Dinero fácil y rápido, en la recta final

El ajuste en Europa y el retiro de estímulos en EU abre la puerta a tasas altas, dicen economistas; la deuda de México en manos de extranjeros que buscan rendimientos elevados supera 700,000 mdp.
presupuesto  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La época de dinero rápido, fácil y barato en el ámbito mundial parece que está entrando en su recta final, con el alza de 25 puntos en la tasa de referencia del Banco Central Europeo (BCE) y la expectativa del retiro de estímulos monetarios por parte de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos.

Al comenzar el ajuste monetario en Europa, es de esperarse que las tasas de interés de otros países muestren una tendencia ascendente en los próximos meses, lo que podría retroalimentarse por el nerviosismo que producen otros factores de riesgo y que prevalecen en el horizonte, resalta Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank.

La delicada situación fiscal en EU, que se ha complicado ante la falta de entendimiento entre las principales fuerzas políticas de ese país, así como la crisis de deuda soberana en Europa, que podría recrudecerse si Portugal no accede a implementar un programa de ajuste fiscal más severo, son factores que ensombrecen el panorama mundial.

A ellos se suma la situación del sistema bancario europeo, que podría verse negativamente afectado por los incrementos en las tasas de interés, y el repunte inflacionario que se observan en casi todo el mundo, que podría requerir de un ajuste monetario mucho más fuerte que el que se contempla.

La  crisis nuclear en Japón ha generado mayor nerviosismo entre los inversionistas, los cuales han buscado "refugio seguro" en mercados de deuda y México no ha sido la excepción. Esto ha llevado a las tasas de interés de largo plazo a registrar bajas de hasta medio punto, en donde el Bono de México a diez años (M10) cerró en 6.7% este miércoles.

La demanda por papel mexicano se ha reflejado en un nivel histórico de deuda del Gobierno federal en manos de extranjeros. Al cierre del primer trimestre, la tenencia de estos inversionistas en valores gubernamentales ascendió a 725,210.28 millones de pesos, de los cuales casi 70% se concentra en bonos con un monto de 504,446.15 millones de pesos, señalan cifras del Banco de México (Banxico).

En los últimos meses, el desempeño de las variables financieras en México ha sido favorable, pero buena parte de las entradas de capital que se han dado se explican, en gran medida, por la falta de rendimientos atractivos en otros mercados desarrollados provocada por la política monetaria hiper-expansiva de los bancos centrales de EU y de Europa, principalmente, indica Correa.

"Esto ha propiciado que las tasas de 28 días a seis meses se ubiquen incluso por debajo de la tasa de referencia a un día determinada por Banco de México, lo que representa una situación altamente inusual en el mercado".

Inglaterra está a punto de comenzar también su ajuste monetario, y más adelante seguirá la Fed estadounidense. Habrá que ver cómo reaccionan los mercados financieros internacionales y nuestros mercados una vez que la liquidez global comience a reducirse de forma más apreciable, dijo.

Habrá también que proceder con cautela, ya que si bien los ajustes al alza de las tasas e interés parecen impostergables, aún no está claro que la economía de varios países, especialmente EU y Europa, puedan sostener el ritmo de crecimiento sin los estímulos, indica.

El alto endeudamiento en el que incurrieron las economías desarrolladas antes y durante la crisis plantea ahora el retiro de ese dinero y, con ello que el tiempo del dinero barato se está terminando, dijo José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) del Estado de México.

Ello está provocando que algunas economías desarrolladas comiencen a subir sus tasas de interés para buscar recursos que permitan financiar su déficit fiscal, independientemente de que también las presiones en los precios de algunos bienes, sobre todo en la parte energética, están presionando alza en tasas.

"México no enfrenta una situación como esa, el problema es que si la Fed decide subir su tasa de referencia, evidentemente va a provocar el consecuente aumento en la parte de las tasas internas, porque se tendría que pagar un mayor premio al riesgo para que siguieran los capitales llegando a nuestro país", dijo De la Cruz.

El inicio del retiro tanto de los estímulos fiscales, como la normalización de las condiciones monetarias en el ámbito mundial, implica que al parecer estamos llegando a la época en que todo este exceso de liquidez de los últimos tres años comenzará a retirarse, resalta Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody's Analytics.

"El gasto fiscal también ya se ha empezado a retirar en algunos países, lo cual viene a ocasionar que la cantidad de dinero en la economía, en el sistema, empiece a ser menor y, por supuesto, eleve el costo de financiamiento. Se puede decir que el retiro de los estímulos fiscales y monetarios está marcando el inicio del final de la época de dinero fácil que se dio prácticamente en los últimos dos años".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Un retiro más acelerado del estímulo monetario en EU y sobre todo en el mundo industrializado, puede apagar la pequeña recuperación que se está presentando, "puede afectar el crecimiento económico para México este año".

Sin embargo, Coutiño descarta que el retiro de estímulos se lleve a cabo de forma acelerada: más bien se dará de manera gradual, aunque el detonante de la forma en cómo se lleve a cabo será el comportamiento de la inflación.

Ahora ve
EU renueva restricciones de viaje e incluye a Venezuela, Corea del Norte y Chad
No te pierdas
×