Mercados emergentes, a merced de la Fed

Subir 1 punto porcentual la tasa de EU les baja 23% el flujo de capital, dice un reporte de BofA-ML; la duda es si podrán mantener el apetito por riesgo al terminar el &#039QE2&#039: analistas de Saxo
emergentes  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un aumento de 100 puntos base a los retornos de los bonos del Tesoro a 10 años produciría una reducción de 23%en los flujos de capitales de inversionistas extranjeros que se han trasladado hacia los mercados emergentes, según estimaciones del equipo económico de Bank of America-Merrill Lynch (BofA-ML).

Observando las implicaciones la segunda ronda de relajación cuantitativa (QE2), o la 'segunda ronda de compra de activos' por parte del Banco Central de EU -que ha contribuido a alimentar el rally alcista del mercado accionario- representaría un crecimiento de 6% para los flujos hacia los mercados emergentes. Esto significa 60,000 millones de dólares extras hacia estas economías durante el año.

Con las compras de bonos por parte de la Fed en 10%, este desbordamiento parece ser sustancial, pero observando el panorama completo, la aportación del 6% en realidad es pequeña, indican los economistas de BofA-ML.

Tras la recesión, los flujos brutos hacia mercados emergentes han avanzado a pasos agigantados -de entre 30% a 40% anual- y si  bien es cierto que la Fed apoyó el aumento de estos capitales al elevar la confianza mundial, parece exagerado señalarlo como el principal responsable del incremento de estos recursos hacia economías en desarrollo.

Los mercados emergentes ciertamente tienen un problema de administración de los flujos de capital, pero la solución no está en Washington.

Mientras luchan contra precios de activos debilitados, los agobiados funcionarios de los mercados emergentes culpan al creciente balance general de la Fed por los fuertes influjos de capital que han llegado a sus mercados financieros, agregan los economistas de BofA-ML.

Para el equipo de estrategas de Saxo Bank, la pregunta que queda en el aire es si el apetito de riesgo podrá mantenerse en pie por sí mismo cuando se acabe el estímulo.

El rally  bursátil que se observó a finales de 2010 se debió tanto a la mejora en los fundamentales, como a la promesa de la Fed de mantener las tasas a corto plazo en niveles bajos, ofrecer la liquidez necesaria y, con ello, motivar el aumento del consumo y el valor de las carteras de los ciudadanos estadounidenses.

En el mercado existe consenso de que los repuntes en las tasas de interés de EU, ya están descartados para este año, pero los economistas de Saxo Bank se preguntan si Ben Bernanke llevará a la Fed hacia un tercer alivio cuantitativo (QE3).

El nuevo Congreso, de mayoría Republicana, no se ha opuesto a los experimentos del presidente de la Fed y parece que el ente emisor estadounidense sólo está esperando pacientemente a que siga debilitándose la economía para tener argumentos suficientes a favor de una nueva relajación cuantitativa, consideran.

El problema del pez grande y el pez pequeño en el mismo estanque

Tomando distancia del debate internacional sobre política monetaria, Andrew Haldane del Banco de Inglaterra recientemente expuso una perspectiva muy interesante sobre los desequilibrios de flujos de capital.

De acuerdo a Haldane, lo que se observa es una carrera entre los mercados de capitales de los mercados emergentes, y los inversionistas internacionales de países desarrollados.

A los mercados emergentes les está costando trabajo profundizar sus mercados de capital domésticos para impulsar el crecimiento, mientras que los inversionistas en el mundo desarrollado diversifican sus portafolios buscando mejores oportunidades de riesgo/retornos. Los inversionistas acaudalados del mundo están perdiendo la preferencia que tenían por sus propios mercados.

Las cifras confirman que desde 1980 los inversionistas se han visto más atraídos por la renta variable internacional. Esto obviamente con la lógica de buscar mejores retornos fuera de su propio mercado.

El problema, agrega el equipo económico de BofA-ML, es que las tenencias de renta variable en el mundo desarrollado son de tal magnitud que incluso pequeños movimientos en la colocación de activos empujan billones de dólares hacia los mercados emergentes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Y cuando el gran pez llega al pequeño estanque de los subdesarrollados mercados de capital de los países emergentes, la estabilidad financiera se pone en riesgo. Las metáforas de Haldane sugieren que el problema empeorará.

Esto genera preguntas importantes sobre la política; por ejemplo, sobre la conveniencia del uso amplio de controles de capital, y no sólo en países en desarrollo. Por lo anterior, es muy probable que este otoño el debate sobre controles de capital sea uno de los principales temas del foro Perspectiva Económica Mundial (WEO) del Fondo Monetario Internacional.

Ahora ve
Protestas dentro y fuera del Congreso por el proyecto de salud de Trump
No te pierdas
ç
×