El antagonismo al interior de la Fed

Los gobernadores del Banco Central expresan posiciones contrarias acerca de las tasas de interés; la mayoría apoya el mantener los réditos bajos, pero la minoría señala el peligro inflacionario.
bernanke  (Foto: AP)
ATLANTA/ CINCINNATI/NUEVA YORK (CNN) -

Los gobernadores de la Fed en Atlanta y Cleveland se pronunciaron por continuar la tendencia de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) por mantener las tasas de interés bajas, ante una perspectiva inflacionaria estable a futuro. Pero un grupo de gobernadores, minoritario al interior de la junta de la Fed, ha pedido al Banco Central comenzar a subir los réditos de referencia este año, ante una perspectiva inflacionaria al alza.

Dennis Lockhart, titular de la Fed en Atlanta, dijo que el crecimiento económico de Estados Unidos aún es demasiado débil para reducir significativamente el desempleo, y los mayores precios del petróleo y la renovada debilidad de la vivienda también representan riesgos.

"El impacto inflacionario de algunos choques de oferta probablemente sea temporal", dijo Lockhart.

"De hecho, los precios de algunas materias primas se han estabilizado o han bajado en el último tiempo", agregó.

Sandra Pianalto, titular de la entidad monetaria en Cleveland, comentó que ve bajos riesgos de que la inflación suba pese a las recientes alzas en los precios de las materias primas, lo que indica una baja ansiedad dentro del Banco Central para subir las tasas de interés pronto.

"No espero que la inflación permanezca sobre el 2% más allá de este año", dijo la presidenta de la Fed de Cleveland.

Los consumidores compran más servicios que bienes, y los precios de los servicios están afectados más por costos laborales que por los precios del petróleo y las materias primas, dijo Pianalto en un discurso en la Xavier University en Cincinnati.

"Sin presiones para elevar los salarios, existe poca presión para subir los precios de los servicios", agregó.

Pero el presidente de la Reserva Federal de Minneapolis, Narayana Kocherlakota, reiteró su sugerencia de un alza de medio punto porcentual en la tasa de interés hacia fines de año, inclinándose a lo que parece ser la visión de una minoría del Banco Central estadounidense.

En comentarios similares a un discurso que ofreció la semana pasada, el jefe del más pequeño banco regional de la Fed expresó que ve a la inflación subyacente subiendo al 1.5% a fines de año, aún por debajo de la meta informal de la Fed del 2%, pero casi el doble de la tasa del año pasado.

Si ese pronóstico se materializa, "la Fed entonces estaría más cerca a su mandato de estabilidad de precios y por lo tanto debería aliviar la presión sobre el pedal de la gasolina monetaria", dijo.

"Mi recomendación en este escenario sería subir la tasa federal de fondos en 50 puntos básicos", agregó en comentarios preparados para pronunciarlos ante un encuentro del Club de Pronosticadores de Nueva York.

El incremento aún dejaría la política monetaria de la Fed ampliamente expansiva, agregó, "sólo que no tan expansiva como a fines del 2010".

En caso de que la inflación avance con más velocidad de lo esperado, al 1.8% este año, la Fed debería subir las tasas con más agresividad, afirmó.

La Fed mantiene las tasas en cerca de cero desde diciembre del 2008 y va camino a concluir la compra de 2.3 billones de dólares en bonos del Tesoro a largo plazo en junio para bajar aún más el costo del préstamo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El cauteloso optimismo de Lockhart respecto al panorama económico del país sugiere que no apoyará un alza de tasas de interés por el momento, pese a las especulaciones en los mercados financieros sobre el riesgo de inflación.

Como un ex banquero internacional, Lockhart dijo que el trabajo de la Fed era asegurar que una escalada inflacionaria de corto plazo no se convierta en un incremento disparatado de precios en la economía.

Ahora ve
Los bomberos rescatan a un perro atrapado en un arroyo congelado
No te pierdas
×