Cámara de EU ‘termina’ batalla del gasto

Los legisladores estadounidenses aprobaron la legislación que recortará cerca de 38,000 mdd; para mantener al Gobierno activo hasta septiembre, el plan debe ser votado el viernes en el Senado.
camara de representantes estados unidos  (Foto: Photos to go)
WASHINGTON (CNN) -

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este jueves un convenio presupuestario negociado la semana pasada por el presidente Barack Obama y líderes del Congreso, que evita un bloqueo financiero potencialmente perjudicial para el Gobierno. El convenio, que incluye recortes de gasto por 38,000 millones de dólares en el actual año fiscal, fue aprobado por votación de 260 a favor y 167 en contra.

Cerca de un cuarto de los republicanos de la Cámara se opusieron porque los recortes no eran lo suficientemente profundos, mientras que más de la mitad de los demócratas se rebelaron en contra de las reducciones de gastos, temiendo que perjudiquen a los estadounidenses de bajos ingresos.

Se espera que el Senado apruebe el proyecto este jueves por la noche y lo envíe a Obama para su promulgación.

La votación en la Cámara fue el primer acto de una encendida batalla política en torno a gasto y deuda, mientras Obama y el Congreso se preparan para nuevas luchas sobre el presupuesto del año fiscal 2012 y un incremento del límite de 14.3 billones de dólares en el endeudamiento de Estados Unidos.

Obama hizo de la reducción de la deuda a largo plazo su gran prioridad el miércoles, en un discurso en el que instó a recortar 4 billones de dólares del déficit presupuestario estadounidense en 12 años, asegurando que el tema tendrá un foco primordial durante su campaña de reelección para el 2012.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, se vio en problemas para mantener bajo control a sus legisladores republicanos y obtener los 218 votos que necesitaba para aprobar el convenio presupuestario sin el respaldo de los demócratas. Eso habría fortalecido su posición en las próximas negociaciones con Obama y los legisladores.

Boehner y Obama han estado enfrentados por el tema, donde los republicanos conservadores exigen mayores recortes y los demócratas liberales defienden sus programas sociales en momentos en que la economía avanza lentamente en su salida de la recesión.

Obama defendió su llamado para elevar los impuestos a los más ricos pese a la oposición republicana, afirmando que todos los estadounidenses deben compartir por igual la carga de reducir el déficit presupuestario en el largo plazo.

El esfuerzo de Obama para suspender el recorte de impuestos a los estadounidenses más ricos, parte de su plan de reducción de deuda de largo plazo, ha sido criticado por los republicanos que sostienen que esa decisión perjudicaría a las pequeñas empresas y pondría en peligro el crecimiento de la economía.

El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, reiteró este jueves las advertencias de que un fracaso en elevar el límite de la deuda en los próximos meses sería irresponsable y podría tener consecuencias graves para la economía.

Geithner dijo a legisladores republicanos en el Congreso que ellos serían los culpables si hacían juegos políticos con el tema y el país se acercaba demasiado a una situación de incumplimiento en el pago de su deuda, que estremecería a los mercados de todo el mundo.

John Boehner dijo a periodistas la semana pasada que el acuerdo de gastos sería aprobado en la Cámara con apoyo de ambos partidos.

Sin embargo, volvió a advertir que el aumento en el límite de la deuda no sería aprobado a menos que sea acompañado de profundas reformas de gastos para enfrentar el abultado déficit fiscal de Estados Unidos.

"El debate de gastos en Washington ha dado un giro de 180 grados", declaró Boehner antes de que la Cámara abriera el debate sobre el acuerdo presupuestario, el que dijo que "no es perfecto".

"No es motivo de celebración. Esto sólo es el primer paso", indicó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El director de presupuesto de la Casa Blanca, Jack Lew, dijo que las barreras eran altas para el próximo debate sobre el déficit, que va mucho más allá de la política.

"Estamos en un punto actualmente en que nuestra situación financiera es uno de nuestros riesgos de seguridad nacional más graves", declaró Lew a CNN. "Tenemos decisiones difíciles que tomar en todas partes y ninguna de ellas puede estar fuera de la mesa de negociaciones", agregó.

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×