital de trabajo neto, incrementa los riesgos de refinanciamiento.

Adicionalmente, se ha observado que existen mayores posibilidades de incumplimiento, debido a una débil cultura de pago en este tipo de productos. Este cambio en el perfil de endeudamiento de los estados está aumentando los riesgos crediticios y en algunos casos puede ejercer presión en las calificaciones.

Aunque menciona que es difícil conocer por qué las entidades han mudado de deuda de largo a corto plazos, María del Carmen Martínez estima que tal vez ha sido porque "las entidades consideran que van a poder resolver la situación en el corto plazo".

Además, la deuda de corto plazo tiene menos autorizaciones. "Para contratar deuda de largo plazo en general necesita la aprobación de sus respectivos congresos, es un proceso mucho más complicado, pero más transparente".

La emisión de deuda de corto plazo está hecha, precisamente, para que los estados puedan cubrir sus necesidades de liquidez, pero "sí hemos visto que la están usando de manera más frecuente, y creo que también porque no hay tanta dificultad para tener aprobación en el Congreso, ni afectarse ningún tipo de ingresos, es algo que es mucho más fácil de contratar".

No obstante, la analista de Moody´s  reconoce que los riesgos crediticios no se limitan a un aumento en el nivel de endeudamiento, sino que hay otros factores, incorporados en las calificaciones asignadas por la calificadora, que determinan la capacidad y voluntad de pago, y por consiguiente, la calidad crediticia de los estados.

"A pesar de los moderados niveles de deuda, estos factores explican que las calificaciones en escala global de los estados en México sean en su mayoría de grado especulativo (67%), lo que implica que los riesgos crediticios subyacentes son sustanciales", destacó.

Los recientes incumplimientos selectivos en el sector, de Zacatecas y Aguascalientes, responden más a una débil cultura de pago que a una situación de presión financiera en los estados, indica.

Una explicación del alto aumento en la deuda proviene de la crisis de 2009, que provocó un deterioro de las finanzas públicas de los estados. En ese año, las participaciones federales de las entidades registraron una caída significativa de 15.7% real y los ingresos propios también experimentaron una desaceleración.

La limitada flexibilidad para ajustar el gasto operativo y, en algunos casos, el incremento en el gasto de capital como medida contra-cíclica, tuvieron como resultado el registro de déficits financieros.

Durante ese año, la mediana del déficit financiero de los estados calificados por Moody's fue equivalente a -3.0% de los ingresos totales, lo que condujo a un aumento de los indicadores de deuda y una caída de la liquidez y para 2010 la proyecta en alrededor del -2.0% de los ingresos totales.

Asimismo, estima que la deuda directa e indirecta neta como porcentaje de los ingresos totales crezca de una mediana de 9.8% en 2008 a 16.3% en 2010.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Las recientes acciones de calificación a la baja o cambios en perspectiva a negativa, reflejan casos específicos en los que hubo un deterioro estructural en las finanzas que tuvieron como resultado un aumento en el endeudamiento. De enero de 2010 a la fecha, se llevaron a cabo dos cambios a perspectiva negativa y tres modificaciones a la baja de los 25 estados calificados por Moody's".

Aunque en los últimos dos años hubo un deterioro generalizado de las finanzas estatales, Moody's estima que los déficits financieros se reduzcan, dada la tendencia creciente de las transferencias federales. Por consiguiente, espera que el nivel de endeudamiento no aumente de manera significativa en 2011.

Ahora ve
El actor Johnny Depp se disculpa por comentario “de mal gusto”
No te pierdas
ç
×