En EU quieren la gasolina de México

Los conductores están afrontando nuevos riesgos al cruzar la frontera para abastecer sus tanques; tienen que estar dispuestos a correr el riesgo de asaltos, robos y secuestros por parte del narco.
gasolina auto  (Foto: AP)
SAN ANTONIO, Texas (CNN) -

Los conductores estadounidenses en la frontera sur podrían reducir 1.20 dólares o más por galón de sus crecientes costos de gasolina en este momento. Pero hay una trampa. Tienen que estar dispuestos a afrontar las largas demoras en la frontera y correr el riesgo de robos, secuestros y violencia de los carteles de drogas para alcanzar las estaciones de servicio en México.

Entre los que hacen el viaje está Chad Foster, un ex alcalde de Eagle Pass, Texas, quien hizo el trayecto por el Río Grande a Piedras Negras, en el estado del norte de México de Coahuila.

"Cuando los precios de Piedras están más bajos que los nuestros, un grupo de residentes de Eagle Pass va a Piedras Negras a llenar el tanque," dijo Foster, quien trabaja en el mercado inmobiliario.

El precio de bomba de la gasolina regular con bajo contenido en plomo subió a un promedio de 3.82 dólares el sábado en Estados Unidos, de acuerdo al reporte de medición de combustible diario de la AAA, con precios cercanos a 4.20 dólares en California.

Los precios de bomba suben porque el precio del petróleo se elevó a 109 dólares por barril por una economía local más fuerte y la guerra en Libia que limita su producción.

Pero al sur de la frontera los precios en una estación de servicio el viernes iban desde 34.4 pesos por galón de gasolina regular a 38.8 pesos por Premium -equivalentes a 2.94 dólares a 3.31 dólares por galón-.

El renovado interés por gasolina barata en México -donde la compañía petrolera estatal Petróleos Mexicanos planea gastar cerca de 1,300 millones de dólares para subsidiar el combustible este año- es un eco de lo ocurrido en julio del 2008 cuando los precios promedio tocaban un récord de 4.11 dólares por galón en Estados Unidos.

Los ánimos se crispaban en largas filas y pocos suministros en 2008 cuando los conductores estadounidenses llenaban las estaciones del norte de México.

Pero esta vez, la creciente violencia relacionada con los cárteles de la droga y los enormes tiempos de espera en los cruces fronterizos están dando a algunos residentes de las grandes ciudades fronterizas de California y Arizona una pausa.

La violencia de los cárteles dejó más de 12,400 muertos el año pasado en México. La mayoría de las muertes se produjeron en estados fronterizos con Estados Unidos. El número de secuestros y extorsiones también ha aumentado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Si eso no fuera suficiente para no incentivarse, Estados Unidos y México han estrechado la seguridad en los cruces a lo largo de la frontera para reducir el contrabando de inmigrantes, drogas, armas y dinero en efectivo.

Los retrasos en los cruces llegan a ser de varias horas, lo que ha alejado a algunos conductores.

Ahora ve
Maduro denuncia “ataque terrorista de la derecha” a Tribunal Supremo de Justicia
No te pierdas
ç
×