Piratería, negocio de hombres jóvenes

La actividad se aglomera entre la población de 18 a 25 años, según una encuesta del sector privado; problemas laborales, económicos y la tentación de ganar ‘dinero rápido’ impulsan esta decisión.
policia internet pirata vigilancia justicia computadora disc  (Foto: Photos to Go)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En los últimos cinco años, la piratería en México se transformó en un negocio que creció 500%, y se sofisticó al especializarse en productos populares con presentaciones económicas, o destinados a nichos de mercado más grandes.

A esa conclusión llegó un estudio de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI), el cual también menciona que las edades de quienes realizan este delito oscilan (en un gran porcentaje de los casos) entre los 18 y 25 años.

La situación laboral es el tema que más agobia a este sector de la población. El 35.6% de jóvenes entre 18 y 29 años menciona la falta de oportunidades laborales como el principal problema a enfrentar, seguido de las adicciones, con 11.1%, según la Encuesta Nacional de Discriminación, realizada en más de 13,000 hogares por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y el Área de Investigación Aplicada del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

La baja remuneración, aunada a la dificultad de encontrar un empleo estable, pueden generar en los jóvenes la voluntad de participar en estos negocios. En muchos casos, además de vivir en una situación de pobreza, la población de menores se puede enfrentar a la tentación del dinero fácil. Se preguntan "¿porqué estar tantas horas en un trabajo que paga poco? Si en otro puedo conseguir cierto ingreso en menor tiempo". La decepción del empleo es el tema donde más tienen que trabajar escuelas y familias, dice la orientadora vocacional y psicóloga por la UNAM, Fernanda Pérez.

Los chicos entre 18 y 25 no sólo trabajan en la piratería, sino que son grandes consumidores. Las personas de nivel económico medio y superior de esas edades son quienes más adquieren artículos apócrifos, según datos de la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana.

Entre los sectores más golpeados por este delito, de acuerdo con datos de la Confederación, destacan la industria del vestido: de cada 10 prendas, cinco tienen su origen en la falsificación; y el cine, donde nueve de cada 10 películas adquiridas son ilegales.

Hasta hace cinco años, la piratería clonaba objetos de valor aspiracional (artículos de lujo). Ahora, va en aumento la copia de productos de marcas relativamente baratas. Otra tendencia es hacer nueva mercancía de firmas reconocidas, aunque esa marca no elabore dichos diseños, dice el presidente de GMSI, Alejandro Desfassiaux.

"No existe una cultura de prevención delictiva en las empresas. La información clave no se regula y esto genera que la piratería crezca un promedio de 100% año tras año", advierte Desfassiaux.

Los 'meros, meros' en copias

El análisis de la empresa de seguridad refiere que las entidades en que mayor número de delitos contra la piratería se detectaron entre 2006 y marzo de 2011, son: Distrito Federal (27.6%), Estado de México (6.2%), Nuevo León (5.4%) y Jalisco (4.9%).

En la capital del país, las delegaciones más activas en edicha actividad son Cuauhtémoc, Venustiano Carranza y Gustavo A. Madero. Las zonas en las que se tienen identificados estos ilícitos son el Centro Histórico, Morelos, Plan Tepito, Merced Balbuena, Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Vallejo y San Juan de Aragón.

En el Estado de México, los municipios que registran mayor índice delictivo en el tema son: Naucalpan (23%), Toluca (18.7) y Ciudad Nezahualcóyotl (12.8%). En Nuevo León, los centros primordiales para esta actividad son Monterrey y Guadalupe. Finalmente, en Jalisco el mayor porcentaje de casos de piratería se concentra en Guadalajara y en Zapopan.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los principales lugares donde se fabrican copias ilegales de productos son la calle, con 48.9% de las incidencias; seguido de comercios (25.7) y casas habitación (12.1%). Quienes ejercen la piratería, en poco más del 90% de los casos, son del sexo masculino. Respecto a edades, los 'clonadores' tienen menos de 18 años (en el 21.4% de los casos); de 18 a 25 años, con 35.7%; y el 7.1% corresponde a personas entre 26 y 35 años. 

El análisis de GMSI añade que, entre las principales razones argumentadas para comprar piratería, los consumidores hablan de accesibilidad (mayores puntos de venta), variedad y mucho menor costo.

Ahora ve
Una familia se reencuentra con su perrita después de los incendios en California
No te pierdas
×