Afores limitan inversión en desarrollo

De 1.3 billones de activos que manejan apenas 1% va a capital privado, dice Víctor Esquivel de KPMG; anticipa cambios para que la inversión la canalicen cuando el proyecto esté listo y no antes.
capital privado  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las Administradoras de Fondos de Ahorro para el Retiro (Afore), se han convertido en la base de inversionistas que necesitaba el país para impulsar el capital privado y desarrollar proyectos de infraestructura.

Sin embargo, los proyectos o no llegan o tardan en cristalizar y la mayor parte de los poco más de 35,000 millones de pesos (mdp) de los recursos de los trabajadores que se han canalizado a través de los Certificados de Capital de Desarrollo (CKDes) siguen esperando a que se concreten las inversiones.

Al cierre de marzo pasado, el total de recursos administrados por las Afore ascendió a poco más de 1.395 billones de pesos, de los cuales menos de 1% está invertido en capital privado (CKDs), comenta Víctor Esquivel, socio de la Práctica de Servicios en Asesoría Financiera de la firma de consultoría KPMG en México.

"El dinero que está invertido hoy en CKDes aún no han entrado en proyectos, sino que se encuentra en un fideicomiso que a su vez invierte en papeles del Gobierno, por lo que no tiene mayor riesgo porque esté sentado en la caja o en la tesorería de alguien".

Están recibiendo el mismo rendimiento que tienen en sus carteras, "no es la razón ni el objetivo invertir en un CKDes para tener el mismo rendimiento que da el papel gubernamental, pero tienen que hacerlo mientras el dinero se invierte".

Por ello, explica que se está trabajando en un cambio regulatorio que permita que los recursos de las Afores canalizados a CKDes se entreguen cuando se vaya a realizar el proyecto y no desde el primer día en que se levanta el capital. Así es como funciona la industria en el ámbito internacional".

En otras economías que utilizan a los fondos de pensiones para canalizarlos a proyectos de inversión y maximizar el rendimiento, la inversión se compromete, pero "el dinero fluye hasta que se hace la inversión del proyecto. Eso sería bueno, pero la legislación no lo permite y se están haciendo los cambios regulatorios necesarios para que las Afore puedan hacer ese tipo de inversiones".

De todas formas, aclara, el dinero de los trabajadores que se ha dirigido a un CKD está seguro, porque se encuentra depositado en un fideicomiso y "lo que pretendería la nueva regulación es que no están sentados esperando a que se concrete el proyecto y, mientras tanto, invertir en Cetes, sino canalizar el capital cuando el proyecto ya sea un hecho".

El CKD más "viejo" tiene 14 o 15 meses que salió, explica Esquivel, mientras que el más joven fue lanzado la semana pasada. "Los CKDes que salieron hace 14 meses apenas están haciendo inversiones en las primeras empresas o activos, de acuerdo con su plan de negocios, pero durante este tiempo, mucha de la dedicación de las Afore, reguladores y de todos los participantes fue levantar el dinero, pero ya las siguientes emisiones serán más regulares y continuas ".

Respecto al comportamiento que muestra en México el capital privado, el socio de la Práctica de Servicios en Asesoría Financiera de la firma de consultoría KPMG en México, dice que se está en el camino correcto y precisamente un cambio importante que se hizo hace dos años fue permitir a las Afore entrar al capital privado.

"México normalmente capta entre 500 y 700 millones de dólares y quizás sumando lo que no se revela sería del doble, pero es una cifra pequeña. En el rubro de capital privado, es posible crecer 10 veces más, tomando esos montos", por lo que califica de un paso importante el hecho de que ahora el dinero de los mismos mexicanos se ponga a trabajar para financiar empresas mexicanas familiares que requieren dinero".

Aunque considera que no existe un nivel óptimo de capital privado en una economía, Inglaterra invierte cerca de 1.36% de su PIB, mientras que Brasil el 0.11%, Chile el 0.14% y México 0.04%, de acuerdo con cifras de Latin American Venture Capital Association (LAVCA).

Para crecer más en este rubro "falta conocimiento acerca de qué es el capital privado, cómo funciona, cómo beneficia a una empresa y que sepa distinguirlo de un préstamo financiero o bancario, ya que sólo 1 de cada 5 de los entrevistados que participaron en su encuesta de Perspectivas de Alta Dirección dice que tiene en mente platicar con un fondo de inversión.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Entonces, 4 de cada 5 no lo tienen en mente, y esto refleja también que es un tema de falta de mayor conocimiento por el lado de las empresas familiares para que utilicen este tipo de capital. Empiezan a verse ciertos cambios tangibles, no a la velocidad que se requiere, pero sí se está avanzando".

Por lo que estima que en un quinquenio, México estará avanzando de forma importante para tener este tipo de recursos que permita financiar nuevos proyectos y estimular el crecimiento de las empresas.

Ahora ve
Trump causa nueva polémica por supuestas condolencias a la viuda de un soldado
No te pierdas
×