Banxico marca distancia con EU y Europa

Aunque advierte riesgos inflacionarios, la tasa de fondeo se quedará en 4.5% el viernes: analistas; será a partir de octubre cuando empiece a subirla, coinciden economistas de Banamex y del CIDE.
tasas  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Por lo menos hasta el tercer trimestre de 2011, el Banco de México (Banxico) se mantendrá ajeno a las decisiones de política monetaria que lleven a cabo dos de los principales bancos centrales del mundo -el europeo y el estadounidense-, para dejar su tasa de fondeo en 4.5% en la reunión de este próximo viernes, afirman especialistas.

El pasado jueves 7 de abril, el Banco Central Europeo (BCE) subió su tasa de interés de referencia en 25 puntos básicos, tal como esperaba el mercado, en medio de mayores presiones inflacionarias dentro de la zona euro.

En tanto, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) parece determinada a concluir su programa de recompra de bonos del Tesoro por 600,000 millones de dólares en junio, como lo previó desde que anunció el plan de estímulo el año pasado.

Aun cuando percibe presiones inflacionarias por varios frentes, todos ellos externos, por ahora el banco central mexicano no tiene apuro en subir la tasa de interés interbancaria, la cual se mantendrá en 4.5% por lo menos hasta septiembre próximo y así quedará patente este viernes cuando se reúna la Junta de Gobierno del Banxico.

Sin embargo, el mercado está divido con relación al momento en que Banxico subirá su tasa de interés. De acuerdo con la encuesta más reciente aplicada entre 32 grupos de análisis económico, un 52% de los encuestados considera que la tasa aumentará en el cuarto trimestre de este año, frecuencia que sube a 86% y 80% para el primero y segundo trimestres de 2012.

En tanto, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) parece determinada a concluir su programa de recompra de bonos del Tesoro por 600,000 millones de dólares en junio como lo previó desde que anunció el plan de estímulo el año pasado.

Banamex mantiene su proyección de que la primera alza en la tasa de referencia del Banxico será en octubre próximo con un aumento de 25 puntos base. El hecho de que la inflación de marzo se situó en su punto más bajo (3.04%), ofrece cierto margen de maniobra para acomodar presiones inflacionarias en un futuro próximo, dicen los analistas Sergio Luna, Joel Virgen y Sergio Kurczyn en un reporte.

Esto probablemente significa expectativas de inflación limitadas al alza, pero también pocas probabilidades de converger a la meta del Banxico en un futuro próximo. A partir de la primera quincena de abril, el consenso de analistas encuestado por Banamex ve la inflación subyacente para finales de 2011 -indicador preferido del banco central-, en 3.74%, por encima del mínimo estimado anteriormente de 3.55%.

"En el frente interno la cuestión relevante no es un descontrol de riesgos inflacionarios, sino más bien, reforzar el compromiso de lucha contra la inflación. En el externo, es estar preparado para coincidir con los movimientos de política monetaria de la Fed", lo cual hace sentido aumentar la tasa de referencia en octubre 25 puntos base y un segundo aumento de igual magnitud en diciembre.

En contraste, Rafael Camarena, subdirector de Análisis de Santander, estima que será en el primer trimestre de 2012 cuando Banxico decida subir su tasa de referencia en 25 puntos. El banco central seguirá advirtiendo sobre los riesgos en inflación, pero el balance del primer trimestre ha sido positivo y las expectativas se mantienen ligeramente por debajo de 4%.

Además, agrega, el peso se ha mantenido relativamente estable y eso ha permitido compensar parte del choque externo dado por los volátiles precios agrícolas.

Aunque puntualiza que la baja inflación de marzo (medida a tasa anual) tiene mucho que ver con una base de comparación alta que se dio en el primer trimestre de 2010. "Gradualmente, la inflación irá rebotando, pero nosotros seguimos pensando que cerrará abajo de 4%".

El Banco de México tomará la decisión (de subir su tasa) conforme evolucione la inflación en el segundo y tercer trimestre del año, pero la decisión no va a pasar del primer trimestre de 2012, agrega Raúl Feliz, profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

"El aumento vendrá entre octubre de 2011 y febrero de 2012 y va a depender de cómo venga los datos de la inflación. El banco central ha dicho que el balance de riesgos de la inflación se ha deteriorado y continuará deteriorándose", menciona.

Aclara que la cifra de 3.04% de marzo es producto del pasado. "La recesión aumentó la tasa de desempleo y redujo el incremento de los salarios, pero hoy la brecha del producto en la economía mexicana no se ha cerrado completamente; es mucho más pequeña en términos negativos de lo que era hace un año, lo cual significa que la capacidad de absorber choques se ha reducido".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Además los salarios tendrán que subir. Han sido dos años con incrementos salariales reales negativos, lo cual implica que en vez del aumento de 3% que han registrado comenzarán a subir alrededor de 5% hacia el futuro inmediato y una vez que eso suceda la inflación de servicios ya no será 3% sino que se irá gradualmente hacia niveles de 4%, con lo cual estima que a partir de julio próximo la inflación subirá a 4%.

"No es una situación para nada desesperada que tiene Banxico, pero su balance requiere que tenga una política menos acomodaticia, con tasas más cerca a neutrales que las que tienes actualmente, lo que significaría tasas del orden de 5.5% a 6%".

Ahora ve
Donald Trump no quiere que haya personas pobres ocupando puestos económicos
No te pierdas
ç
×