El maíz sube más rápido que el petróleo

Los precios de productos agrícolas frenarán la demanda de la metalurgia y energía, según expertos; el crecimiento de China, Pakistán, Brasil, Rusia acelerará la demanda de las materias primas.
MAIZ MAZOCAS ENTERAS Y CORTADAS  (Foto: Photos to Go)
SINGAPUR (CNN) -

El creciente apetito de China debería ayudar a que la agricultura tenga un mejor desempeño que otros sectores de materias primas, ya que los precios altos y la lucha contra la inflación amenazan con frenar el crecimiento de la demanda global de energía y metales. Si bien los consumidores podrían contener el gasto en las economías avanzadas a medida que sube el costo del combustible y del dinero, el crecimiento poblacional y los mayores ingresos de miles de millones de personas, desde China e India hasta México, elevan la demanda de alimentos de alto valor proteico, como el ganado alimentado en base a maíz y los lácteos.

El maíz sigue cerca del máximo que alcanzó el pasado lunes, cuando Goldman Sachs, un banco de inversión que históricamente había tenido un panorama alcista para las materias primas, advirtió a los clientes que tomen ganancias en petróleo.

Esto restó algo de impulso a toda la clase de activos, que había registrado retornos espectaculares en el primer trimestre.

Los precios del maíz siguen siendo extremadamente sensibles a las tensiones del suministro tras algunos eventos climáticos extremos como la sequía en Rusia y las inundaciones de Australia, según banqueros de inversión y gerentes de fondos como Hermes y el fondo United States Commodity Fund.

"Se ven situaciones genuinas de escasez y uno prevería que siga el suministro ajustado, y que la demanda no esté afectada por las tasas de interés", dijo Daryl French, responsable de estructura y ventas de productos de inversión de materias primas de Credit Agricole. "Yo pondría a los alimentos en esa categoría", indicó.

Si bien un sondeo de Reuters entre unos 350 economistas esta semana mostró que parece improbable que la inflación vaya a frenar el crecimiento económico global, sigue siendo una gran preocupación para los inversores, que buscan mejores retornos al explotar el desempeño relativo entre la energía, los metales y las materias primas agrícolas.

La economía china se expandió 9.7% en el primer trimestre y el alza de precios se aceleró al máximo en 32 meses, colocando presión sobre el Gobierno para que refuerce sus iniciativas destinadas a contener los precios.

Si bien la expansión china implica una demanda creciente de materias primas y respaldo para los precios, un ajuste monetario adicional para moderar el ritmo del crecimiento probablemente amenace más a las materias primas industriales que a los recursos naturales alimentarios.

"Ante un incremento de los factores de riesgo macroeconómicos, los inversores están siendo más selectivos en su exposición a ciertas materias primas", dijo Arun Assumall, director gerente de renta fija, monedas y materias primas de Goldman Sachs a Reuters en Singapur.

"Los inversores también pueden usar estrategias de opciones para tomar posiciones, limitando la exposición a las bajas", agregó.

Si bien el viernes Goldman recomendó a los inversores una ponderación inferior al mercado en materias primas en un horizonte de 3 a 6 meses, el banco dijo que los precios de la soja y los cereales podrían subir.

La carne y los lácteos se elevan

Incluso en un ambiente de tasas de interés más altas, los mercados emergentes están impulsando el crecimiento del consumo de carne y lácteos, y el maíz y la soja son fundamentales para alimentar al ganado.

Las alzas del maíz han superado a las del petróleo tanto a largo como a corto plazo.

El maíz se duplicó con creces en los diez años a diciembre del 2009, y volvió a duplicarse en los últimos nueve meses.

En cambio, el petróleo subió más de 60% la década pasada, afectado por la recesión a fines del 2009, y en los últimos nueve meses ha ascendido un porcentaje similar.

"El maíz es nuestra principal elección y una posición que hemos tenido en nuestra cartera por largo tiempo", dijo Colin O'Shea, responsable de materias primas de Hermes, que maneja 35,000 millones de dólares y destina 2,000 millones de dólares a materias primas y energía.

La demanda global de maíz ha seguido fuerte a pesar de los precios máximos. Los inventarios más ajustados desde la década de 1930 en Estados Unidos, mayor productor y exportador global, sugieren que los costos tendrían que subir aún más antes de que los importadores frenen las compras.

El contrato referencial de maíz subió a un récord de 7.83-3/4 dólares por bushel el lunes y esta semana ha estado negociándose a una prima sobre el trigo por primera vez desde 1996.

"Cada vez recibimos más interés de inversores que ven a las materias primas como, potencialmente, la forma inteligente de conseguir exposición a los mercados emergentes", dijo Frederic Lasserre, director gerente del grupo de inversiones en materias primas de Societe Generale.

"Si uno quiere tener posiciones largas en esta historia del crecimiento en China, Pakistán, Brasil, Rusia, etcétera, las materias primas serán el mejor vehículo de inversión para capturar el crecimiento a futuro", agregó.

 

 

 

 

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×