Emergentes se oponen a limitar capitales

Los países en desarrollo se resistieron a los intentos por restringir la entrada de inversiones; consideraron pertinente que las naciones desarrolladas reconsideren sus propias políticas.
prestamo-dinero-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
WASHINGTON (CNN) -

Naciones en desarrollo se opusieron con fuerza a los intentos de restringir cómo manejan las cataratas de dinero que se invierten en sus economías, y dijeron que las naciones ricas deben más bien reconsiderar sus propias políticas. La resistencia a limitar los controles de capital, un tema sensible para economías inundadas por "dinero caliente" -con un efecto inflacionario- que viene de países con bajas tasas de interés como Estados Unidos, fue generalizada entre los funcionarios de finanzas de economías emergentes en una reunión el fin de semana del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Nos oponemos a cualquier directriz, marco o 'códigos de conducta' que intente limitar directa o indirectamente, las respuestas políticas de los países que enfrentan aumentos en los flujos entrantes de capitales volátiles", dijo el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega.

El FMI este mes aprobó el uso de controles de capital, una herramienta una vez considerada como anatema en su filosofía del libre mercado, pero los países avanzados quieren establecer un marco para supervisar las políticas que usan los gobiernos, un enfoque que no convence a los mercados emergentes.

"Irónicamente, algunos de los países que son responsables por la crisis más profunda desde la Gran Depresión y que tienen aún que resolver sus propios problemas, están ávidos por prescribir códigos de conducta al resto del mundo", dijo Mantega, "incluyendo a países que están sobrecargados por los efectos indirectos de las políticas adoptadas por ello".

Brasil y otros países apuntan el dedo hacia la política de tasa de interés cero de la Reserva Federal de Estados Unidos, que lleva a inversores a inyectar dinero en sus economías en busca de mayores retornos. Estos flujos están alimentando la inflación y apreciando las monedas en mercados emergentes.

El grupo G24 de naciones en desarrollo, que incluyen a Brasil e India, instaron al FMI el jueves a adoptar un "enfoque sin prejuicios e imparcial" para manejar los flujos de capital entrante.

El Fondo debe centrarse en entender los efectos de "políticas que cruzan las fronteras", dijo el sábado el gobernador del Banco Central de Chile, José De Gregorio.

El Grupo de las 20 economías desarrolladas y emergentes (G20) retrasó el viernes una decisión final sobre cuándo los países pueden usar controles de capital y acordó seguir trabajando en un marco.

Pero la ministra de Finanzas francesa, Christine Lagarde, cuyo país es presidente del G20 este año, dijo que "parece vital contar con una serie de reglas comunes" sobre cómo administrar flujos de capital.

El secretario de Hacienda mexicano Ernesto Cordero dijo que los controles de capital "deben usarse sólo como último recursos"."

"Por suerte, hay sólo unos pocos países considerando estas medidas", dijo.

Algunos funcionarios de Finanzas dijeron que las políticas monetarias ultra flexibles y los crecientes déficit de presupuesto en Estados Unidos y otros países avanzados plantean una amenaza para la recuperación global de la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.

"La situación fiscal en las economías avanzadas nos causa gran preocupación, y es en esta área que vemos los grandes riesgos para la economía global", dijo al panel asesor del FMI el ministro ruso de Finanzas, Alexei Kudrin.

El FMI esta semana destacó que la brecha del presupuesto de Estados Unidos iba camino de tocar el 10.8% de la producción económica este año, y urgió a Washington a ajustarse el cinturón.

Fustigan a EU por déficit

Líderes financieros del mundo reprendieron el sábado a Estados Unidos por no hacer lo suficiente para reducir su excesivo gasto y advirtieron que las tensiones fiscales en los países ricos amenazan la recuperación global.

Aunque la posibilidad de que haya una guerra de divisas y la creciente crisis de deuda en Europa siguieron sobre la mesa, los ministros de Finanzas reunidos en Washington en la cita de primavera boreal también exhortaron a Estados Unidos a reducir su deuda, que trepa a 14 billones de dólares.

A pesar de que la mayor parte de las críticas vinieron de los mercados emergentes, algunos países desarrollados también se unieron a las propuestas.

"La situación fiscal en las economías avanzadas nos provoca una gran preocupación, y es en esta área que vemos mayores riesgos a la economía global", dijo el ministro de Finanzas ruso, Alexei Kudrin, ante el panel del FMI.

El FMI advirtió esta semana que el déficit de Estados Unidos se encaminaba a alcanzar el 10.8% del PIB de este año. La entidad urgió a Washington a que implementara rápido un plan creíble de ajuste.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La Casa Blanca ha expresado su preocupación sobre la retirada de los estímulos de forma muy rápida y el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, dijo a sus pares el sábado que la cautela era necesaria.

Pero incluso Geithner dijo que Estados Unidos reconoce la necesidad de atajar el déficit del presupuesto, y rápidamente admitió que estas prácticas contribuyen a los desequilibrios globales.

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×